Disquinesia Biliar

Disquinesia Biliar

El dolor abdominal agudo en el hipocondrio derecho con ultrasonido normal hace sospechar la posibilidad de una colecistitis aguda o de una disquinesia vesicular, según Eduardo Londoño y colaboradores, de la Fundación Santafè de Bogotá. Para confirmar el diagnóstico es necesario practicar una gamagrafía hepatobiliar (HIDA). Si la vesícula concentra en tiempo normal, se debe practicar la estimulación vesicular mediante la administración de colecistoquinina (CCK). Una fracción de eyección (FE) por debajo de 35% establece el diagnóstico de disquinesia vesicular. Se revisó la historia de 22 pacientes que fueron atendidos en la Fundación, a quienes se les practicó un HIDA y estimulación vesicular con CCK. El grupo liderado por el cirujano Londoño Schimmer encontró que quince pacientes eran mujeres (68,2%) y la edad promedio, de 40.5 años. En 11 pacientes la FE fue menor de 35%. Seis de ellos fueron sometidos a colecistectomía laparoscópica. Los cinco restantes rehusaron ser operados, aunque todos fueron entrevistados telefónicamente. Cinco de los seis pacientes operados se auto-clasificaron como Visick I (83%). De los 5 pacientes con FE por debajo de 35% y que no fueron operados, 4 se clasificaron como Visick IV. En el grupo de 11 pacientes sin disfunción vesicular y tratados médicamente, 9 se clasificaron como Visick II. El advenimiento de la colecistectomía laparoscópica y sus excelentes resultados, parece ser el tratamiento de elección para la disquinesia vesicular sintomática. El dolor abdominal de aparición súbita, y en ocasiones a repetición, en el hipocondrio derecho es motivo de consulta frecuente en los servicios de urgencia. Cuando la presentación clínica hace sospechar el diagnóstico de cólico biliar, éste debe ser confirmado mediante ecografía. Sin embargo, en un pequeño grupo el ultrasonido puede ser normal, por lo que se debe sospechar la posibilidad de una colecistitis acalculosa (5% de las colecistitis) o de una disquinesia vesicular. Se define la disquinesia vesicular como un desorden del tracto biliar que causa vaciamiento anormal de la vesícula con dolor secundario, similar al que ocasiona la obstrucción litiásica; en un gran porcentaje de pacientes en quienes el ultrasonido es negativo para colelitiasis, se hace equivocadamente un diagnóstico de colon irritable, enfermedad ácido péptica o patología hepática, lo que trae como consecuencia la solicitud de exámenes no apropiados o la iniciación de terapias inadecuadas, lo cual redunda en mayores costos de la atención y la persistencia de la sintomatología (Revista Cirugía, 2003, Número 2).

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!