Hormonas Diabetogénicas

Hormonas Diabetogénicas

El efecto diabetogènico de las hormonas contra-reguladoras de la insulina fue observado entre otros por Bernardo Houssay, quien notó la mejoría del perro diabético pancreatectomizado al realizar hipofisectomìas, disminuyéndose de esta forma sus requerimientos de insulina. Según el portal argentino dedicado al Nóbel latinoamericano (https://www.houssay.org.ar/hh/index.htm) Houssay constituyó un equipo de trabajo para investigar la acción de la insulina. Entre otros resultados, halló que los perros a los que se había extirpado la hipófisis tenían reacciones hipoglicémicas muy acentuadas luego de la inyección de pequeñas cantidades de insulina. Este hecho inesperado lo hizo intentar en el perro la doble extirpación de la hipófisis y el páncreas comprobando – con profunda sorpresa- que los perros que carecían de páncreas y de hipófisis no se tornaban diabéticos. El descubrimiento de este hecho acaeció en 1929. Este fisiólogo había descubierto que la diabetes pancreática no se producía en dichos perros hipofisoprivos. Tampoco se producía en los sapos en los cuales, dada la conformación histológica de la glándula, era posible extirpar por separado el lóbulo glandular, equivalente a la parte anterior de la hipófisis de los mamíferos. La diabetes reaparecía, sin embargo, con el injerto de lóbulos glandulares. Finalmente, realizó con éxito otra contraprueba: la inyección de extractos de la parte anterior de la hipófisis provocaba hiperglicemia.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!