Trauma Geriátrico

Jose Fernando Flores Arango, MD, MSC
Docente Universidad de Antioquia . CES
Áreas Informática Médica . Emergencias y Desastres
Medico de Urgencias Clínica las Vegas
Voluntario Socorrista Cruz Roja Colombiana

Introducción

Por muchas consideraciones es difícil encontrar un término que describa de manera adecuada a los pacientes catalogados como viejos o seniles. Además, la literatura tiene múltiples puntos de corte para definir cuándo empieza esta etapa de la vida.

Se considera entonces a un paciente como geriátrico., en términos generales, a todo aquel que tiene una edad igual o mayor a 65 años, independiente de su capacidad funcional, laboral o social.

Debe tenerse en cuenta que no es sólo el concepto cronológico de la edad sino del estado general de salud y fisiológico del paciente lo que va a determinar realmente el punto del envejecimiento, para evaluar este aspecto, se requiere realizar una historia clínica integral. (Lea también: Trauma Pediátrico)

El paciente traumatizado con edad mayor o igual a los 65 años se ha demostrado que presenta una morbimortalidad más alta que las personas menores, especialmente por las condiciones fisiológicas que lo acompañan.

Algunas de las condiciones que predisponen al peor pronóstico de estos pacientes es su reserva fisiológica disminuida y la coexistencia de otras enfermedades que los hacen más susceptibles a un peor resultado, como son las afecciones cardiovasculares y la condición ósea, entre otras.

Se ha visto también cómo los pacientes geriátricos frecuentemente son subvalorados en su condición de gravedad y en ocasiones se pierde precioso tiempo necesario para su atención y buen pronóstico.

El mecanismo de trauma predominante en los pacientes geriátricos es el de la caída. La gran mayoría de éstas, desde la propia altura. Siguen en importancia las colisiones automovilísticas y los accidentes de tránsito como peatones, siendo menos común el trauma penetrante.

La lesión más frecuente es la fractura, seguida por heridas abiertas, excoriaciones superficiales y por último las lesiones intracraneales, abdominales y del tórax. Las lesiones cervicales son bastante frecuentes dada la consistencia de los huesos y el mecanismo del trauma.

Hay condiciones propias de estos pacientes que dificultan su ventilación y oxigenación como lo son: osteoporosis, disminución de la masa muscular, cifosis torácica aumentada, disminución de los espacios de los discos intervertebrales, disminución de la altura de los cuerpos vertebrales, disminución de la resiliencia torácica.

Además de la preexistencia de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) que disminuye la reserva funcional respiratoria. Por regla general, los pacientes geriátricos toleran menos la hipoxia que los más jóvenes; por tanto, son más sensibles a los sedantes.

Los cambios indicadores de shock que normalmente se establecen en los demás pacientes no siempre están presentes en los ancianos (taquicardia inicial) y la respuesta fisiológica a la hipovolemia la dan por vasoconstricción y generalmente manejan cifras tensionales altas. Por eso el punto de corte de shock se ubica en 90mmHg (más alto que los más jóvenes).

Debe recordarse también que por su condición renal, el manejo de la sobrecarga de volumen es difícil. Con sólo 1 litro de cristaloides existe la necesidad de considerar la transfusión.

El objetivo de la guía es hacer énfasis en las condiciones que el personal de atención prehospitalaria debe tener en cuenta desde el momento mismo del acceso y aseguramiento de la escena, para establecer medidas oportunas que repercutan en una mejor supervivencia de estos pacientes.

Sistema Pulmonar en Trauma Geriátrico

Recursos Necesarios

1. Equipos de inmovilización:

. Collar cervical
. Camilla de espina larga
. Inmovilizadores laterales de cabeza
. Cintas de fijación

2. Equipo de vía aérea y ventilación:

. Fuente de oxígeno
. Laringoscopio
. Tubos endotraqueales
. Combitubo
. Máscara laríngea
. Máscara de no reinhalación con reservorio
. Máscara facial simple
. Dispositivo bolsa, válvula, máscara
. Tubo en T
. Cánulas oro y nasofaríngeas
. Bajalenguas
. Equipo para ventilación trastraqueal percutánea
. Ventilador mecánico de transporte
. Aspirador de secreciones

3. Equipo para accesos venosos:

. Cristaloides
. Catéteres de diferentes tamaños
. Equipo de macrogoteo

4. Equipo para control de hemorragias:

. Apósitos, vendas, gasas

5. Equipo de monitoreo:

. Oxímetro
. Dispositivo para medición de presión arterial no invasiva
. Monitor de signos vitales
. Desfibrilador

6. Historia clínica

. Registro de atención
. Tarjetas con el RTS (Revised Trauma Score) y GCS (Glasgow Coma Score)

7. Otros

. Sondas vesicales
. Sonda nasogástricas

Descripción Detallada

El proceso de envejecimiento causa cambios a nivel de la estructura física del paciente geriátrico, incluyendo su composición corporal y su función orgánica, lo cual crea condiciones especiales que deben considerarse en este tipo de pacientes.

Este proceso ocurre a nivel celular y se refleja a nivel anatómico y fisiológico. Se carácter riza por la fragilidad, el enlentecimiento de los procesos mentales, el deterioro de las funciones fisiológicas, la disminución de la energía, la aparición de enfermedades crónicas y degenerativas y la disminución de la actividad sensorial.

Los principales cambios causados por la edad son:

1. Disminución de la masa encefálica.
2. Disminución de la percepción profunda.
3. Disminución de la capacidad de discriminación de colores.
4. Disminución de la respuesta pupilar, agudeza auditiva (presbiacusia) y visual (presbicia).
5. Disminución de la sensibilidad al gusto, tacto y olfato.
6. Disminución de la producción de saliva y lágrimas.
7. Disminución de la capacidad vital respiratoria.
8. Disminución de la motilidad esofágica con disminución de la producción de las secreciones gástricas.
9. Deterioro de la función renal.
10. Deterioro articular.
11. Disminución del porcentaje total del agua corporal.
12. Aumento del porcentaje de la grasa corporal.
13. Disminución del gasto cardíaco por disminución del volumen latido y la frecuencia cardíaca.
14. Disminución del número total de células corporales, disminución de 2 a 3 centímetros
de estatura y del 15 . 30% de la grasa corporal.
15. Disminución de la elasticidad cutánea y del grosor de la epidermis.

VISITE: GUÍA DE ATENCIÓN MÉDICA PREHOSPITALARIA POR TEMAS

CLIC AQUÍ Y DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!