Patrón de Prisioneros y Drogadictos

Patrón de Prisioneros y Drogadictos

Un santo moderno, el franciscano Maximiliano Kolbe, obtuvo esos patronatos de la forma como fue martirizado. Después de haber sobrevivido un encarcelamiento de los Nazis en 1939 –junto con otros monjes del convento de los franciscanos, el padre Kolbe fue arrestado de Nuevo y enviado a Auschwitz en 1941. Cuando el comandante del campo de concentración dijo que por cada prisionero que escapara, diez de los que quedaban debían ser ejecutados, el cura aceptó voluntariamente tomar el lugar de un esposo y padre que enfrentaba una muerte por hambre. El padre Kolbe era uno de los cuatro prisioneros todavía vivos en la víspera de la fiesta de la Asunción de María. Entonces un carcelero acabó con su vida al inyectarle una dosis de ácido carbólico, lo que le llevó a ser el patrono de los drogadictos, prisioneros y del movimiento a favor de la vida.