Stent Esofágico

Stent Esofágico

El stent autoexpandible de nitinol es altamente efectivo para el manejo endoscopico paliativo de las fístulas esófago-respiratorias (FER) malignas, con una baja tasa de complicaciones, afirmaron Rodrigo Castaño y colaboradores, del Hospital Pablo Tobón Uribe y de la Universidad de Antioquia en Medellín. Los investigadores trataron diez pacientes de FER malignas con estos stents; en dos de los pacientes la lesión se ubicó en el tercio proximal de esófago y en todos los diez enfermos se presento disfagia severa, incluso para líquidos. En el control radiológico con medio hidrosoluble, luego de la colocación del stent- en el que no hubo dificultades técnicas- se documentó el sellamiento de la fístula en todos los pacientes, al tiempo que la disfagia mejoró en forma significativa. No se encontraron complicaciones serias tempranas ni tardías, excepto por la colonización tumoral de un stent a las 15 semanas; en tres casos se observó dolor retroesternal en el corto plazo y en uno hubo sensación de cuerpo extraño. Un año más tarde todos los pacientes habían muerto por la progresión de la enfermedad, con un promedio de sobrevida de 106 días.(Revista Colombiana de Gastroenterología, 2003. 18: 78-82)

El cáncer de esófago (CE) inoperable o recurrente presenta un pobre pronóstico, con una sobrevida menor a 1% a 5 años. Una vez una FER se ha establecido, el paciente se deteriora rápidamente con una sobrevida de sólo 2-3 semanas, a no ser que se logre el cierre de la fístula; además hay otros problemas como dolor, disfagia y caquexia y cada vez que el paciente deglute, se produce aspiración del contenido esofágico al árbol bronquial, con tos severa y neumonía.

El manejo paliativo del CE incluye láser, braquiterapia, terapia fotodinámica, cirugía y ocasionalmente quimio-radioterapia; sin embargo, la terapia paliativa más utilizada es la colocación de stents los cuales se han usado también en la paliación de las FER.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!