Pancreatitis Aguda

Pancreatitis Aguda

Una de las enfermedades de diagnóstico más difícil es la pancreatitis aguda, bien porque el páncreas es un órgano retroperitoneal o porque no hay pruebas que confirmen el diagnóstico de manera directa; además, existen múltiples etiologías de esta inflamación no bacteriana del páncreas, causada por la liberación súbita y masiva de enzimas pancreáticas que pasan al intersticio y luego a la circulación general, por lo que se causa una respuesta inflamatoria local con síntomas sistémicos.

Existen dos tipos de pancreatitis aguda, la intersticial (donde hay inflamación y edema del órgano, pero la microcirculaciòn permanece intacta) y la necrotizante(donde al TAC con medio de contraste intravenoso se acentúa un área de más de 3 centímetros de manera no uniforme), pero la severidad de esta patología es más difícil de valorar.

Ranson definió la severidad de la pancreatitis aguda alcohólica con unos criterios que luego fueron modificados; otros criterios como el de Atlanta, Glasgow y Apache II han aparecido posteriormente, pero actualmente se utilizan al inicio y 48 horas después los criterios de Ranson (puntaje de 3 o más) y Apache II (8 o más) con hematocrito mayor de 44% (particularmente cuando este no baja después de 24 horas), para severidad y pronóstico; la mortalidad está relacionada con la presencia de necrosis y complicaciones sistémicas, especialmente cuando hay falla multi-sistémica.

La proteína C reactiva (PCR) es producida por el hígado en procesos inflamatorios, infecciosos, traumáticos o neoplásicos para modular la respuesta del huésped a la inflamación y contrarrestar el efecto nocivo de la liberación de las enzimas proteolìticas en el lugar comprometido, por lo que puede ser un marcador útil de severidad en estas inflamaciones agudas del páncreas.

Por esta razón Sandra Rodríguez y Stevenson Marulanda del grupo quirúrgico del Hospital de la Samaritana en Bogotá compararon los niveles de la PCR con la severidad de la pancreatitis aguda biliar (PAB) en los casos admitidos con este diagnóstico a su servicio, durante los años 1997 y 1998. Sus hallazgos fueron publicados en la Revista Colombiana de Cirugía.

Los grupos más afectados fueron mujeres (70%) y personas en la 5ª o 6ª décadas de la vida; el 14% de los casos (9 pacientes), que tuvieron enfermedad severa, presentaron niveles elevados de PCR, por encima de 190 mg/L, aunque estos niveles altos se observaron también en 4 episodios leves de pancreatitis. Cincuenta pacientes que tuvieron niveles de PCR menores de 190 mg/L cursaron con una PAB leve. La sensibilidad de la prueba fue del 100% y la especificidad del 92.5% como marcador de severidad.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!