Geografía de Egipto

Geografía de Egipto

Una característica importante de la geografía de Egipto es que comparte su territorio entre los continentes de África y Asia. En el continente africano Egipto se ubica hacia el noroeste y en el asiático en la zona occidental con la Península del Sinaí.

Adicionalmente, otra característica importante de la geografía de Egipto es la influencia del río Nilo en un clima desértico como el que se presenta allí. El vallo del Nilo hace que las zonas aledañas sean las únicas cultivables del país.

Egipto limita el norte con el Mar Mediterráneo, al sur con Sudán, al oeste con Libia, al este con el Mar Rojo y al noreste con Israel y Jordania. Su superficie total es de 1.001.450 km², ocupando el puesto 29 de 194, es decir, se considera un país grande. (Ver También: Geografía en África.)

Características de la Geografía de Egipto

Relieve

El relieve de Egipto es mayoritariamente desértico, se calcula que al menos el 90% de su territorio es desierto, razón por la cual el valle del Nilo es la zona más habitada; de todas formas, partes de las zonas desérticas se encuentran habitadas.

En Egipto se pueden diferenciar al menos 7 regiones: el Alto Egipto, Egipto Medio, el Bajo Egipto, El Cairo, Desierto Oriental, Desierto Occidental.

El Alto Egipto es la zona fértil que se encuentra en el vallo del río Nilo, se caracteriza porque es estrecha, pero tan larga que alcanza unos 850 km de longitud. Esta región se encuentra al sur del país y es tanta su fertilidad que en la antigüedad producía alimentos en exceso.

La región del Egipto Medio se referencia más en el turismo, pues allí permanecen monumentos de la civilización antigua; esta región va desde el oasis del Fayum en el valle del Nilo hasta la ciudad de Asiut, al sur de Egipto.

Por su parte, el Bajo Egipto es la zona que se forma en la desembocadura del río Nilo, se le conoce también como Delta del Nilo pues tiene forma de triángulo; la letra delta en el alfabeto Egipto está representada por esta forma geométrica. El Bajo Egipto es una de las zonas más pobladas del país, al menos el 40% de la población habita allí.

El Cairo, la capital de Egipto es la zona centro, no porque quede en el centro del país, sino porque es la zona que conecta el Alto Egipto y el Bajo Egipto. Es una zona muy importante principalmente por su desarrollo urbanístico, turístico y administrativo.

Y, finalmente los desiertos que representan otra característica muy importante de la geografía de Egipto. Las zonas desérticas se pueden dividir en oriente y occidente. El desierto occidental hace parte del desierto del Sahara y es el desierto más grande de Egipto ocupando casi dos tercios de su superficie.

Y, por su parte, el desierto oriental que es donde se ubica la Península del Sinaí; este desierto se encuentra hacia el este del Nilo y a pesar de ser muy inhóspito y con escasos oasis su territorio es más accidentado con puntos que sobrepasan los 2.600 msnm.

Hidrografía

El río Nilo y su valle representa uno de los factores más importantes de la geografía de Egipto. Por un lado, es indispensable para la agricultura, pues sus inundaciones permiten que el suelo sea más fértil y por consiguiente, el rubro de la agricultura es muy representativo dentro de la economía de este país.

El Mar Mediterráneo y el Mar Rojo bañan a este país, pero hacia el este del país, el Canal de Suez une las dos aguas de estos mares. Se trata de un canal artificial de cerca de 163 km que se construyó sobre el siglo XX.

Clima

Dadas las condiciones de su territorio, Egipto tiene un clima desértico, sus precipitaciones son muy pocas y normalmente solo llueve durante los meses de invierno entre octubre y marzo; sin embargo, en las montañas del Sinaí puede caer nieve.

Sus temperaturas van de extremos, en las zonas desérticas la temperatura en verano puede ascender a los 50°C; mientras en el Bajo Egipto rondar los 26°C y en invierno descender a 15°C.

Flora y Fauna

Entre las especies de flora más representativas de Egipto se encuentra la flor de loto, los lirios, flores de acacias y el jazmín. En cuanto a la fauna, se destacan especies como el fénec; una especie de zorro capaz de vivir a las condiciones climáticas extremas del desierto y que sale a cazar en la noche cuando la temperatura es más fresca.

También es posible encontrar hipopótamos, cocodrilos, gacelas, escorpiones y halcones; algunos de estos se encuentran especialmente en el desierto del Sahara y sus cercanías.

Más Temas de Geografía Universal AQUÍ

Autora: Victoria Camelo

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!