Artículo de Revisión: Helicobacterias en Humanos y en Canino

ASPECTOS HISTÓRICOS, EPIDEMIOLÓGICOS Y PATOLÓGICOS DE LAS HELICOBACTERIAS EN HUMANOS Y EN CANINOS

Diana Naranjo Restrepo1, Manuel A. Suárez Camargo1, Martín A. Bayona2,
Manuel Gallego3, Mairo Urbina4, Diana Patricia Rojas5

RESUMEN

El Helicobacter pylori -bacteria del género Helicobacter- está presente en la mucosa gástrica de los humanos- y se relaciona con la etiología de enfermedades ácido-pépticas benignas y malignas, de las cuales hacen parte las gastritis, úlceras de tipo gástrico y duodenal, adenocarcinoma gástrico y linfoma gástrico no Hodgkin del tejido linfoide asociado a la mucosa (MALT). Esto le ha dado relevancia a su diagnóstico temprano y tratamiento, incentivando el estudio sobre factores de riesgo, medio de contagio y prevalencia con alta implicación en salud pública. A su vez se han realizado investigaciones que han evidenciado la presencia de especies Helicobacter en la mucosa de animales domésticos, de los géneros H. heilmanni, felis y rappini, con posible colonización en mucosa gástrica humana, implicando un componente zoonótico.

Existe gran interés por parte del personal de salud en el conocimiento de su prevalencia en la población en general, tipos de transmisión, manifestaciones clínicas, diagnóstico y tratamiento. Debido a la popularidad del tema del H. pylori -tanto en manifestaciones clínicas como en el pronto tratamiento farmacológico- se ha venido encontrando resistencia bacteriana de manera creciente en la población tratada. Esto ha obligado a la comunidad científica a desarrollar vacunas con efecto profiláctico y terapéutico.

Palabras clave: Helicobacteriosis, humanos, caninos, mascotas, patogénesis

HISTORICAL, EPIDEMIOLOGICAL AND PATHOLOGICAL ASPECTS OF HELICOBACTERIA INFECTIONS IN HUMANS AND DOGS

ABSTRACT

Helicobacter pylori -bacteria of genus Helicobacter-is present in human gastric mucosa and plays an ethiological role in acid-peptic conditions, both benign and malignant, such as gastritis, gastric and duodenal peptic ulcers, gastric adenocarcinoma and non- Hodgkin lymphoma of lymphoid tissue presentin gastric mucosa (MALT).

Since early diagnosis and treatment are relevant, interest have been placed on studying risk factors, contagiousness and prevalence, facts related to public health. New research has shown H. heilmanni, felis and rappini in pet’s gastric mucosa, with an eventual zoonotic component for a possible infection of human gastric mucosa.

Key words: Helicobacteriosis, human beings, dogs, pets, pathogenesis

INTRODUCCIÓN

En la última década se ha puesto en evidencia la importancia de Helicobacter pylori (Hp) en la patología gástrica y duodenal en el hombre. Hoy se acepta que H. pylori no infecta sólo de forma natural sino también de forma artificial a la mucosa gástrica.(CG). De las especies del género de Helicobacter, H. pylori es la especie reconocida como más patógena en humanos. La gastritis crónica con atrofia y metaplasia intestinal, producida fundamentalmente por H. pylori es el principal factor de riesgo para cáncer gástrico (Figura 1). Sin embargo, no es vigilada de manera sistemática por el gastroenterólogo. Otras especies de helicobacterias gástricas como Heilmanni, felis y rappini son de menos prevalencia en humanos, pero pueden colonizar tanto a las personas como a los perros (1-3).

La alta prevalencia e incidencia de H. pylori enla mucosa gástrica de los humanos y la variedad de patologías con ésta infección como gastritis, úlcera duodenal, úlcera gástrica, adenocarcinoma gástrico y linfoma gástrico no Hodgkin, se han convertido en un problema de salud pública debido a que su contagio y desarrollo está estrechamente relacionado con condiciones higiénicas y hábitos alimenticios. Como la transmisión de H. pylori se produce por vía oral-oral o fecal-oral, los factores de riesgo para el contagio de esta bacteria se han cuestionado y no están muy claros, no obstante ya se han establecido factores como: Nacimiento o residencia en un país en desarrollo, nivel socioeconómico bajo, hacinamiento doméstico, malas condiciones sanitarias de vida, agua o alimentos no lavados y exposición a contenidos gástricos de individuos afectados (3).

Flatland, mediante estudios de infección de H. pylori en humanos y animales demostró alteración de la secreción ácida en caninos. El estudio de la infección natural de H. pylori en perros y gatos demostró que Helicobacter predomina colonizando el fundus gástrico y cardias, asociado con mediadores de la inflamación (4-5) Se encontró presencia de infección de H. pylori en personal médico que ha intervenido en estudios de H. pylori en animales, lo cual sugiere que la infección por Helicobacterias podría ser zoonótica, debido al contacto con perros y/o gatos y su relación con humanos (4-5).

En humanos el reservorio de H. pylori es el estómago; los factores de riesgo por la infección por H. pylori en humanos incluye la edad y el nivel socioeconómico. El papel de H. pylori en la enfermedad gastrointestinal en perros y gatos es incierta (4).

Helicobacter pylori se ha encontrado en todos los países del mundo, pero su prevalencia varía sustancialmente, dependiendo del nivel socioeconómico. La prevalencia en Estados Unidos de América, fue estimada en 30% al 40% en 1990. Existe una alta prevalencia en inmigrantes, asiáticos, Este de Europa y África, donde la mayor población infectada son los afro americanos e hispanos frente a los estadounidenses de raza blanca. Los nativos americanos (indígenas) tienen mayor riesgo de contraer la infección por H. pylori en el estado de Alaska (6).

Lesión por la bacteria Helicobacter pylori

En el tercer milenio se ha puesto en evidencia la importancia de H. pylori, en intentos tanto de identificación como de aislamiento que se han hecho de la mucosa gástrica canina. Desde 1906, Balfour demostró la existencia de espiroquetas localizadas en las ulceras gástricas e intestinales de perros y monos. En ese mismo año Krienitz realizó la primera descripción de este tipo de microorganismos en estómagos de pacientes con cáncer gástrico (6). Sin embargo, H. pylori es la especie reconocida como la más patógena en la especie humana, las otras especies de helicobacterias gástricas (heilmanni, felis y rappini) son menos prevalentes y de menor capacidad patógena en humanos, pero pueden colonizar tanto a las personas como a los caninos, por ello la admisión biológica de las helicobacterias para producir gastritis en caninos; es importante conocer el papel que éstas tienen en la mucosa gástrica canina y como paso inicial, se debe conocer su prevalencia y su asociación con gastritis en el medio (7-8).

Más de 30 helicobacterias pueden ser identificados en humanos y animales, una de éstas especies pueden ser encontradas en el estómago y otras en el intestino e hígado (9).

La introducción de la prueba histopatológica ha significado una verdadera revolución en la identificación de H. pylori en la mucosa gástrica. La toma de dos o más biopsias del antro teñidas con hematoxilina-eosina establece el estado de infección (10).


1 MD. (UDCA), Bogotá. Auditoría Médica (Dra. Naranjo), Epidemiología (Dr. Suárez).
2 BSc. Coordinador de Microbiología. Facultad de Medicina.
3 MVZ, MSc. Microbiólogo. Coordinador Enfermedades Infecciosas. Facultad de Veterinaria.
4 MVZ, MSc. Epidemiólogo. Facultad de Veterinaria.
5 MD, MSc. Epidemióloga. Facultad de Medicina.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!