Modelo de Pedagogía de Aula Invertida o Flipped Classroom

El aula invertida o flipped classroom es un modelo de pedagogía en el que las personas aprenden haciendo y no memorizando; un gran cambio al sistema tradicional. Adicionalmente, otra característica importante del modelo aula invertida es que los estudiantes estudian y se informan en casa; para que después en las aulas de clase el trabajo sea debatir, analizar, hacer trabajos en grupo, etc.

Así entonces, este modelo de pedagogía se basa en 4 pilares: aprendizaje profundo, estudiantes más activos y maestros como guías, contenido estructurado y uso de la tecnología.

Características y Ventajas del Modelo Aula Invertida o Flipped Classroom

Estudiantes más Protagonistas y Motivados

En este modelo pedagógico son los propios estudiantes los que marcan el ritmo de su aprendizaje, se convierten en actores más activos y menos pasivos. Los estudiantes, en el modelo de aula invertida, asumen la responsabilidad de su aprendizaje y la forma en la que quieren aprender; en este caso, los maestros son una guía de los estudiantes.

Esta es una característica muy importante del modelo de aula invertida o flipped classroom; los estudiantes se vuelven más activos porque buscan su propia información, la procesan, hacen preguntas, resuelven proyectos y dudas en torno a eso, trabajan y se colaboran en grupo.

Justamente, esta característica se convierte en una motivación para los estudiantes, porque se vuelven más conscientes de su proceso de formación. Es decir, no se limitan a un programa que diseñe el maestro o el colegio, sino que la profundidad del conocimiento llega hasta donde ellos quieran, porque se vuelven más participativos y toman decisiones. (Lee también: ¿Qué es la Alfabetización?)

Conocimiento más Fuerte, Profundo y Permanente

La idea del modelo aula invertida es que el tiempo en el aula de clase es pueda aprovechar al máximo, por tal razón, los estudiantes deben investigar e informarse en casa para que en el aula se puedan realizar actividades que ayuden a consolidar el conocimiento y no a memorizar.

Por ejemplo, el estudiante se informa sobre cierto tema en casa, una vez están en clase, el tiempo se puede aprovechar resolviendo dudas, haciendo análisis ya con la información previa clara; también se dedican a profundizar o solucionar problemas, etc. La idea es que el conocimiento adquirido sea más profundo y permanente, gracias al análisis y el debate, y no por memorizar la información.

Cuando la información se procesa, se comprende, se entiende, se analiza y se debate, es más fácil que la retengamos con nosotros por más tiempo, que solo si se memoriza para un examen o por una tarea. De hecho, este es uno de los objetivos del aula invertida o flipped classroom. Lea también: En qué consiste el Modelo Pedagógico Desarrollista.

Competencias de Trabajo en Grupo e Individual

La autonomía es una de las aptitudes que se deben desarrollar y fortalecer en el modelo de aula invertida; y es que los estudiantes en su “tiempo libre” o el tiempo en casa deberán dedicar parte de el para informarse y así maximizar la eficacia y eficiencia de su proceso de formación. Otras habilidades que desarrolla este modelo de pedagogía es la planificación y organización.

Asimismo, este modelo incentiva tanto la autonomía del trabajo individual, como la capacidad de trabajar en grupo. Son actividades que, además, también ayudan a desarrollar la empatía y la inteligencia emocional.

Tecnología

El uso de la tecnología es muy importante en el modelo de aula invertida, especialmente porque favorece la diversidad del aprendizaje. Primero, porque con la tecnología se puede acceder a la información a través de diversos formatos: escrito, libros digitales, imágenes, videos, infografías, etc. Y segundo, porque es una información a la que se puede acceder en cualquier momento y cuantas veces sea necesario.

CLIC AQUÍ Y DÉJANOS TU COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *