Ranas y Antibióticos

Ranas y Antibióticos

En el inconsciente de los científicos actuales reina la serendipia.

Por ejemplo, después de cinco años de estar removiendo óvulos de rana en su laboratorio de la capital estadounidense, el médico y biólogo molecular Michael Zasloff logró un sorprendente descubrimiento dentro de un estudio genético que realizaba.

Él había seleccionado ranas africanas por su dureza: después de haber suturado sus incisiones, colocó a estos anfibios dentro de su medio natural, un tanque lleno de agua sucia repleta de bacterias, sorprendiéndose después de unos días de que estos animales no se infectaban.

Esta pregunta – y un estudio posterior sobre la piel de las ranas- dio lugar al descubrimiento de una nueva familia de antibióticos naturales denominados las magaininas, de amplio espectro.

Uno conocido como Losilex, está siendo sometido a pruebas clínicas para su uso en las úlceras del pie diabético. Zasloff notó que en las heridas frescas no había sabor azucarado sino agua sucia.

Pero por siglos, los teguas tribales de cuatro continentes habían atado ranas muertas a heridas humanas para su sanación.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!