Versión Nutricional del Paraíso

Versión Nutricional del Paraíso

Valle del Edén. En el principio, Dios creó el cielo y la tierra, la que sembró con brócoli, coliflor, espinaca, frutas y verduras de todos los colores y clases, para que hombres y mujeres vivieran una vida larga y saludable. Pero –como gran conocedor de las humanas debilidades- Satanás se inventó los helados y las donuts con crema y se los ofreció a los humanos. Adán aceptó, pero Eva pidió que le pusieran chocolate, por lo que se ganaron diez kilos mientras el diablo sonreía. El Señor –en su infinita bondad- intentó darles yogur dietético para que la mujer mantuviera su figura pero el maligno la tentó con harina blanca y azúcar combinadas, por lo que su brassière pasó de seis a catorce. Dios no dio su brazo a torcer: prueben mi ensalada verde. Sí, pero con salsa rosada, croutons de mantequilla y pan con ajo. Comieron de lo prohibido y les tocó aflojarse los cinturones. Dijo el Creador: aquí les traigo verduras cardio-protectoras y aceite de oliva para que las preparen. Pero el Coco les mandó pollo frito para agrandar el plato, para que ganaran más peso y se trepara su colesterol. El Altísimo dijo: aquí están estos zapatos Nike para que los niños troten y no sean obesos, pero Lucifer –ardido por la derrota con San Miguel Arcángel- se inventó la TV por cable, el control remoto y las crispetas. Dios les mandó papas hervidas, bajas en grasa y con saludable cáscara, pero el diablo se las peló y frió. Ensayen la carne magra, el pavo, pechuga de pollo al vapor y sin piel, insistió el Diseñador Inteligente. Pero del Averno sacaron las hamburguesas dobles de queso a dólar, que vende McDonalds, y les encimó las papas fritas. Y por si el presupuesto no les daba, había también chicharrones, morcillas y chunchullos, butifarras y plátano frito, más arequipe de postre.

Compadeciéndose de la enfermedad coronaria de Adán y Eva, de su hipertensión y diabetes, y no queriendo aceptar el prematuro fin de su creación magna, el Señor les envió la cirugía de los puentes aorto-coronarios y el Lipitor, pero Satanás diseñó las EPS y el obsoleto listado de medicamentos esenciales. Cansado el Creador de semejante día tan negro –y con ganas de irse de puente el séptimo día- le dijo al Ángel de las Tinieblas: ¡No pasarás! Aquí te dejo las tutelas, y como insistas, también la Anorexia Nervosa. Sé que Adán insiste en ser play boy y Eva una supermodelo. Vencido esta vez el diablo, hizo mutis por el foro.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!