¿Es Saludable Beber Moderadamente?

Es Saludable Beber Moderadamente

Washington DC. Un meta-análisis realizado por investigadores de las universidades de Victoria y de California ha derramado un balde de agua fría sobre la creencia general de que es bueno beber cotidianamente uno o dos tragos -para tener una vida saludable y longeva- pues este hábito evita la enfermedad coronaria, e incluso algunos tipos de cáncer. La investigación revisó cincuenta y cuatro estudios sobre el tema, encontrando que sólo siete de ellos tenía en cuenta la razón por la cuál se abstenían de tomar: si por propia decisión o por asuntos de salud. En el primer grupo no se observó diferencia con los bebedores moderados en la prevalencia de enfermedad coronaria, mientras que la mala salud de la segunda clase de pacientes podría ser la razón de la abstinencia, al igual que su fragilidad, tratamientos farmacológicos o incapacidad. Lo cual hace pensar que -si bien los adultos mayores que son bebedores moderados tienen mejor salud que los no bebedores- tomar poco y con frecuencia, podría ser más una consecuencia de ser saludable que una causa de ello. Los más enfermos toman menos o no toman. Los autores del meta-análisis sin embargo advierten que esto no es prueba en contra de que beber moderadamente sea bueno para la salud, ya que eran muy pocos los estudios que estaban libres de este error, pero consideran que se han exagerado los beneficios de la moderación en el beber; consideran que la política sanitaria no debe ser la de aconsejar el par de copas cotidianas en alguien que no toma, pero tampoco prohibirlas si no van en detrimento de la salud. Según los expertos, este análisis puede tener implicaciones en las conclusiones de otros estudios recientes que han encontrado un efecto protector de la ingesta alcohólica moderada en la aparición de demencia, diabetes tipo 2, infección por H. pylori y catarros. Pero ocurre que existen grupos activistas a favor del etanol moderado, algo similar a lo que ocurría –u ocurre- con los partidarios de la terapia de suplencia hormonal, que también quedaron atónitos por los estudios que les contradecían, aunque la verdad, como en el caso del vino, puede estar en el justo medio.

En un artículo publicado en la sección de salud del diario bogotano El Tiempo, se comenta sobre la frecuente confusión que se presenta en pacientes –y también en los médicos- cuando se publican estudios contradictorios sobre un eventual beneficio –o perjuicio- de un determinado hábito de vida, o por la promoción que hacen partes interesadas a favor –o en contra- de los aspectos nutricionales y metabólicos de por ejemplo el café, la leche, los huevos, carnes o pescado, etc. Aconseja el editor de dicha sección que tal vez lo mejor es no ser fanático de una u otra cosa, y en todo caso seguir las recomendaciones de su médico de confianza.

Basu J, Fillmore K, Stockwell T et al. Addiction Research and Theory, May 2006.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!