Tratamiento de la Hepatitis B

Tratamiento de la Hepatitis B

Taiwan. La hepatitis B –un problema epidemiológico muy serio entre drogadictos, homosexuales promiscuos o en personas que reciben transfusiones de sangre o en quienes accidentalmente se contaminan con sangre infectada por el virus- ya no sólo es prevenible, también es tratable. Según un estudio multicéntrico, en los pacientes con hepatitis B crónica seropositivos para el HBeAg, las tasas de mejoría histológica, virológica y bioquímica son significativamente más altas con entecavir que con lamivudina. El perfil de seguridad de los dos fármacos es similar, y no existen datos indicativos de resistencia vírica al entecavir, afirmó un grupo de investigadores localizados en varias universidades alrededor del mundo. El entecavir es un análogo de la guanosina -potente y selectivo- que presenta una actividad significativa frente al virus de la hepatitis B (VHB). En un ensayo doble ciego se asignaron aleatoriamente a setecientos quince pacientes con hepatitis B crónica y seropositivos para el antígeno e del virus de la hepatitis B (HBeAg) que no habían sido tratados con anterioridad con un análogo de Nucleósidos, para que recibieran, bien 0,5 mg de entecavir o bien 100 mg de lamivudina una vez al día durante un mínimo de un año. El criterio principal de valoración para la eficacia era la mejoría histológica (una disminución de al menos dos puntos en la puntuación necroinflamatoria del índice de Knodell, sin empeoramiento de la fibrosis) en la semana cuarenta y ocho. Los criterios de valoración secundarios fueron una reducción de las concentraciones séricas de ADN del VHB, la desaparición del HBeAg con seroconversión y la normalización de los valores de alanina-aminotransferasa. Se produjo una mejoría histológica al cabo de cuarenta y ocho semanas en doscientos veintiséis de los trescientos catorce pacientes del grupo tratado con entecavir (el 72%) y en ciento noventa y cinco de los trescientos catorce pacientes del grupo tratado con lamivudina (el 62%). Un número mayor de pacientes en el grupo tratado con entecavir, en comparación con el grupo que recibió lamivudina, presentó niveles séricos indetectables de ADN del VHB según los resultados de la reacción en cadena de la polimerasa (el 67% frente al 36%) y normalización de los valores de alanina-aminotransferasa (el 68% frente al 60%). La reducción media de la concentración sérica de ADN del VHB entre la situación basal y la semana cuarenta y ocho fue mayor con entecavir que con lamivudina (6,9 frente a 5,4 log10 copias por mililitro). Se constató seroconversión por el HBeAg en el 21% de los pacientes tratados con entecavir y en el 18% de los tratados con lamivudina. No se detectó resistencia vírica al entecavir. La seguridad fue similar en los dos grupos. Un 10% de los pacientes con hepatitis B desarrolla una hepatitis crónica activa, que puede desencadenar una Cirrosis y –más tarde- posiblemente un Hepatocarcinoma.

Chang TT et al. (BEHoLD Study group). A Comparison of Entecavir and Lamivudine for HBeAg-Positive Chronic Hepatitis B. N Eng J Med 2006; 354 (10): 1001-1010 Full Text
Hoofnagle JH. Hepatitis B — Preventable and Now Treatable. N Eng J Med 2006; 354: 1074-1076.