Caries del Lactante

La sacarosa es un disacárido compuesto por glucosa y fructosa, es considerado el más cariogénico alimento de la dieta humana. (Newbrun 1969, Makinen 1972) y la intraoral colonización del S. Mutans es altamente dependiente de los niveles de sacarosa en la dieta ( Loesche 1985). Hay numerosos reportes de alta incidencia de caries de biberón en pacientes que consumen biberón endulzados con azúcares refinados (dilley et al. 1980, van Houte er al 1982).

La leche bovina o humana contiene el carbohidrato lactosa, es un disacarido compuesto de glucosa y galactosa, en estudios de laboratorio se ha viso que animales alimentados con leche e inoculados con bacterias cariogénicas, se presenta la desmineralización del esmalte y la subsecuente producción de caries (Guggenheim et al. 1966, Koulourides et al. 1976). Se han reportado casos clínicos de estos tipos de pacientes (Dilley et al 1980), pero queda una duda en el sentido que la leche también presenta fosfatos y calcio que ayuda remineralizar el esmalte, se puede concluir que produce caries, pero menos agresiva que la sacarosa, dependiendo de la frecuencia del hábito.

El último factor importante en el desarrollo de la caries del lactante es el tiempo en relación a la frecuencia y cantidad de exposición al líquido “agresor”. Derkson y Ponti (1982) reportaron que niños con caries de la lactancia, presentaban un promedio de hábito de biberón 8.3 hr/día comparado con 2.2 hr/día para los niños que no presentaban caries de la lactancia, otro tiempo importante, de tener en cuenta es la duración en meses de este hábito deletéreo, se ve que los niños que lo presentan, son aquellos que prolonga su uso, después de los quince meses hasta los 5 años. En el hábito nocturno también se ha visto que se presenta una caries de la lactancia bastante agresiva (Kroll y Stone 1967,, Powell 1976, Dilley 1980) ya que el niño puede consumir varios biberones nocturnos y durante el sueño el flujo salivar disminuye, se lleva a cabo más fácilmente la desmineralización de la superficie sin la influencia física y química de la saliva.

Recogiendo todos estos factores etiológicos que representación clínica pueden tener. En la fase más precoz encontramos según la expresividad que tengan la triada agente, huésped, medio ambiente; encontramos primero a nivel estructural del esmalte dental, la desmineralización producida por los ácidos de la fermentación de los carbohidratos que solamente se pueden evidenciar con microscopio electrónico, su primera manifestación clínica se ve representada por un halo blanquecino atravesando de mesial a distal por gingival de la cara vestibular de los incisivos, que en una fase ya más avanzada se produce cavitación siguiendo el mismo patrón de anillo hacia gingival. Podemos hacer diagnóstico diferencial con el patrón de caries corriente en el cual las primeras superficies atacadas son las proximales y las caras vestibulares no presentan ningún tipo de patología. Posteriormente en esta área de desmineralización se produce la cavitación siguiendo el patrón de afectación de las superficies listas o vesiculares.

El segundo grupo de dientes afectados son los primeros molares inferiores con caries de facetas, no puntiforme como se da en la caries común, sino que se lleva parte de los rebordes triangulares y la superficie vestibular presenta áreas blanquecinas o cavitaciones, el tercer grupo de dientes afectados son los molares superiores con el mismo patrón de destrucción de los inferiores.

El último grupo de dientes afectados son los incisivos inferiores, que generalmente no presentan caries, por que4 la lengua los protege durante la succión, no les permite entrar en contacto con liquido, además la proximidad de las glándulas salivares le da continuo baño y elementos anticariogénicos de la saliva. Pero en los casos más agresivos de caries del lactante, se encuentra la destrucción de estos dientes, por un hábito de biberón de varias veces al día y en la noche y endulzado con azucares refinados.

Si es endulzado con panela, cambia el patrón por unos menos agresivo, al igual si es sólo de leche, como también si es de leche materna. Puede llegar a ser más agresivo del lado el cual duerme el niño, no importando su contenido.

En algunos casos clínicos pueden variar su presentación este proceso clásico, por ejemplo el paciente de sólo biberón diurno presenta una destrucción no tan agresiva, y las caras vestibulares de los incisibos superiores pueden estar sanas o afectados sus bordes incisales, la cara palatina si está afectada completamente, en los molares posteriores tanto superiores como inferiores, si presenta el mismo patron.

Orto patrón que se pueden encontrar es una línea amarillenta o café que atraviesa la corona clínica demencial a distal por la parte media del diente, a la inspección con el explorador es dura y corresponde a una caries del lactante detenida entre el año y año y medio por suspención del uso del biberón, esta superficie se remineralizó por el cambio de hábitos dietéticos e higiénicos y el diente continuó su erupción.

Hay pocas publicaciones sobre la presentación clínica de la caries del lactante. Estas conclusiones fueron observaciones sistematizadas de 45 casos clínicos que tenían el diagnóstico de caries del lactante.

BIBLIOGRAFIA

  1. Carlson, J,; Grahnen, H: Jonhson, G. Lactobacilli and streptococci in the mouth of children. Caries Res. 9:33-9p. 1975.
  2. Berkowitz, R; Turner, J,; Hughes, C. Microbial characteristics of the human dental caries associated with prolonged bottle feeding Arch Oral Biol. 29:49-51.
  3. Ripa, LW. Nursing caries: a comprehensive review. Pediatr Dent. 10(4):268-81 dec1988.
  4. Jonhsen, D. et al. Background comparisons of pre-41/2-year-old children wiht nursing caries in four practice settings. Pedriat Dent.6(1): 50-54. Mar 1984.
  5. Catanalotto, F,; Shkiar, I.; Keene, H. Prevalence and locatization of Streptococcus mutans in infants and children. JADA. 91:606-9 ep 1975.
  6. Koranyl, K,; Rasnake, K.: Tarnowski, K. Nursing bottle weaning and prevention of dental caries :suvey of pediatricians. Pediart Dent.13(¡): 32-34. Jan 1991.
  7. Richardson, B et al. Infant feeding practices and nursing bottle caries. J Dent Child. 60:423-29. Nov.1981.
  8. Koroluk, L. Parenteral perceptions of the effects of maxillary incisor extraction in children with nursing caries. J Dent Child. 58:233-36. Mat 1991.
  9. Berkowitz, R. Strsptococcus mutans and dental caries in infants Compend Cont Educ. VI: 463-65. 1985.
  10. Berkowitz, R,; Jordan, H. Similarity of bacteriocins of treptococcus mutans from mother and infants.Arch Oral Biol. 20:725-30. 1975.
  11. Curzon, M. ; Drummond, B. Case report-rampat caries in an infant related to prolonged on-demand breast feeding and lactovegetariana diet. J Pediatr Dent. 3:25-28. 1987.
  12. Derkson, G.; Pomnti, P. Nursing bottle syndrome : prevalence and etiology in a nonfluridated city. J can Dent Assoc. 48:389-93. 1982.
  13. Dilley, G.; Dilley. D.: Machen, J: Prolonged nursing habit: A profile of patienst and their families. J Dent Child. 47:102-8. 1980.
  14. Berkowitz, R. Et al. Primary oral infection of infants with streptococcus mutans. Arch Oral biol . 20:171-74. 1975.
  15. Gardiner, D.; Norwood, J; Eisenson, J. At will breast feeding and dental caries:four reports. J Dent child. 44:187-91. 1977.
  16. Guggenheim, B et al. The cariogenicity of different dietary carbohidrates tested on rats in relative gnotobiosis with a streptococus producing extracelular polysaccharides Helv Odontol Acta. 10:101-13. 1966.
  17. Berkowitz, R.; Tuner, J.; Green, P.Maternal salivary levels of streptococcus mutans and primary oral infection of infants. Arch Oral Biol. 26:147-49. 1981.
  18. Dreizen. S.;Dreisen , J. : Stone, R. The effect of cow´s milk on dental caries in the rat. J Dent Res. 40:14025-28. 1961.
  19. Duchin, S.; van Houte, J. Colonization of teeth in human by atreptococus mutans as related to ets concentration in saliva and host age. Infect Immune. 20:120-25. 1978.
  20. Kolder, B.; Bratthall, D. Intrafamiliar levels of etreptococus mutans and some aspects of the bacterial trasmision Scand J Dent Res. 86:35-42. 1978.
  21. Koulourides, T. Et al . Cariogenicity of the nine sugars tested with and intaoral device in man. Caries Res. 10:427-41. 1976
  22. Kroll, R.; Stone, J. Nocturnal bottle –feeding as a contributory cause of rampant in the enfants and young chil. J Dent Child. 34:454-59. 1967.
  23. Loesche, W. Role of the streptococus mutans in human dental decay. Microbiological Rev. 50:353-58. 1986.
  24. Makinen, K. The role of sucrose and other sugars in the development of dental caries: A review. Int Dent J. 22:363-86. 1972.
  25. Mazuda. N. Et al. Trasmision of streptococus mutans in some selected families. J Dent Res. 59:463. 1980.
  26. Powell, D. Milk. Is it related to rampat caries of the early primary dentition? J Calif Dent Assoc. 4:58-63. 1976.
  27. Newbrun, E. Sucrose, the arch criminal of dental caries. J Dent Child. 36:239-48. 1969.
  28. Rogers, A. The source of infection in the intrafamiliar transfer of streptococus mutans. Caries Res. 15:26-31. 1981.
  29. Rugg- Gunn, A.; Robers, G; Wrights, W. Effec of human milk on plaque ph in situ and emanel dissolution in vitro compared with bovine milk, lactose, and sucrose. Caries Res. 19:327-34. 1985.
  30. Van Houte, J.; Duchin; S. Streptococus mutans in the mouths of children with congenital sucrose deficiency. Arch Oral Biol. 20:771-73. 1975.
  31. Van Houte, J.: Gibbs, G.;Butera, C. Oral flora of children with “nursing bottle caries”. J Dent Res. 61:382-85. 1982.
  32. Menarker, L.; Mohart, R.; Navia, J. Bases biológicas de la caries dental. Primera Barcelona, Salvat, 1986.
  33. Jawetz, E. Manual de microbiologíaMédica. Doceaba. México,Editorial manual modern, 1977.
  34. Mac Donald, R. Odontología pediátrica y del adolescente. Quinta. Editorial Médica panamericana.