Revisión de Tema: Conceptos Modernos Sobre Psiquiatría, Psicoanálisis y Salud Mental

Guillermo Sánchez Medina2

Resumen

El objetivo de este artículo es hacer una sucinta síntesis del estado conceptual de la psiquiatría y el psicoanálisis y la salud mental en el Siglo XXI. Actualmente se continúan las investigaciones neuropsíquicas valiéndose de conocimientos físico-­químico-­cuánticos que operan en forma compleja en los sistemas de red neuronales con los bits cuánticos. Los modelos psicoanalíticos siguen vigentes y algunos son factibles de ser explicados por medio de la física ondulatoria, no sin descartar los procesos de transferencia contratransferencia y las primeras relaciones vinculares madre-­bebé que son las bases para la salud mental.

Palabra Clave: Investigaciones neuropsíquicas, red neuronal, modelos psicoanalíticos, sistemas psíquicos, procesos psíquicos, posiciones psíquicas, nanorrobótica, transferencia contratransferencia, relaciones madre bebé, programas mentales.

Modern Concepts on Psychiatry, Psychoanalysis and Mental Health

Abstract

This paper summarizes psychiatry, psychoanalysis and mental health conceptual approaches in the twenty-­one century. Neuropsychology research is currently undertaken, using quantum physical­chemical knowledge that operates in a complex manner with quantum bits over the neuronal nets. Psychoanalytical models are still used;; undulant physics, transference-counter transnference proceses, first mother, and baby links could even explain some of them, which are the basis of mental health.

key words: neuropsychic research, neuronal net, psychoanalytical models, psychic systems, psychic processes, psychic positions, nanorobotics, transference-­countertransference, mother baby relationship, mental programs.

Introducción

Cuando decimos psiquiatría ya nuestro imaginario se ubica en la psiquis y en sus múltiplesvicisitudes, entre ellas las del absurdo hasta llegar a la locura y también pensamos en el cerebro y en todo el sistema nervioso. Hace 60 años los que estudiábamos esta especialización la realizábamos integrando la neurología y psiquiatría, y algunos, en el caso mío, la endocrinología y el psicoanálisis; este último como un método básico de investigación psíquica;; a su vez, los que teníamos interés en elpsicoanálisis debíamos ser no solamente médicos sino neuropsiquiatras. Ha pasado más de medio siglo y actualmente hay muchas sociedades psicoanalíticas que no exigen el ser médico y psiquiatra, esto debido a intereses de distinta índole;; sin embargo, los institutos psicoanalíticos demandan ser profesional en medicina o psicología clínica;; además de cumplir con altos requerimientos académicos teóricos-­técnicos y clínicos. Actualmente no solo existimos los médicos del siglo pasado, sino del concepto de “especialidad” lo cual significa la especificidad de una soloa aplicación técnica sino del concepto de integralidad (cuerpo-mente) del ser humano (1­3).

Psiquiatría y Psicoanálisis

Las investigaciones neuropsíquicas han tenido su desarrollo en diferentes partes de nuestro planeta en distintos e importantes universidades e institutos y desde diferentes perspectivas;; aún más, en la actualidad el Presidente de los Estados Unidos B. Obama ha lanzado el proyecto ya intentado años atrás de la construcción del “mapa” exacto del cerebro con un presupuesto de tres mil millones de dólares por año durante 10 años, para detectar cómo se alteran las funciones cerebrales y con ello las psíquicas;; por ejemplo, el Alzheimer y tantas otras (4). La Unión Europea también lanzó un costoso programa para la construcción de un cerebro humano simulado (5). En el año 2013 apareció la última “guía de consulta de los criterios y diagnósticos del DSM-­V”. Existen ciertos reparos a esta clasificación; seguramente en el futuro habran otras clasificaciones (6).

El estudio del cerebro y de la mente partió de diferentes puntos algunos equidistantes, y, que ahora, en el Siglo XXI se están haciendo presentes para crear un estado avanzado en el conocimiento cientifico de la psiquis. Actualmente el concepto de materia y energía se alternan manifestándose como una u otra;; fue así como nos lo aclaró Einstein con su ecuación E=mv2 de tal manera se integra la materia y energía y el pensamiento filosófico de la sustancia del ser. Sigmund Freud en 1938, en su obra “El Esquema del Psicoanálisis” escribió: solo cabe admitir… que… existen procesos físicos concomitantes de lo psíquico, siendo evidentes que forman series más compljas que la s psiquicas …”. (1). En el estudio de las neurociencias, nos encontramos con los conceptos de glía, redes, sinapsis, citoesqueleto y neurotransmisores;; es así como llegamos al estudio de la química molecular, en que los péptidos participan en el control de la dinámica cerebral a través de los neurotransmisores como la serotonina (2);; también llegamos a la física y a la mecánica cuántica;; es decir, la función de las partículas elementales cuánticas que se miden a través de la función de onda;; así también nos hallamos con la geometría y las matemáticas;; el álgebra, el cálculo y la estadística para calcular y demostrar el comportamiento de las ya mencionadas partículas elementales o cuánticas (3).

Para llegar a nuestra meta, es necesario tener muy en cuenta los conceptos de red y de sistemas de funcionamiento, en especial el sistema neuro psicosomático.

El sistema psíquico comprende dos campos el consciente y el inconsciente para llegar al conocimiento y de éste partir al pensamiento pasando por la sensopercepción, la representación, la atención, la memoria, el aprendizaje y la inteligencia y otras más, todos ellos provenientes de los ya mencionados funcionamientos sistémicos y el concepto de red y sistemas.

¿Cómo se realizan todos estos procesos? La respuesta la vamos a ver a través de las ya mencionadas funciones y reacciones psico-físico-químico-cuánticas de las neuronas que forman una red de señales que operan en las distintas áreas cerebrales, empleando mensajeros químicos e impulsos eléctricos neurobiológicos. Vale la pena aclarar que existen en la corteza cerebral cien mil millones de neuronas (entre 1011, 1012) y con 1014 conexiones sinápticas (entre 100 a 500 billones de sinapsis);; en un niño alcanza los mil billones de sinapsis (3). El modelo sináptico contempla el área presináptica, la hendidura sináptica y el área postsináptica dentro de la red neuronal en donde opera la sinapsis cuántica.

veamos ahora muy superficialmente la operatividad de la sinapsis cuántica desde una molécula de ADN y el átomo de oxígeno;; un núcleo con un neutrón, un protón y dentro de estos últimos los quarks. Tanto los electrones como las partículas contenidas en los protones y neutrones se denominan partículas elementales que no son divisibles y que tienen sus fuerzas, movimientos o giros, a la vez, los giros pueden ser positivos o negativos y todos ellos constituyen los “bits cuántico” o “qbit” los cuales en su trayectoria señalizan o codifican la información proveniente de las sensopercepciones y con ello los productos que denominamos representaciones conscientes e inconscientes, fantasías, pensamientos y palabras (verbales y escritas), etc.

Los “bits cuánticos” aparecen un billón por segundo, con grafos de señalización, y circuitos, en una trayectoria química eléctrico-cuántica;; esto opera en los micro y nana túbulos de la tubulina a, b, y. Todas estas xodificaciones conforman conjuntos o elementos del sistema psíquico en relación con el mundo interno y el mundo externo del medio ambiente social. Es así como también podemos entender mejor la psicolingüística (7).

Se conoce cómo las señales en el cerebro en las redes neuronales presentan un comportamiento dual onda-partícula. La forma como el cerebro almacena y procesa información está a una escala molecular atómica y radica en la configuración de la energía y el movimiento electrónico implicado en el transporte de la información ya sea intra o interneural. Por lo tanto la materia intercambia información y la información es energía.

Las senso-percepciones, la memoria, las representaciones y el pensamiento se hallan almacenados y procesados en moléculas y átomos. La memoria y su relación con el cerebro va más allá de lo fisiológico ; Existe un vinculo que obedece a los principios de la mecánica cuántica y a la teoría de los sistemas dinámicos no lineales o complejos.

En síntesis podemos inferir que existe una interrelación entre la física cuántica y la psiquis. Es así como podemos comprender cómo a cada proceso psíquico le corresponde una función de onda probabilística y/o densidad de onda cuántica. Lo que no sabemos por ejemplo, es cuáles son las moléculas partículas y circuitos responsables de cada una de las funciones psíquicas y de las fantasías conscientes e inconscientes.

Los modelos psicoanalíticos representados como órbitas, aparecidos en el Siglo XX siguen vigentes al igual que los conceptos de instinto (libido-tánatos) con sus energías, los conceptosde filo y ontogenia, el modelo estructural (Ello, Yo y Superyó), también con sus energías y espacialidades e idealizaciones, la psicología del “sí mismo” (“self”), lo tópico (consciente, inconsciente, preconsciente), la relación sujeto objeto asociada a los sistemas y procesos o posiciones psíquicas con sus defensas y dinamismos, el tan ya nombrado complejo de Edipo y la psicología del narcisismo, y, otros más, esquemas referenciales, entre los que se encuentran los conceptos de desidealización, diferenciación del Yo e identificación consigo mismo y así tener identidad (1).

Cada sujeto tiene sus propios mecanismos psíquicos ordenados o desordenados de acuerdo con las circunstancias;; cuando existe una continuidad en los sintomas puede ocurrir que se manifieste como una categoría que es factible de ser una defensa. En realidad cada patología es factible de verse como una línea límite de fronteras que se inicia con la ansiedad y termina con la confusión y psicosis;; todo depende de cómo el Yo se posicione y defienda. Tengase en cuenta que en psiquiatría y psicoanálisis se presentan los blancos y negros y todas las tonalidades de grises y colores, desdelos más tenues hasta los fuertes que impresionan;; esta es la metáfora que utilizo para no entrar en las diferentes clasificaciones de la clínica psiquiátrica o mecanismos o dinamismos psicoanalíticos. Es así también como la nueva psiquiatría, el psicoanálisis y la psicología (cognitiva, conductual y psicodinámica) se nutren de estos conocimientos para darle explicación a los mismos y es factible encontrar espacios de convergencia y complementariedad.

Los modelos psicoanalíticos siguen siendo válidos;; sin embargo, cada uno tiene la posibilidad de entenderse mejor en su relación materia-energía (cerebro-­mente) y sus relaciones con la vida instintivo-­afectivo-­emocional. Los tratamientos psicoterapéuticos se guían de acuerdo a sus modelos y lo central en la terapia es la relación dual (paciente-­terapeuta) con los mecanismos ya nombrados, de “transferencia­contratransferencia”, la primera se refiere a la que el paciente transfiere al terapeuta y la segunda la resonancia de esta última y la consciencia de ésta última y sus vicisitudes, lo cual es básico para el manejo terapéutico.

Podemos concluir que es factible entender el psicoanálisis como una construcción lógica y una comprensión de lo ilógico;; el cerebro se contempla dentro de un nuevo contexto en donde actúan los procesos reversibles e irreversibles no lineales, complejos en los cuales opera el desorden, lo irracional y el caos para llegar a un orden, al pensamiento lógico, y al lenguaje con la comunicación verbal, preverbal y extraverbal en que se comunican del inconsciente de uno al inconsciente del otro, y en donde participa la intuición; A la vez, las areas de conflicto se develan a través de la comunicación y la conducta;; y así se abre la posibilidad de reparar o reconstruir lo dañado y/o desordenado en el mundo psíquico.

Con los futuros avances de la nanotecnología y ciencias afines, sera muy propable diseñar, controlar y modificar materiales orgánicos e inorgánicos para implementar sistemas computacionales que emulen el funcionamiento, y en cierta medida el comportamiento de un ser humano.

¿Para qué sirve todo este conocimiento y qué consecuencia práctica tiene? La respuesta no solamente es para entender, sino que conectando o interrelacionando el conocimiento de las diferentes disciplinas ya mencionadas nos encontramos con el “proyecto cerebro azul” de Suiza que pretende reproducir informáticamente el cerebro humano a todos sus niveles y con el aplicar la nanotecnología, la cibernética, construir nanomecanismos, sistemas de inteligencia, proyectos de “nanorobótica” (nanorobots). en el futuro, en este siglo XXI se espera que habrá modificaciones en el ADN, en la inteligencia,en la memoria, en la eliminación no solamente de células cancerígenas, sino en el tratamiento de trastornos psíquicos adaptativos, bipolares, esquizofrenias, estados de ánimo, ansiosos, otras psicosis, desórdenes somatomorfos, disociativos, trastorno del sueño y otras enfermedades en el ser humano que son problemas o perturbaciones que afectan la psiquis. La psicopatología predominante ahora, es la de los trastornos afectivos.

Ya se realizan las psicoterapias psicoanalíticas por internet, vía skype, teléfonos celulares y las llamadas tabletas. También podemos pensar en la prolongación de la vida sin eliminar la relación dual humana paciente-terapeuta y con ello la psicoterapia en general y en especial el psicoanálisis. Todo es un desafío y una problemática humana y de bioética para el siglo XXI; sin embargo, tengamos la esperanza de que el ser humano no termina solo en la relación hombre-máquina.

Actualmente el estado del arte en la terapia psíquica y en la comprensión mental se basa en lo establecido en la “relación madre-bebé” y en los programas mentales que se construyen a través de la vida. Este último concepto (de madre-­bebé) estan antiguo como la naturaleza cuando apareció la hembra convertida en mujer madre fundamento de la familia y salud mental. La misma palabra amor proviene de la raíz indoeuropea “am” y “amma”que significa amor de madre; amar es amor de madre y en egipcio se escribe MR (t) en donde la t es indicativa de femenino, y la MR significa deseo, pasión, compasión, fijar, unir, apegarse. Todo esto nos lleva al primer vinculo mental en donde debe basarse el bienestar o salud mental;; en la cual se anida el ser, la esencia y existencia, para luego salir a la vida y a la consciencia de la misma, en continuos cambios (equilibrios y desequilibrio), órdenes y desórdenes hasta el fín, cuando terminamos en el regazo de la madre tierra, la cual seguirá su marcha hasta otro fín .

Referencias

1. Sánchez Medina G., Modelos psicoanalíticos. Arquitectura y dinámica del aparato mental, Bogotá: Impresión Digital Cargraphics S.A. 2002.
2. Sánchez Medina G., Psicoanálisis y la teoría de la complejidad. Bogotá. Impresión Digital Cargraphics S.A. 2002.
3. Sánchez Medina G., Cerebro-mente. El pensamiento cuántico. Bogotá: Impresión Digital Cargraphics S.A. 2011.
4. Markoff J. Obama Seeking to Boost Study of Human Brain, New York Times. February 17, 2013.
5. Marcus G. Obama´s brain, The New Yorker, February 18, 2013.
6. American Psychiatric Association. DSM-­5. Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, 5ª. Edición, Editorial Médica Panamericana, 2014.
7. Reinis S, Holub RF, Smrz P. A quantum hypothesis of brain function and consciousness. Ceskoslovenska fyziologie. 2005;; 54: 26-­31.


1 Sesión académica. Estado del acto de psiquiatriay psicoanálisis”, “tratamientos psicofarmacológicos en psiquiatría” y “estadodel arte de la psiquiatría en colombia”.
2 MD, ESP. Psiquiatría y Psicoanálisis. Miembro Honorario, Academia Nacional de Medicina, Bogotá.

Recibido: Febrero 5, 2015
Aceptado: Febrero 16, 2015
Correspondencia:
Guillermo Sánchez Medina
[email protected]

loading...

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!