Origen y Evolución del Sistema Solar

Sistema Solar

Se calcula que el sistema solar se formó hace al menos 4.650 millones de años, y aunque existen varias teorías al respecto; la más aceptada por los científicos es la teoría nebular, que señala el origen del sistema solar como consecuencia del colapso de una nube molecular gigante a causa de la fuerza gravitacional.

Desde su formación inicial, el sistema solar evolucionó por muchos años dando paso a la aparición de las lunas de cada planeta, el descubrimiento de planetas extrasolares, entre otros. Gran parte de esta evolución se debió a colisiones gigantes entre cuerpos.

Otras teorías que se refieren al origen del sistema solar teoría de los proto-planetas que señala un cúmulo formado por una nube interestelar densa, en donde también se encontraban los planetas. O la teoría de acreción que indica que el Sol pasó por medio de una nube interestelar densa, y cuando la atravesó por completo y salió, quedó rodeado de un conjunto de polvo y gas. Otras teorías son la teoría de la nebulosa moderna, la teoría de captura y la teoría laplaciana moderna. (Ver También: Teoría del Big Bang)

Formación del Sistema Solar

Teoría Nebular

Esta teoría se conoce por primera vez sobre el año 1.644 por René Descartes, pero un siglo después, personajes como Emanuel Kant, Pierre-Simon Laplace y Emanuel Swedenborg la perfeccionarían.

La teoría nebular señala que el sistema solar se originó a causa de del colapso que sufrió una nube molecular densa y gigante, principalmente a causa de la fuerza de gravedad que hizo que se contrajera; y que, a su vez, se debió a la explosión estelar o una supernova cercana.

Se cree que, ante la explosión estelar, su onda expansiva hizo que el núcleo de la nube interestelar comenzara a atraer partículas de polvo cósmico, es decir, resto de partículas presentes en el universo y que no miden más de 100 micrómetros.

La atracción de estas partículas hizo que la atracción gravitacional de la nube aumentara hasta colapsar. Por una parte, comenzó a girar más rápido; y adicionalmente, se estima que la presión de los gases, la gravedad y la fuerza de rotación hicieron que la mayor parte de la masa de la nube se concentrara en el centro.

Esto a su vez, hizo que la temperatura aumentara demasiado, de tal manera que apareció un protosol. El resto de la masa de la nube, que siguió girando rápidamente, se aplanó hasta formar un disco protoplanetario; a partir de ahí, se comenzaron a formar los protoplanetas hasta convertirse en los planetas actuales, los satélites, las lunas y el resto de cuerpos del sistema solar.

Formación del Sol

Gran parte de la masa se fue acumulando en el centro y esto provocó que la temperatura aumentara de manera drástica. La presión era elevada lo que provocó una reacción nuclear, liberando energía y permitiendo la formación de un protosol, que después de su evolución, es el sol que actualmente se conoce.

Como parte de la evolución solar, se estima que cada 1.000 millones de años, el sol se hace 10% más brillante; es decir que, en 1.000 millones de años, estará calentando tanto que provocará que los océanos de la Tierra se comiencen a evaporar.

Formación de los Satélites y Planetas

A medida que se formaba el sol en el centro de la nube, el resto de la masa que seguía girando rápidamente, aumentaban su gravedad y recogían materiales; principalmente aquellos que resultaban de las colisiones entre cuerpos en formación y partículas.

Se estima que para llegar a la forma que se conoce actualmente, el sistema solar, desde su origen, tuvo una evolución de 100 millones de años.

La acreción, que es la agregación de materia a un cuerpo, es la teoría que sustenta la formación de los planetas y satélites.  Es decir, esos restos de masa que recogían materiales fueron creciendo hasta obtener los tamaños actuales y se desplazaron hasta llegar a la ubicación actual.

Los planes que quedaron más cerca al sol eran muy cálidos, por eso no lograron retener materiales ligeros; mientras que los planes más retirados del sol son más grandes y gaseosos.

Más Temas de Biología y Ciencias Naturales AQUÍ

Autor: Simón Parra

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!