Manejo Odontológico Integral del Paciente con Labio y Paladar Fisurado

TRATAMIENTO

Los objetivos del tratamiento del paciente con labio y paladar fisurado serán reducir al mínimo la desfiguración y sus secuelas físicas y psicológicas, disminuir el trastorno foniátrico y mejorar la función oral, tratando de evitar las secuelas dentoalveolares debidas a la deficiencia del hueso alveolar, un arco superior estrecho y el crecimiento anterior deficiente del maxilar superior, lo cual daría un paciente adulto con características cefalométricas muy especiales, como han sido descritas por Miyahara y Capelozza (9):

• Perfil óseo con tendencia a concavidad.
• Maxilar superior pequeño y retroposicionado.
• Mandíbula con cuerpo pequeño y retroposicionada.
• Relación deficiente entre el maxilar y la mandíbula.
• Proyección nasal con relación a la línea S, ocasionalmente mayor*.
• Menor proyección del labio superior en relación a la línea S*.
• Proyección del labio inferior en relación a la línea S, ocasionalmente mayor*.

*Línea S o Línea de Steiner: Se trata desde el Pogonión cutáneo a la imagen del ala de la nariz que determina una S. (1).

Para lograr los objetivos del tratamiento es muy importante concientizar a los padres del neonato sobre la importancia del manejo por un equipo mutidisciplinaria (Fig. 3), y que, los procedimientos quirúrgicos correctivos no son necesariamente el manejo principal e inmediato del problema.

Equipo multidisciplinario en la atención del paciente fisurado
FIGURA No. 3
Equipo multidisciplinario en la atención del paciente fisurado

Sin restar importancia a las otras especialidades del equipo multidisciplinario, este artículo se enfocará al tratamiento odontológico y en especial al odontopediatra, quien en un momento dado se convierte en el profesional que durante más tiempo estará en contacto con el paciente y su familia.

La atención de la salud del paciente con labio y paladar fisurado comenzará el momento del nacimiento, primero, complementando la información sobre la alimentación del paciente y, segundo, por medio de placas ortopédicas funcionales llevar a un crecimiento y desarrollo adecuado los maxilares y el complejo craneo-facial.

Alimentación de los Neonatos con Labio y Paladar Fisurado:

Este es uno de los motivos por el cual se llama inmediatamente al odontólogo, debido a la angustia de los padres y del equipo médico para alimentar al bebé, a quien generalmente se le inicia la alimentación por sonda nasogástrica. La colocación temprana de la placa ortopédica funcional, permitirá al recién nacido una alimentación oral con ciertas precauciones; la posibilidad que la madre satisfaga su necesidad psicológica y funcional de alimentar al bebé con seno; y al bebé la oportunidad de éste tipo de alimentación que es indispensable para el buen progreso psicomotor y nutricional del niño.

Recomendaciones especiales:

1. Colocar al bebé en posición vertical y no horizontal para alimentarlo.
2. El chupo del tetero debe ser corto y el agujero de salida pequeño, de tal forma que la leche sea suministrada en gotas y no en chorro continuo.
3. En caso que el bebé no pueda succionar bien el seno, la madre deberá extraer su leche para suministrársela en el tetero, colocando antes el bebé al seno durante unos minutos.
4. No endulzar el tetero.

Confección de la placa Ortopédica Funcional

La placa ortopédica funcional se confeccionará desde el momento del nacimiento y se debe cambiar cada 15 días (si es posible cada 10 días), debido a que es una placa que no puede ser activada, lo cual será posible únicamente cambiando de aparato, el cual tendría las siguientes funciones:

1. Permitir una buena alimentación.
2. Estimular y guiar el crecimiento y desarrollo de los segmentos palatinos atróficos.
3. Evitar la posición de la lengua en la zona de la fisura y reeducar su posición.
4. Estimular el crecimiento transversal del maxilar superior.
5. Dirigir el cierre de la fisura.
6. Crear un reborde alveolar adecuado para lograr una buena relación oclusal.

A continuación se describirá la técnica de confección de la placa ortopédica funcional, procedimiento que deberá ser repetido cada vez que se cambie el aparato (cada 10 a 15 días):

1. La toma de impresión se hace en el neonato con una cubeta de aluminio o de acrílico que se ha preformado a un tamaño adecuado, con alginato, el cual debe ser preparado con una cantidad de agua menor a la recomendada por el fabricante, para evitar que éste fluya hacia las fosas nasales. No es necesario colocar gasa en la zona de la fisura si el alginato se prepara como se indicó, además que la gasa evitaría un buen copiado de los bordes de la fisura.
2. Se hace el vaciado en yeso tipo III, obteniendo el modelo de trabajo.
3. En el modelo de trabajo, previamente recortado, se hace un encerado, tratando de reconstruir lo que sería un paladar normal.
4. Con la parte cóncava de la espátula 7ª, se hace un tallado siguiendo todo el contorno de la fisura (1 mm, hacia adentro y no sobre el borde la fisura), aproximadamente de 1 mm de profundidad, con el fin de crear unos topes en el acrílico que permitan un estímulo adecuado para el cierre de la fisura.
5. Se diseña la placa sobre el modelo de trabajo liberando los frenillos.
6. Se aísla el modelo. Es recomendable no usar ningún tipo de aislante, sino colocar el modelo en agua durante 5 minutos, con le fin de no borrar con el aislante el tallado que se efectuó.
7. Se acriliza la placa y se pule.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!