Causas de Fobia o de Estrés Postraumático

Fobia o de Estrés Postraumático

ALTERACIONES COGNITIVAS VISUALES EN SUJETOS VULNERABLES PODRÍAN DISMINUIR EL UMBRAL DE APRENDIZAJE MULTISENSORIAL Y TRADUCIRSE EN FOBIA O SINDROME POSTRAUMÁTICO DE ESTRÉS

Miami. ¡D’accord!, parece decir la mosca Drosofila melanogaster (de la fruta), pionera en las investigaciones genéticas y conocida de los científicos de ciencias básicas por varios lustros. La Drosofila sirve por igual como modelo de bajo costo para estudios sobre aprendizaje de conducta positiva o de refuerzo (“Go”) y negativa o de substracción (“No Go”). Utilizando un simulador de vuelo especialmente diseñado para la mosca, el cual le permite volar sin desplazarse (mover las alas inmovilizada en el centro de un barrilete) pero que a su vez le permite rotar en su sitio -haciendo rotar al barrilete al mismo tiempo- dos investigadores del laboratorio de Neurobiología de La Academia de Ciencias de China en Shangai, encontraron que la mosca puede aprender a dirigirse o virar en una dirección especifica que les atrae, obedeciendo una señal o patrón visual (“Go”). Si dicha señal no es lo suficientemente clara o -en términos neurofisiológicos- está por debajo del umbral de excitación, la mosca aún puede aprender a obedecer la señal visual de baja resolución, si se estimula otro sentido simultáneamente, por ejemplo el olfato. Así empleando un olor determinado en asociación a la señal visual, la mosca puede “corregir “la deficiencia de aprendizaje y tratar de dirigirse en la dirección apetecida (ya sea para alimentarse o por curiosidad sobre algo novedoso). En forma contraria las moscas aprenden a evitar el estímulo visual girando en dirección opuesta al estimulo (“No Go”) si dicho estímulo se asocia a una condición nociva o dolorosa, por ejemplo una corriente de aire muy caliente. En forma similar si el estímulo nocivo se ha asociado a un olor especifico, la mosca aprende a girar en dirección contraria cuando es estimulada ulteriormente solamente con dicho olor. Esta inversión de la conducta -o de “olvido protector”- toma prelación incluso cuando anteriormente la misma señal visual y el mismo olor fueron registrados por la mosca como agradables o atractivos. Los sujetos con ansiedad social e indirectamente los individuos con riesgo de síndrome de estrés postraumático, sufren de ansiedad crónica. Los pacientes que padecen de estos desórdenes -al examinárseles utilizando las sesenta fotos de la colección de expresiones faciales emocionales desarrolladas por Matsumoto y Ekman- perciben rostros de valencia emocional neutra o incluso de valencia amistosa, como rostros amenazantes . Esto último indica que ellos están predispuestos a percibir peligro y amenaza a donde no los hay, lo que justifica la explicación de la paranoia como un fenómeno de distorsión cognitiva desencadenada por ansiedad. Especulo entonces, basado en la evidencia de laboratorio que nos ofrece generosamente la Drosofila, que en el esfuerzo que hace el sujeto ansioso por dilucidar la naturaleza del estímulo visual -para él difícil- lo condiciona al aprendizaje multisensorial sinérgico. En otras palabras, no sólo aprende a reconocer el rostro en su interpretación errónea por medio de la visión, sino con la ayuda de otros sentidos, más comúnmente de la audición y del olfato. De allí el ejemplo clínico del veterano de guerra expuesto en carne propia a las acciones bélicas , que al oír el sonido de fuegos artificiales en una fiesta tradicional , los malinterpreta como bombas , a la vez que juzga equivocadamente a unos inocentes transeúntes en el área , o a algunos participantes de la fiesta , como miembros del ejercito enemigo . La conducta errática que prosigue culmina en crisis, debida a la psicosis aguda del veterano con estrés post-traumático, En el ejemplo de la fobia social, el paciente utiliza la evasión (“escape”) como mecanismo de defensa.

La conducta evasiva será precipitada no solamente por la percepción de un escenario especifico, Vg. por la visita a un supermercado que en algún momento el paciente encontró amenazante (o similar a otro amenazante) pero también por el olor de una fruta determinada que se vende en dicho establecimiento, o por una melodía que se oye a repetición por los parlantes del mismo sitio. Se trata entonces de un aprendizaje de correlación, el cual siendo indispensable en personas normales, es razón de descompensación sintomática aguda en estos individuos. El fóbico “ aprende al revés “ o en el lenguaje de la Drosofila , vuela en dirección contraria , alejándose de los estímulos primarios ( visuales ) y secundarios ( odoríferos ) que percibe como peligrosos y que atentan contra su vida .

Daniel Jácome Roca, MD Profesor Asociado Clínico de Neurología Universidades de Miami y Darmouth
Gao J, Gao A: Cross modal Interactions between Olfactory and Visual Learning in Drosophila. Science. 309: 307-309, 2005

Stein MB, et al: Increased Amygdala Activation to Angry and Contemptuous Faces in Generalized Social Phobia. Arch Gen Psychiatry . 59 : 1027-1034 ,2002 !, parece decir la mosca de la fruta Drosofila, pionera en las investigacionesgenéticas y conocida a los científicos de ciencia básica por varios lustros. Drosofila sirve al igual como modelo de bajo costo para estudios sobre aprendizaje de conducta positiva o de refuerzo ( “Go” ) y negativa o de substracción ( “No Go”) . Utilizando un simulador de vuelo especialmente diseñado para la mosca el cual le permite volar sin desplazarse (mover las alas inmovilizada en el centro de un barrilete ) pero que a su vez le permite rotar en su sitio haciendo rotar al barrilete al mismo tiempo, dos investigadores del laboratorio de Neurobiología de la Academia de Ciencias de China en Shangai, encontraron que la mosca puede aprender a dirigirse o virar en una dirección especifica que les atrae, obedeciendo una señal o patrón visual ( “Ge” ). Si dicha señal no es lo suficientemente clara, o en términos neurofisiológicos está por debajo del umbral de excitación, la mosca aun puede aprender a obedecer la señal visual de baja resolución, si se estimula otro sentido simultáneamente, por ejemplo el olfato. Así, empleando un olor determinado en asociación a la señal visual, la mosca puede “corregir “la deficiencia de aprendizaje y tratar de dirigirse en la dirección apetecida (ya sea para alimentarse o por curiosidad sobre algo novedoso). En forma contraria las moscas aprenden a evitar el estimulo visual girando en dirección opuesta al estimulo (“No Ge” ) si dicho estímulo se asocia a una condición nociva o dolorosa, por ejemplo una corriente de aire muy caliente. En forma similar si el estimulo nocivo se ha asociado a un olor especifico, la mosca aprende a girar en dirección contraria cuando estimulada ulteriormente solamente con dicho olor. Esta inversión de la conducta, o de “olvido protectivo “, toma prelación incluso cuando anteriormente la misma señal visual y el mismo olor, fueron registrados por la mosca como agradables o atractivos. Los sujetos con ansiedad social e indirectamente los individuos a riesgo de desarrollar Síndrome Post Traumático de Stress (SPTS), sufren de ansiedad crónica. Los pacientes que padecen de estos desordenes al examinárseles utilizando las sesenta fotos de la colección de expresiones faciales emocionales desarrolladas por Matsumoto y Ekman , perciben rostros de valencia emocional neutra , o incluso de valencia amistosa, como rostros amenazantes . Esto último indica que ellos están predispuestos a percibir peligro y amenaza a donde no los hay y justifica la explicación de la paranoia como un fenómeno de distorsión cognitiva desencadenada por ansiedad. Yo teorizo, basado en la evidencia de laboratorio que nos ofrece generosamente Drosofila, que en el esfuerzo que hace el sujeto ansioso de elucidar la naturaleza del estimulo visual, para el dificultoso, lo condiciona al aprendizaje multisensorial sinérgico. En otras palabras, no solo aprende a reconocer el rostro, en su interpretación errónea, por medio de la visión, sino con la ayuda de otros sentidos, más comúnmente, de la audición y del olfato. De allí el ejemplo clínico del veterano de guerra expuesto en propia carne a acciones bélicas , que al oír el sonido de fuegos artificiales en una fiesta tradicional , los malinterprete como bombas , a la vez que juzga equivocadamente a unos inocentes transeúntes en el área , o algunos participantes de la fiesta , como miembros del ejercito enemigo . La conducta errática que prosigue culmina en crisis, debida a la psicosis aguda del veterano con SPTS, En el ejemplo de la Fobia Social, el paciente utiliza la evasion (“escape”) como mecanismo de defensa.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!