Guerra de los Mil Días: Conflicto Bipartidista en Colombia

Guerra de los Mil Días: Conflicto Bipartidista en Colombia

La Guerra de los Mil Días hace referencia a un conflicto civil en Colombia entre conservadores y liberales por el poder. Esta guerra se llevó a cabo entre el 17 de octubre de 1.899 y el 21 de noviembre de 1.902.

En el año 1.899 el partido conservador se había dividido en dos corrientes; los Nacionalistas que era un grupo de un gobierno excluyente, conformado por personajes como Rafael Núñez y Miguel Antonio Caro; y estaba la corriente de los Históricos quienes entendían la necesidad de acercarse a los liberales, quienes era una fuerza política importante.

Por su parte, el partido liberal también se encontraba fraccionado, había un grupo que quería acceder a los espacios del gobierno mediante la confrontación armada; y el grupo que buscaba acceder al poder por medio de las instancias políticas.

Sin embargo, fue la violencia y la confrontación armada la que predominó en esa época, y el 17 de octubre de 1.899 se declara oficialmente la insurrección liberal por parte de Paulo Emilio Villar; uno de los jefes del partido liberal en el departamento de Santander, quien se levantó contra el gobierno conservador que tenía en la presidencia a Manuel Antonio Sanclemente y en la vicepresidencia a José Manuel Marroquín.

Justamente, fue el departamento de Santander el principal escenario de esta guerra. Bucaramanga, la capital, fue la ciudad en la que se realizó el primer ataque; en Santander se llevaron a cabo las famosas batallas de Palonegro y Peralonso.

Aun así, la guerra llegó al departamento del Tolima, a varias partes de la Costa y a Panamá (en ese entonces propiedad de Colombia).

Ver Más Historia de Colombia.

Batalla de Palonegro

En febrero del año 1.990 los liberales quedaron aislados en Santander, con pocos recursos y sin suministros, aunque con las filas del ejército intactas.

A pesar de la negativa de Vargas Santos de librar una batalla, ésta llegó el 11 de mayo en Palonegro; donde al menos 7mil liberales enfrentaron a cerca de 21mil nacionalistas a cargo del general Próspero Pinzón. 25 días duraron los combates con la absoluta derrota de los liberales.

Tratados de Neerlandia y Wisconsin en la Guerra de los Mil Días

El fin de la Guerra de los Mil Días llegó con la firma de estos tratados de paz, el de Neerlandia el 24 de octubre de 1.902 por Rafael Uribe Uribe; donde se reconocían a los revolucionarios como beligerantes y donde el gobierno se comprometía a garantizar su seguridad, cesar el cobro de la contribución a la guerra y liberar a los presos políticos.

Este tratado lleva ese nombre, porque se firmó en la hacienda Neerlandia, cerca de Ciénaga, en la zona bananera del Magdalena.

Por su parte, el tratado de Wisconsin firmado el 21 de noviembre de 1.902 pedían la liberación inmediata de todos los presos políticos y prisioneros de guerra; pedían también amnistía y garantías para las personas cuyos bienes estaban comprometidos por la revolución; y solicitaban también la convocatoria para una nueva elección del congreso.

Este tratado lo firmaron los liberales Benjamín Herrera, Lucas Caballero y Eusebio Morales y por parte del Gobierno, los generales Alfredo Vázquez y Víctor Manuel Salazar.

Consecuencias de la Guerra de los Mil Días

Después de la guerra, se dio una crisis económica en medio de la cual se perdió Panamá el 3 de noviembre de 1.903 y quedó una deuda grande; debido a los gastos militares en los que incurrió el gobierno.

Como consecuencia de la guerra, las vías de comunicación del país estaban destruidas al igual que las industrias, lo que conllevó a tener un país empobrecido.

Sin embargo, las consecuencias más dramáticas de esta guerra fueron las más de 100mil muertes que dejaron los enfrentamientos. Se estima que al menos 75mil hombres se movilizaron durante la guerra, llegando incluso a reclutar niños.

Más Temas de Educación AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!