Calcio y Pre-Eclampsia

Antibióticos para Infección Urinaria

Cali. La administración de dosis bajas de calcio elemental y ácido linoleico conjugado redujo significativamente la incidencia de hipertensión arterial inducida por el embarazo en mujeres embarazadas de alto riesgo sin efectos colaterales atribuibles a la intervención y sin efecto sobre los niveles de tromboxano B2, insulina, aldosterona, GMP cíclico y la respuesta sistémica inflamatoria. La investigación –conducida por Julián Herrera, Patricio López-Jaramillo y científicos asiáticos, incluyó a cuarenta y ocho primigrávidas con alto riesgo para desarrollar pre-eclampsia con dosis diarias de calcio elemental (600 mg) y ácido linoleico conjugado (450 mg) ó 450 mg de talco y 600 mg de lactosa como placebo desde las semanas 18 a 22 hasta el parto. Dos mujeres en el grupo experimental desarrollaron hipertensión arterial inducida por el embarazo comparado con diez mujeres controles, pero no se observaron diferencias entre los niveles plasmáticos después de cuatro semanas de tratamiento ni efectos maternos o neonatales en ambos grupos. (Colombia Médica 2004; 35: 31-37).

La pre-eclampsia en países en vías de desarrollo es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad materna y perinatal, parto prematuro, restricción en el crecimiento intrauterino y bajo peso al nacer.

Un endotelio vascular sano produce un efecto vasodilatador y previene la adhesión de leucocitos y plaquetas en los vasos sanguíneos. Toda alteración en las funciones endoteliales juega un papel importante en el desarrollo de la pre-eclampsia con creciente interés en el papel del óxido nítrico y la prostaciclina como agentes de vasoprotección1. Además, las infecciones crónicas subclínicas pueden aumentar los niveles de citoquinas maternas de tal manera que afectan la función endotelial. En un ensayo clínico poblacional abierto en el occidente colombiano con 15,354 mujeres embarazadas de bajo nivel socioeconómico, 1,443 mujeres identificadas con alto riesgo de desarrollar pre-eclampsia recibieron la suplementación profiláctica (calcio-ácido linoleico), mientras 3,133 mujeres recibieron antibióticos específicos entre 7 y 10 días para infecciones cérvico-vaginales y urinarias. La incidencia de pre-eclampsia disminuyó 64.7% si se compara con la incidencia informada durante los últimos 5 años en la misma región.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!