Estrógenos en Orina

Estrógenos en Orina

Mención aparte merecen los trabajos de Selmar Ascheim (1878-1965) y de Bernhard Zondek (1891-1966), quienes por serendipia observaron en 1928 que la orina de las mujeres embarazadas tenía una potente actividad estrogènica; lo que ellos trataban de diseñar era una simple prueba de embarazo –que luego se llamaría de Ascheim-Zondek- que se detectaba al inyectar la orina de la paciente en ratones o ratas, que desarrollaban una reacción de estro en caso de haber embarazo. Posteriormente ellos mismos descubrirían en 1931 grandes cantidades de sustancias estrogènicas en la orina de yeguas preñadas, la cual es la fuente de los estrógenos equinos conjugados. Los primeros esteroides que se reconocieron en dicho preparado fueron el sulfato de estrona (48%), el sulfato de equilina (26%) y el sulfato de 17-alfa dihidroequilina (15%).

Las investigaciones de Stockard, Papanicolau, Ascheim y Zondek resultaron luminosas para los estudios que en 1923 realizarían Edgar Allen y su colega Edward A. Doisy; ellos encontraron que las ratas hembras inmaduras entraban en estro (calor o celo) cuarenta y ocho horas después de la administración de extracto crudo de ovario, como si tuviesen ovarios maduros. Para 1929, Doisy y –dos meses más tarde- Adolph Butenandt comunicaron cada cual por su lado el aislamiento de la estrona de la orina de mujeres embarazadas y al año siguiente se descubrió la estructura de la estrona cristalizada. Doisy descubrió también el estradiol y el estriol, y aunque fue un experto en hormonas sexuales habiendo escrito dos autorizados libros sobre el tema, curiosamente se vino a ganar el premio Nóbel de Medicina en 1943 por sus estudios sobre la vitamina K (que encontró en la alfalfa y en el pescado) y por describirlo como un terpeno denominado filoquinona; Butenandt por otro lado ganó diez años más tarde el premio en Química, por su trabajo con las hormonas sexuales. Fue él quien -al aislar la estrona y analizar su estructura- encontró que se trataba de un esteroide, la primera hormona de esta familia de moléculas. La palabra esteroide proviene del griego steros, que significa sólido. Los esteroides son miembros de la familia del alcohol, pero difieren de los alcoholes comunes en que pueden someterse a solidificación cristalina. Lo común en los esteroides es el núcleo central de diecisiete carbonos dispuestos en cuatro anillos, el clásico ciclo pentano-perhidrofenantreno. Moléculas similares son los esteroles, como el precursor de estos, el lípido colesterol, o el calcitriol y sus precursores, que hacen parte de la vitamina D. Butenandt había por ejemplo aislado unos quince miligramos de androsterona (la primera hormona esteroide descubierta) de quince mil litros de orina de un policía. Con fondos suministrados por la Schering alemana, y con la colaboración de G. Hanisch, desarrolló métodos sintéticos para preparar testosterona a partir del colesterol, hormona aislada en mayo de 1935 de los testículos, ya en forma cristalina por Kàroly Gyula David y Ernst Laqueur. Otros que trabajaron en la testosterona fueron los científicos de Ciba en Suiza, Leopold Rusicka (quien compartió el Nóbel de Química con Butenandt) y A. Wettstein, con el estudio sobre la preparación artificial de la hormona testicular, testosterona (androsten-3-ona-17-ol).

El primer medicamento estrogènico que lanzó Ayerst en el Canadá, en asocio con investigadores de la Universidad de McGill fue el Emmenin, un estrógeno oral de poca potencia, obtenido de la orina de mujeres que se encontraban en el tercer trimestre del embarazo. Además de su baja actividad era un producto costoso, con olor y sabor desagradables. En 1937, los científicos de Ayerst descubrieron que el estrógeno urinario de las yeguas que están entre el 4º y el 9º mes de los 11 meses que dura su preñez, es dos y media veces más potentes que el obtenido de la orina humana. Como la cantidad y tipo de los estrógenos urinarios varían de mes a mes en el embarazo de dichas yeguas, para poder garantizar potencia y composición uniformes hay que mezclar y refinar material de cada lote cada año, para poder obtener variaciones no mayores del 3%. En 1941 se lanzó el Premarin en el Canadá y un año más tarde en la Unión Americana. Su nombre se deriva de Pregnant Mares Urine. Basados en la información química, de fabricación y controles aceptados para aquella época, la Administración de Alimentos, Drogas y Cosméticos aprueba la indicación de terapia de suplencia hormonal para la menopausia.

Ashby A. Looking back, a pictorial assay of the history of Wyeth-Ayerst. Communiquè, summer 1993. 6-9.
Zondek B. Über die Hormone des Hypophysenvorderlappens. II. Follikelreifungshormon Prolan A-Klimakterium-Kastration. Klin Wochenschr 1930; 9: 393–396
Ascheim S, Zondek B. Hypophysenvorderlappenhormon und Ovarialhormone im Harn von Schwangeren. Klin Wochenschr 1927; 6: 1322
Butenandt A, Hanisch G. Uber Testosterone. Umwand-lung des Dehydro-Androsterons in Androstendiol und Testosterone; ein Weg zur Darstellung des Testosterons aus Cholestrin. Hoppe Seylers Z Physiol Chem 1935; 237: 89

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!