Método de Coagulación en El Tratamiento de La Mano Quemada

Doctores: HERNANDO CASTRO ROMERO, ROBERTO LAIGNELET RUEDA, GABRIEL GONZALES AGUILERA,JOSE MANTILLA  MARTIN y LINDA GUERRERO DE BARRETO

Introducción

Quemadura es la lesión producida en los tejidos por la acción corta o prolongada de agresiones tísicas o químicas en sus diversas manifestaciones.

La variedad de formas en la agresión a los tejidos se encierra en una multiplicidad de manifestaciones, que en el mundo actual aumenta la estadística de los quemados.

El tratamiento local de las quemaduras sólo debe comenzar cuando se ha iniciado el tratamiento general contra el shock.

Después de la Segunda Guerra Mundial, y gracias a Wallace, se difundió con éxito la terapéutica del método abierto o expuesto en el tratamiento de las quemaduras al observar que tratadas al aire, bajo ciertas condiciones, curaban más rápidamente que el método oclusivo.

Max Grob, Cirujano Pediatra del Hospital Infantil de Zurich, inició en 1949 el método de escarificación, llamado hoy en día de coagulación, basándose en la acción coagulante de las proteínas. Este autor hizo su primera publicación en el libro titulado “Patología Quirúrgica Infantil” en 1957.

Posteriormente, Kuhne y Kaiser, de la Universidad de Kiel, en su artículo “Problemas del Tratamiento Local de las Quemaduras” en 1966 preconizaron de nuevo este método.

En nuestro medio, Lucio Feuillet en 1960 lo utilizó en el Hospital del Centro en Barracabermeja y en 1978 en el Hospital de la Cruz Roja de Manizales fue instaurado por el Dr. Norman Ramírez y colaboradores.

El método de coagulación para el tratamiento local de las quemaduras en mano nunca antes fue indicado por estos autores.

Sin embargo, después del informe preliminar que presentamos en abril de 1981, en la U ni dad de Quemados de nuestro Hospital, conscientes de los beneficios de este tratamiento local y con plenos conocimiento de la fisiopatogenia de las quemaduras en la mano y de los mecanismos para evitar o disminuir las contracturas, rigideces y secuelas, decidimos en buena hora aplicarlo, seguros de su éxito y de su contribución científica.

Método de coagulación con con escarotomía

El cubrimiento temporal del área quemada en la mano con una costra producida por una única aplicación de mercurio cromo, ácido tánico y nitrato de plata, detiene la pérdida de líquidos, de electrolitos y de proteínas por la lesión; evita el gasto calórico por evaporación, disminuye el dolor y controla la infección local. A más de lo anterior debemos tener en cuenta la simplicidad del tratamiento y la formación de cicatrices favorables a la funcionalidad de la mano. Gracias a las anteriores razones el tiempo de reanimación del período agudo es más corto; se puede iniciar la vía oral más tempranamente y no se produce pérdida de peso o depleción significativa de proteínas. El área de la quemadura es indolora y no seaprecia infección en la zona cubierta por la escara. Las quemaduras de segundo grado presentan epitelización satisfactoria entre el décimo y el decimocuarto día, y las de tercer grado, en la mayoría de los casos, ofrecen un lecho limpio, al retirar la escara, apto para la injertación precoz.

MÉTODO DE COAGULACIÓN. Técnica.

Bajo anestesia disociativa, se practica una limpieza quirúrgica del área quemada y se procede a la aplicación de los tres elemento en el orden anterior-mente descrito.

Mano con escara producida por el método de coagulaciónLa modificación de Kuhne y Kaiser al método de coagulación de Grob logra una oclusión firme de la herida, seguida a la desecación con aire caliente.

No tenemos duda sobre los resultados superiores obtenidos en nuestro servicio desde la introducción del Método. El mercurocromo (Complejo Orgánico del Mercurio) fue utilizado por primera vez en los Estados Unidos en solución acuosa al 2 %; se trata de un antiséptico de color rojo con efecto bacteriostático persistente. “Carecen completamente de importancia las posibles lesiones cutáneas de tipo alérgico o las tóxicas por reabsorción, que en modo alguno pueden disminuir las grandes ventajas terapéuticas de esta sustancia. “Acto seguido se aplica el ácido tánico al 5% en agua destilada; la disolución se debe efectuar en el momento mismo de su aplicación. Zink en 1940 y más tarde Ahnefeld, en 1954, demostraron en experimentación animal que la necrosis de la célula hepática con terminación letal, no era debida a la reabsorción del tanino sino una consecuencia inmediata del stress de la quemadura y de un tratamiento ineficiente del shock. Por último se usa una solución de nitrato de plata al 100/0.

La combinación de estos elementos, es la que muestra los mejores resultados en todos los intentos de coagulación de superficies lesionadas con intensa secreción, y los logros obtenidos hacen para nosotros el método de elección.

Epidemiologia

La quemadura de la mano es desafortunadamente, un accidente frecuente, pues junto     con la cara, es una de las partes del cuerpo que se encuentra permanentemente expuesta.

Aspecto de manos respectivamente en extensión y flexión

A partir de abril de 1981 se inició el uso del método de coagulación. Desde entonces se han tratado 126 pacientes con este método; 48 de estos pacientes, que corresponde a un 39%, presentaron quemaduras en mano, sólo tres casos presentaron compromiso exclusivo de la mano; el resto de los pacientes presentaron compromiso de otras áreas corporales con un promedio de extensión de un 20% de la superficie corporal. La edad promedio fue de 4 años 8 meses. 26 pacientes, 55%, presentaron compromiso unilateral, 22 pacientes, 45%, tuvieron compromiso de ambas manos, para un total de 70 manos quemadas. 80% de las quemaduras compro-metieron el dorso de la mano y 20% de la palma. 48 casos fueron quemaduras por gasolina, que corresponden a un 62%; 43 de éstos, 89% requirieron injertos.

22 quemaduras fueron producidas por líquidos hirvientes, y sólo 3 de estas, 13%, necesitaron injertos.


El doctor Castro es jefe del Servicio de Cirugía Recons-tructiva, Hospital Universitario Infantil “Lorencita Villegas de Santos’ ‘. Bogotá; los doctores Laignelet y González son adjuntos en Cirugía de la Mano y en la Unidad de Quemados respectivamente; los doctores Mantilla y Guerrero. residentes II y l. en el mismo servicio.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!