Viagra en Hipertensión Pulmonar Neonatal

Hipertensión Pulmonar Neonatal

Barranquilla. El sildenafilo oral se administró de manera fácil y fue tan bien tolerado como el placebo en lactantes, donde mejoró el índice de oxigenación en lo que tenían hipertensión pulmonar persistente (HPP), lo que sugiere que este medicamento puede ser efectivo en el manejo de esta patología, lo que muestra la importancia de realizar un estudio grande controlado, afirmaron neonatólogos de la Universidad del Norte. La HPP se presenta en 6.8 de 1000 nacidos vivos y la mortalidad es de aproximadamente 10% a 20%, con una ventilación de alta frecuencia, surfactante, óxido nítrico inhalado, y oxigenación de membrana extracorpórea pero es mucho más alta cuando estas terapias no se aplican. El Sildenafilo es un inhibidor de la fosfodiesterasa tipo 5 que reduce selectivamente la resistencia vascular pulmonar. En un estudio para probar un concepto, aleatorizado y enmascarado en lactantes con más de 35.5 semanas de gestación y menos de tres días de nacidos –que tenían una HPP severa y un índice de oxigenación de más de 25, se inició con una dosis de 1 mg/kg -o placebo- a través de sonda nasogástrica, vigilando continuamente la saturación preductal y la presión arterial. Seis lactantes con un índice de oxigenación >25 recibieron placebo, y siete recibieron sildenafilo oral, por un promedio de veinticinco horas. Todos estos lactantes estaba severamente enfermos con una fracción de oxígeno inspirado de 1.0 y parámetros ventilatorios similares. La tolerancia de las dos medicaciones fue buena y –en el grupo de tratamiento- el índice de oxigenación mejoró en todos los lactantes entre seis y treinta horas, todos mostraron mejoría constante en la saturación de oxígeno del pulso y ninguno tuvo un efecto notable sobre la presión arterial; seis de siete pacientes sobrevivieron, mientras que en el grupo placebo sólo uno de seis lactantes sobrevivieron.

Baquero H, Soliz A, Neira F, Venegas ME, Sola A. Oral sildenafil in infants with persistent pulmonary hypertension of the newborn: a pilot randomized blinded study. Pediatrics. 2006;117(4):1077-83

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!