Crisis de Ira en Autistas

Crisis de Ira en Autistas

EL APRENDIZAJE SINÉRGICO PLURISENSORIAL DE BAJO UMBRAL EXPLICARÍA LAS CRISIS DE IRA EN INDIVIDUOS CON ESPECTRO AUTÍSTICO

Miami. Todos hemos experimentado tensión emocional e irritabilidad cuando estamos expuestos a estímulos simultáneos que requieren nuestra atención inmediata; por ejemplo, cuando recibimos varias llamadas telefónicas mientras la sala de espera del consultorio está repleta de pacientes .Como es sabido, la mosca Drosofila melanogaster nos enseñó que cuando no somos capaces de identificar un estímulo específico –como uno visual, que en humanos es de mayor relevancia- reducimos el umbral de excitación de los otros sentidos con el fin de facilitar su reconocimiento .Los pacientes con patologías dentro del espectro autístico (Trastorno Obsesivo Compulsivo , Déficit de Atención , Síndrome de Asperger, Esquizo-obsesivos , Personalidad Esquizotípica ) exhiben una dificultad inherente para discernir y seleccionar estímulos significativos, por su incapacidad de filtrar los estímulos no relevantes o periféricos. En términos psico-fisiológicos se puede decir que en el caso de la visión “se pierde el contexto y se hipertrofia la fóvea” o que todo el panorama se transforma en visión central, normalmente afinada para dilucidar detalles íntimos de elementos individuales en dicho panorama. En otras palabras, son víctimas del fenómeno compensatorio que exhibe la mosca Drosofila. Estos individuos en su esfuerzo compensatorio, posiblemente incrementan su sensibilidad a TODOS los estímulos significativos y no significativos, con el propósito de aprender en forma sinérgica .Desafortunamente esto conlleva a un desbordamiento, o -valga la expresión- a una SOBRESATURACIÓN de estímulos. Debido a su sensibilidad exagerada, los estímulos visuales simples se tornan en estímulos complejos de alta intensidad. En lugar de un estímulo único, parecen percibir múltiples estímulos por varios sentidos al mismo tiempo (“Bombardeo Multisensorial “ ). Es decir, “son víctimas de su propio invento”.

Los pacientes del espectro autístico padecen también un trastorno en la modulación o regularización del afecto .Es más, su expresión afectiva es constreñida y generalmente limitada a extremos, ya sea de agitación pueril, ya de ira incontrolable. Cuando estas “pataletas” ocurren en adultos, son más difíciles de controlar y su agresión física puede ser obviamente más peligrosa y con mayores repercusiones sociales o familiares. Curiosamente, los ataques de ira en sujetos con afecto constreñido -quienes no pueden leer en sí mismos la calidad ni cantidad de su reacción emocional y no saben cómo expresar afecto ( Alexitimia o Afasia Emocional )- no pueden juzgar tampoco el efecto que tiene su reacción desmesurada en otros y mucho menos valorar su potencial significado social . De acuerdo a D.T. George y colaboradores del Instituto Nacional de Salud, en Bethesda, Maryland, las crisis de ira representan ataques de pánico en los pacientes con lenguaje emocional restringido. Es de conocimiento común que un animal asustado es aquel que tiene mas probabilidad de agredir (y al contrario de la creencia popular “perro que ladra SI muerde “ ). El grupo de George administró infusiones endovenosas de lactato de sodio -que como la cafeína precipita ataques de pánico en sujetos susceptibles- a un grupo de pacientes que habían perpetrado actos de violencia domestica y exhibían rasgos característicos de impulsividad y emocionalidad fuera de control. El grupo experimentó temor exagerado y síntomas de aceleración autonómica (Arousal) inmediatamente ANTES de perpetrar actos de violencia contra sus familias. Los miembros del grupo de estudio también describieron síntomas autonómicos típicos en pacientes con Ataques de Pánico al recibir la infusión de lactato.

La interacción social con miembros del espectro autístico puede degenerar fácilmente en un altercado verbal y hasta pugilístico. Esto se debe a las siguientes razones:

1. Te ven más grande de lo que eres
2. Tu rostro es amenazante
3. Tus gestos -especialmente los manuales- son agresivos
4. Tu voz es de alto volumen
5. Tu cercanía física es excesiva
6. La valencia emocional de tus palabras es hostil, si no sospechosa o confusa
7. Los sacaste de su monólogo mental, obsesión y rituales, mientras ellos tienen la urgencia de completar lo que hacían en ese momento, debido a perfeccionismo e inflexibilidad (psico-rigidez)
8. Los pasos anteriores crean pánico, expresado bajo el disfraz de ira e intenso dolor.

George DT, et al, Lactate–induced rage and panic in a select group of patients that perpetrate acts of domestic violence. Biol. Psychiatry 2000; 47: 804-812
Daniel Jácome-Roca, MD
Profesor Asociado Clínico
Colegio Médico de Darmouth
Universidad de Miami