Medicina, Sida- Tuberculosis La Epidemia del Siglo XXI

A raíz de la experiencia de Madrás en el sur de la India, se puso en evidencia el hecho no reconocido hasta la década de los años 60, que el tratamiento ambulatorio con la combinación de estas drogas era tan efectivo como el tratamiento sanatorial, y por tanto el costosísimo período hospitalario con sus consecuencias de tipo psico-social así como los tratamientos quirúrgicos y otros fenómenos inherentes al tratamiento prolongado, pudieron ser descontinuados.

Los hospitales antituberculosos pasaron progresivamente a constituirse en hospitales generales, con un cambio radical en su actividad asistencial; el paciente tuberculoso después de un breve período en el cual se lograba su negativización bacteriológica, volvió a sus ocupaciones remunerativas, al seno de su familia y se reinstauró en su núcleo social eliminando los traumatismos a que anteriormente estaba sometido ancestral mente (Gráficas de incidencia 1 – 2 – 2A.).

Incidencia tuberculosis

Incidencia tuberculosis con baciloscopia

Incidencia tuberculosis todas formas

En Colombia, como se ve en la gráfica, la incidencia descendió paulatinamente y, como se ve en el Cuadro 9, se estabilizó para los casos nuevos, en un número global entre 10 y 11 mil casos al año, lo mismo que sucedió para los casos de baciloscopia positiva en este período.

Este descenso paulatino de la incidencia hizo exclamar a Sir John Crofton en Inglaterra “La tuberculosis es curable en el 100% de los casos con qumioterapia apropiada”.

En el Congreso de Londres de abril de 1993, el mismo Sir J. Crofton reconoció paladinamente su error, pues, por los considerando s anteriormente expuestos, la tuberculosis no sólo no desapareció en los últimos 30 años, sino que demostró su tendencia a persistir en el humano y en los últimos diez años a aumentar aceleradamente su incidencia con el agravante de que los gérmenes han evolucionado hacia la multirresistencia, lo cual nos hace inaccesibles a la actual terapéutica y, en su convivencia con el virus de la inmunodeficiencia humana, constituyen la combinación patológica más destructora que afronta en la actualidad la humanidad (Gráfica 3).

Inmunodeficiencia humana

Se observa el descenso marcado entre los años 64 al 74 en la población norteamericana, se advierte cómo a partir de este año hay un pico ascendente en la incidencia así como en la aparición de casos extra pulmonares. Y en la Gráfica 4 se observa cómo a partir del año 84 la incidencia se estabiliza o tiende a ascender calculándose en 9.226 casos de exceso en la presentación entre 1984 y 1987. Este ascenso es más notorio en los últimos cinco años.

Reporte de tuberculosis

El año 1983 fue el del descubrimiento por Montaignier y Gallo, del virus productor del SIDA; en 1985 se encontró el método serológico para detectar los anticuerpos cotra el VIR. Coinciden estas fechas con el ascenso de la incidencia del TBC que nos ocupa.

Se analiza en el cuadro tomado del boletín Tuberculosis en las Américas de la OPS-OMS de 1993, la incidencia en diferentes países del mundo observándose en primer lugar, que la TBC persiste en la actualidad en países desarrollados y en el Tercer Mundo variando desde el 9.4 por cien mil en U.S.A., pasando por Colombia en 32.25 para ascender en China a 156 en la Amazonia colombiana a 210, en Suazilanda a 450 y en Etiopía a 471 por cien mil, lo cual indica claramente la permanencia de la tuberculosis en el humano (Cuadro 6).

Tuberculosis en el mundo

En el Cuadro 7 observamos la incidencia de la TBC en algunos países de América Latina, destacándose el mismo fenómeno que muestra desde la baja incidencia alcanzada en Cuba de 7.7 por cien mil hasta la alarmante cifra de 349.5 en Bolivia, con cifras tan altas como el 111.3 en el Perú, el 56.5 en Chile, el 59.4 en Argentina y nuevamente 32.23 en Colombia.

Tuberculosis latinoamerica

El Cuadro 8 sobre el estudio de resistencia a las drogas en niños del Hospital Kings Country de San Francisco California, muestra cómo la resistencia ha venido aumentando especialmente para las drogas más útiles y activas como la Isoniazida, la Estreptomicina y la Rifampicina.

Resistencia a las drogas cepas

Observándose así mismo la aparición de cepas resistentes a la combinación de INH-RMP. En el Cuadro 9 en estudio reciente de L. C. Ochoa, del Servicio Seccional de Salud de Antioquia, Colombia, de mayo/83, se observa cómo en pacientes resistentes la aparición de cepas multirresistentes llega a cifras tan altas como el 15.20% para la combinación HSRE 21.6 para HSR; y que del total de 171 pacientes estudiados, 138 o sea el 80.7 presentaba algún tipo de resistencia.

Aparición de cepas resistentes tuberculosis

La aparición de las cepas de MT multirresistentes en un hecho conocido en el pasado desde cuando se inició la monoterapia con cada una de las drogas efectivas contra el germen. Este demostró tener una capacidad generadora de resistencia a las drogas específicas y posteriormente la capacidad de dar origen a mutantes resistentes a uno o varios antibióticos.

A causa de las dificultades inherentes a tratamientos multifarmacológicos prolongados, muy costosos, tóxicos en muchas oportunidades, originaron los abandonos al tratamiento que fueron a su vez la causa de la aparición de las temidas cepas multirresistentes. Cuando éstas se combinan con el SIDA, lo cual infortunadamente sucede cada vez con más frecuencia, el tratamiento para la combinación sida-tuberculosis se hace imposible.

Al sumarse la carencia de drogas verdaderamente curativas para cualquiera de las dos entidades por separado, y menos aún para estas en conjunto, ya que la virulencia de los agentes causales y la velocidad de desarrollo de la enfermedad, conducen con rapidez a la muerte de estos pacientes.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!