Hiperlexia: Mitos y Realidades

Hiperlexia

DEFINICIÓN: La hiperlexia es la habilidad espontánea y la fascinación de leer palabras a edad precoz – usualmente antes de la edad de cinco años- sin enseñanza formal previa. Aunque ha sido reconocido por mucho tiempo que ciertos niños con desarrollo intelectual anormal exhiben una habilidad para leer mayor de lo esperado, los autores que definieron inicialmente este fenómeno (Silberberg & Silberberg, 1967) indicaron que -si bien estos niños poseen la característica extraordinaria de decodificar o identificar palabras a edad muy temprana- carecen simultáneamente de la habilidad de comprender el significado de lo que leen. El consenso inicial entre los expertos fue que los hiperléxicos tienen un don simplemente “mecánico” desprovisto de gramática, sintaxis y semántica. Siguiendo ese criterio se podría hablar en forma figurada que la hiperlexia es “lectura robótica”, al igual de un programa de computadora que reconoce patrones (letras en diferentes arreglos) sin incorporarlo en un mundo universal complejo como ocurre en el intelecto humano normal adulto. Aplicando un criterio mucho mas amplio, en mi opinión la lectura continua compulsiva -en particular de un tema definido- es una variedad benigna -si no al menos productiva- de la hiperlexia. Esta última se observa en individuos con desorden de la atención y en aquellos con el síndrome de Asperger y la enfermedad obsesiva-compulsiva. Existen cinco aspectos en la definición de la hiperlexia que aún se debaten entre los investigadores de este tópico. 1. ¿Es la hiperlexia un fenómeno de niños con problemas de desarrollo que aparece también en la población normal? ¿Es parte de un espectro sindromático o simplemente constituye característica no especifica aplicable a muchas desordenes psico-cognitivos o neuropsiquiátricos? 2. ¿Existe alguna relación predecible entre la inteligencia, riqueza de vocabulario y potencial de comprensión de palabras en la hiperlexia, o es simplemente un fenómeno de lectura automática? 3. ¿Se puede definir un perfil neuropsicológico en la hiperlexia que se pueda identificar claramente con estudios psicométricos? 4. Cual es el fundamento neurobiológico de la hiperlexia? 5. ¿Es la hiperlexia un talento, o es por lo contrario un signo patológico?

HIPERLEXIA COMO VARIANTE DEL DESARROLLO COGNITIVO TIPICO: Algunos autores sugieren que la hiperlexia puede ocurrir en individuos normales como una propiedad superior de reconocer palabras escritas al igual que se puede decir que ciertos individuos normales son superiores en la práctica de ciertos deportes pero no en otros. Tampoco existe relación directa entre la capacidad temprana de hablar y la capacidad precoz de leer.

HIPERLEXIA: ¿VARIANTE ATIPICA DEL DESARROLLO?: Algunos autores creen que la hiperlexia representa una forma de dislexia del desarrollo -por lo tanto transitoria- mientras que otros proponen que constituye un desorden de comprensión del lenguaje. Los defensores de esta clasificación enumeran las características de la hiperlexia como sigue: A. Fluidez de lectura oral. B. Comprensión limitada o incomprensión de lo leído. C. Memoria verbal superior. D. Percepción visual superior. E. Alteraciones de conducta asociadas tales como preocupación autista con números, ecolalia y cociente de inteligencia verbal suprimido.

¿ES LA HIPERLEXIA UN TIPO DE DISLEXIA?: Tal vez representa el polo opuesto a la dislexia. Si el niño disléxico es un niño normal que lee mal, el niño hiperléxico es un niño anormal que lee muy bien. Curiosamente hay más disléxicos en las familias de los hiperléxicos que en la población normal.

A su vez hay hiperléxicos con lenguaje normal o superior y otros con comprensión limitada del lenguaje escrito. Snowling y Frith proponen que la hiperlexia propiamente dicha se define por la capacidad precoz sorpresiva en la descodificación superior del lenguaje escrito y en la incapacidad precoz sorpresiva en la comprensión del material leído, para lo esperado a la edad cronológica del niño. Es de interés el hecho de que algunos niños hiperléxicos empiezan a leer aun antes de empezar a hablar.

OTROS PROCESOS PSICOLÓGICOS: 1. Dificultad en la expresión verbal. 2. Prosodia anormal expresiva, receptiva o concomitante. La prosodia expresiva se refiere a la habilidad de expresar el contenido implícito AFECTIVO del lenguaje. La prosodia receptiva se refiere a la capacidad de entender el significado AFECTIVO del lenguaje propio y de tu congénere. 3. Conducta social anormal o impedida similar a la de los autistas.

¿SON LOS HIPERLEXICOS IDIOTS SAVANTS?: Es posible que algunos los sean. Hay el caso de una niña que podía leer en tres idiomas perfectamente a edad precoz. Se especula que el niño hiperléxico encuentra en la lectura el punto de fijación “psíquica ego sintética” (mi término) como modalidad autista de escape de un mundo social incomprensible. Grigorenko y colaboradores sugieren que la pasión por la lectura se basa en una necesidad por “estructura e interpretabilidad” ya que la confusión o la anarquía mental generan ansiedad. Ciertos casos reportados en la literatura poseen capacidades superiores adicionales como “hipercalculia” o habilidad matemática superior, talentos musicales y discriminación visual superior. Otros exhiben patrones repetitivos de movimientos similares a los de los autistas. En conclusión, la hiperlexia puede ser una manifestación del espectro autista el cual incluye el desorden obsesivo-compulsivo y -en mi opinión- puede ser de aparición precoz o de aparición tardía. En otras palabras, creo que existe una hiperlexia del adulto que representa una manifestación obsesiva-compulsiva.

¿ES EL TOPICO DE LA LECTURA DE ALGUN SIGNIFICADO?: Creo que -especialmente en adultos- se puede observar un patrón de lectura sistemático organizado, si no muy rígido e ilógico, en la forma en que se lee. El hiperléxico adulto -al revés del niño con lectura “robótica’- lee y comprende pero lee hasta la saciedad y hasta memoriza temas, que no son de actualidad, no son de importancia práctica y no tienen mayor significado social, al menos inmediato. Yo llamo este fenómeno “El Síndrome de Larousse” (como el famoso diccionario) que se traduce en “El Síndrome de Voltaire” (Vg., “un océano de sabiduría de un centímetro de profundidad”). (Nota: el editor llamaría a esto una erudición inoperante; conocemos casos de personas que son capaces de hablar de casi cualquier tema, pero que son totalmente incapaces de trabajar, de competir o de producir para su sustento o el de su familia; explican cómo se debe manejar una empresa, pero no pueden ni siquiera administrar una tienda de barrio). Una vez más, la hiperlexia hace recordar la conducta del autista mas profundo, que por ejemplo memoriza el listado telefónico de la ciudad de Nueva York si ningún propósito específico. En el otro extremo del espectro se puede pensar que individuos “más normales” que poseen un pasatiempo determinado que los apasiona (el fútbol, la jardinería, la filatelia, etc.) poseen hiperlexia selectiva o monotemática, sin ninguna repercusión psicosocial de importancia. Es de mayor significado psico-patológico el fenómeno del “profundizador profesional” (“Síndrome de Da Vinci”) en el cual todos los tópicos son de interés apasionante y requieren su análisis minucioso y extenso, al punto de la llamada “parálisis por análisis”, termino preferido de mi consorte. Esto último es típico de la conducta obsesiva-compulsiva. (Nota del editor: ¿circunlocución? Ejemplo: ¿te gusta comer pan? Respuesta: el pan se elabora desde la época de la antigüedad; en los tiempos de los sumerios, 3000 años antes de Cristo, ya los cazadores-recolectores empezaron a vivir en las ciudades y a ser agricultores. Fue entonces cuando se empezó a cultivar trigo. Pero –a propósito de los sumerios- fueron ellos los que escribieron el primer código de ética, conocido como Hamurabi. Este famoso rey además…. Bla, bla, bla. La respuesta normal es: si o no, o algunas veces me gusta.)

LA NEUROBIOLOGIA DE LA HIPERLEXIA: Realmente no existe una neuroanatomía particular de la hiperlexia, ya que representa un signo sindromático -más que signo especifico- de una enfermedad. Muchas enfermedades neuropsiquiátricas de diversa etiología y neuropatología se manifiestan clínicamente como autismo. Existe sin embargo información moderna generada por medio de estudios que emplearon la resonancia magnética funcional (fMRI) que ilustran sobre la fisiopatología de la hiperlexia. Esta información complementó los estudios previos neuropsicológicos de Richman y Word, que sirvieron para identificar inicialmente dos grupos diferentes de hiperléxicos. Aquellos con memoria visual superior dependiente del hemisferio derecho pero con trastorno fonético del lenguaje dependiente del izquierdo forman el primer grupo. Los sujetos pertenecientes al segundo grupo constituyen el polo opuesto, con memoria visual disminuida pero ningún compromiso lingüístico. Es decir, con función comprometida del hemisferio derecho al contrario de los primeros. Los estudios de Richman y Wood sugieren que la hiperlexia sea un fenómeno de sobre valuación o hipertrofia compensatoria del hemisferio sano, ya sea el derecho o el izquierdo. Las investigaciones de fMRI de Peter Turkeltaub y colaboradores de la Universidad de Georgetown se hicieron en un niño autista hiperléxico precoz de nueve años de edad. El sujeto investigado se comparó a un grupo de su misma edad cronológica (grupo 1) y a otro grupo con su misma capacidad de lectura (grupo 2). El fMRI del niño hiperléxico demostró activación óptima de las cortezas inferior frontal y temporal superior izquierdas sobre los dos grupos comparativos, al igual que activación óptima de la corteza temporal inferior derecha por encima del grupo 2 con capacidad de lectura similar al sujeto de estudio.

CONCLUSIÓN: Los hiperléxicos simultáneamente reclutan al leer las zonas corticales fonológicas del hemisferio izquierdo y las adjudicadas a la memoria visual-espacial del hemisferio derecho. El hipermetabolismo superior temporal izquierdo es el fenómeno en espejo de los disléxicos que exhiben hipometabolismo de la misma zona. Parece ser entonces que los hiperléxicos activan un programa novel superior bilateral cortical, usufructuando la plasticidad enriquecida neuronal que esta disponible durante el desarrollo cerebral primario. Sin embargo, si el resto del cerebro esta por debajo de sus capacidades normales, la hiperlexia por sí sola es de poco beneficio psicosocial o genera poca gratificación (“felicidad”) individual. Es como vestirse con harapos mientras se luce en un dedo un diamante resplandeciente. No nos olvidemos que sin la sincronización gamma de las cortezas no hay síntesis. Y sin síntesis no hay orden intelectual superior ni trascendencia metafísica.

PREGUNTA FINAL: A los extremadamente curiosos les pregunto… ¿Pueden los ciegos manifestar hiperlexia utilizando el sistema Braille?

RESPUESTA: Yo creo que es posible, pero no ha sido descrito en la literatura médica. Curiosamente, los ciegos -al igual que sujetos normales con ojos cerrados- leyendo al tacto y empleando el lenguaje Braille, activan la corteza occipital en vez de la parietal. Parece que la hiperlexia es mas un fenómeno compulsivo visual-espacial y lingüístico que un fenómeno visual primario

Daniel Jácome- Roca MD Profesor asociado clínico de neurología Dartmouth & Universidad de Miami.