Intoxicación por Metanol (Alcohol Metílico)

El metanol o alcohol metílico se obtiene como subproducto de la obtención industrial de polímeros.

Es un contaminante de los licores de fabricación artesanal e ingrediente de cierto tipo de solventes industriales, principalmente los thinneres que pueden llegar a contener hasta un 30% de metanol (300 mg/ml). El metanol es un producto altamente tóxico capaz de producir acidosis metabólica, ceguera y muerte.

Vía de absorción

La intoxicación puede ocurrir por ingestión, inhalación y por aplicación directa sobre la piel.

Mecanismo de acción

El metanol se metaboliza en el hígado a formaldehído y luego a ácido fórmico, que produce acidosis metabólica.

Manifestaciones clínicas

El metanol puede tener un periodo de latencia de hasta 72 horas post-ingesta, si ha habido ingestión concomitante de alcohol. La intoxicación aguda causa: confusión, ataxia, cefalea, malestar general, náuseas, vómito, dolor abdominal y cambios visuales con visión borrosa progresiva. La acidemia, las convulsiones, la bradicardia y el coma son signos de mal pronóstico.

Las secuelas más comunes son la neuropatía óptica, la ceguera, infartos de ganglios basales, parkinsonismo, encefalopatía tóxica y polineuropatía. En el examen del paciente es esencial la fundoscopia que puede mostrar papiledema, hiperemia del disco óptico o de la retina. La ausencia de estos hallazgos en el fondo de ojo no excluye el diagnóstico.

En los niños es frecuente la hipoglicemia por lo que se deben realizar dextrometer frecuentes.

Tratamiento

1. NO ADMINISTRAR CARBÓN ACTIVADO ya que no impide de manera significativa la absorción de alcoholes; se exceptúa la ingestión de thinner para impedir la absorción de sustancias coingestadas.

2. Administrar ácido fóliníco ya que favorece la conversión de ácido fórmico a CO2 y agua, en dosis de 1 mg/Kg vía oral.

3. Oclusión ocular bilateral.

4. El tratamiento específico es el ETANOL el cual está dirigido a evitar una degradación del metanol hacia sus metabolitos tóxicos.

La enzima alcohol deshidrogenasa tiene una afinidad veinte veces mayor por el etanol que por el metanol, mecanismo que impide la degradación del metanol hacia sus metabolitos tóxicos. El etanol puede aplicarse por vía intravenosa o se puede dar por vía oral. La concentración de etanol en sangre debe mantenerse en 100mg%.

El suministro por vía oral se inicia con 3 cc/kg de etanol al 30% (aguardiente). Continuar con 0.3cc/kg por hora de etanol al 30%.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!