Epidemias y Endemias

Epidemias y Endemias

Las infecciones que afectaron al mundo occidental en las centurias pasadas han tenido poco impacto en el siglo XX. La lepra en el XIII, la peste bubónica en el XIV y XV, la sífilis en el XVI (y que resurge ahora cuando tabúes y controles parecen declinar), la viruela en el XVII y XVIII, la fiebre amarilla, el cólera y la difteria, la escarlatina en el XIX (esta última un gran asesino en nuestro medio) persisten todavía como un espectro sobre la humanidad, pero nunca cobrarán tantas vidas como en el pasado, pues ahora las controlamos (la viruela, incluso desapareció por completo). Males menos graves como el polio y el sarampión están a punto de desaparecer con vacunas.

Pero la epidemia es un jinete apocalíptico que se viste distinto cada siglo como ocurre ahora con el SIDA. Anteriormente, 20 millones de vidas se perdieron en 1918 por el virus de la gripe asiática con varias mutantes genéticas de cultivo difícil que entorpecieron la tarea de control. En Manila apareció una fulminante fiebre hemorrágica digestiva hace unos años y su causa fue un virus trasmitido por el mosquito Aedes, el mismo que transmite la fiebre amarilla.

En 1976, cuando los ojos del mundo se fijaron en Filadelfia con motivo del bicentenario de la independencia norteamericana, centenares de miembros de la Legión Americana se reunieron alegremente en el lujoso hotel Bellevue-Strafford a orillas del Delaware, para una convención. Con el aire acondicionado al máximo por ser verano, súbitamente enfermaron 182 convencionistas de los cuales murieron 29. La enfermedad, llamada hoy “de los legionarios” es una neumonía causada por una bacteria Gram. negativa llamada “Legionella pneumophila” que crece en las torres de enfriamiento de los edificios y se diseminan por el aire a través de estos mismos sistemas de acondicionamiento del frío. La enfermedad de los legionarios se ha detectado luego en todos los Estados Unidos, en Europa y en Colombia.

Kawasaki, Japón es conocida porque fabrica esos ruidosos aparatos que hacen tantas víctimas en el mundo occidental, y luego por ser el origen de una enfermedad infecciosa de causa desconocida que afecta sobre todo niños menores de 5 años. La enfermedad de Kawasaki es endémica en el Japón y cada vez se diagnostica más en los Estados Unidos. No está relacionada con la geografía, la estación del año, el estado socioeconómico o los factores ambientales. Hasta un 30 por ciento de los enfermos pueden desarrollar aneurismas de la arteria coronaria. La enfermedad se caracteriza por una fiebre prolongada, con enrojecimiento de la piel (exantema) y compromiso de las mucosas y de los ganglios, por lo cual también se ha llamado “síndrome linfo-muco-cutáneo”.

1 COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!