Combatiendo el Sedentarismo

Trastornos Enfermedades

Bogotá. La distribución de etapas de cambio en la población adulta de los estratos uno a cuatro de la capital colombiana son desfavorables tanto para riesgo cardiovascular como otros factores negativos de comportamiento, asociados con el estilo de vida urbano. Gustavo Cabrera, Luis Gómez y Julio César Mateus, epidemiólogos de las universidades Antioquia y Valle, estudiaron la prevalencia de intención o práctica regular de actividad física en estos residentes urbanos que se encontraban entres lo dieciocho y los sesenta y cinco años. (Colombia Médica 2004; 35: 82-86). Setenta y ocho por ciento de los encuestados respondieron el cuestionario, considerándose válidos tres mil registros.

Por no realizar actividad física regular ni contemplar hacerlo en los próximos seis meses, 13% se consideraron pre-contempladores; 24% contemplaba hacerlo en el lapso de un semestre, 18% se preparaba para iniciarla en el próximo mes, 7% estaba en la etapa de acción por tener prácticas regulares en el último mes, 34% fueron clasificados como mantenedores y el restante 4% abandonó recientemente este tipo de actividad. La intervención del sedentarismo como factor de riesgo individual y poblacional tiene diversos grados de desarrollo en las regiones del mundo. Una revisión sistemática reciente sobre intervenciones para promover la actividad física en grupos específicos reveló que de treinta incorporadas según criterios, ninguna se desarrolló en América Latina; catorce no explicitaron la propuesta teórica o el modelo en que se fundamentaron y seis de las que lo hicieron aplicaron elementos del modelo trans-teórico.