Enemas Durante el Trabajo de Parto

Enemas Durante el Trabajo de Parto

Bogotá. No hay evidencia que apoye el uso de enemas rutinarios durante la primera etapa del trabajo de parto, concluyeron investigadores de la Universidad Javeriana al finalizar un estudio controlado aleatorizado.

Esta es una práctica frecuente en salas obstétricas, pero –aunque existe la creencia de que este procedimiento reduce las infecciones puerperales y neonatales, acorta la duración del trabajo y hace más limpio el parto para el personal que lo atiende- una revisión sistemática de la literatura encontró que la evidencia al respecto es insuficiente. Los resultados sin embargo no pueden descartar del todo un efecto clínico pequeño, pero si es altamente improbable que haya un beneficio generalizado en cuanto a un mejor resultado en la salud materno-fetal.

En el Hospital Universitario San Ignacio- un centro de referencia de tercer nivel- se atendieron 3170 partos durante el periodo del estudio, con una proporción de cesáreas del 26%. Participaron 443 mujeres ingresadas al servicio de obstetricia para la atención del parto, habiendo sido seguidas por un mes post-parto.

Los criterios de inclusión fueron: mujeres de bajo riesgo, edad gestacional de por lo menos 36 semanas, sin infección bacteriana pélvica o sistémica, membranas intactas y dilatación cervical de al menos 7 cm. Un grupo recibió un litro de enema salino y el otro no lo recibió. Los dos grupos resultaron balanceados, y un 86% fueron seguidos por al menos un mes. La proporción de infectados para recién nacidos fue del 21%, y para mujeres, de un 18%. No hubo diferencias significativas en cuanto al porcentaje de infecciones puerperales o neonatales, y el promedio de tiempo del trabajo de parto fue similar en ambos grupos. Los enemas no cambiaron de manera significativa los porcentajes de dehiscencia de las episiotomías.

Cuervo LG, Bernal MD, Mendoza N. Effects of high volume saline enemas vs no enemas during labour – The N-MA Randomised Controlled Trial. BMC Pregnancy Childbirth. 2006 Mar 19; 6(1):8

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!