Gabriel García Márquez “Gabo”

* Martha Cecilia Mora Lozano
* Enfermera Coordinadora de Hospitalización y Cirugía. Fundación Santa Fe de Bogotá.
* [email protected]

UN RELATO PARA RECORDAR
Gabriel García Márquez
Narrador, periodista y guionista cinematográfico

Nació en Aracataca, el 6 de marzo de 1927, en el hogar formado por Gabriel Eligio García, telegrafista y Elisa Santiaga Márquez Iguarán. Siendo muy niño fue dejado al cuidado de sus abuelos maternos, el coronel Nicolás Márquez Iguarán, su ídolo de toda la vida y Tranquilina Iguarán Cortés. Quienes acostumbraban contarle relatos, fábulas e historias, lo que indudablemente llegaría a ser una fuente de inspiración para el escritor.

Aracataca municipio, al sur de Santa Marta, vió pasar los primeros años de Gabo, años que aparecen relatados con toda fidelidad en ‘Vivir para contarla’, el primer tomo de la autobiografía del Nóbel, en esta población el realismo mágico se percibe en cada esquina. Pueblo inspirador, donde casa que se respete vive con la puerta abierta y la mecedora al borde para acoger a los visitantes con la misma calidez que Úrsula Iguarán usaba para recibir a los forasteros que venían tras el olor de los billetes chamuscados en las cumbiambas, durante la bonanza bananera. Aunque en Cien años de soledad, Gabo describe la fuga de los pájaros como síntoma del fin de Macondo, siempre hay un loro, una jaula desde la que canta un pájaro de colores y una mata de plátano en el patio, niños y niñas en calzoncitos se asoman desde las ventanas observando a los que pasan, algunos en medio de juegos, otros chupando helado.

En sus relatos reconoce que su madre es quien descubre los personajes de sus novelas a través de sus recuerdos. Haber vivido alejado de su padre, quien tenía un carácter muy fuerte, que confundía con incomprensión, le dificultó mantener una relación de confianza durante su adolescencia. Al fallecer su abuelo en 1936 fue enviado a estudiar a Barranquilla.

En algunos de sus relatos hace referencia a los grandes esfuerzos que le ha costado escribir con buena ortografía, aún en sus últimos escritos. En el colegio fue reconocido como poeta, por la gran facilidad para memorizar y por la habilidad para recitar a voz en cuello los poemas de clásicos y románticos españoles. De igual forma hacía versos que rimaban y dedicaba a sus compañeros en los boletines del colegio, los cuales fueron los primeros escritos que fueron impresos en los periódicos del colegio y merecieron reconocimientos especiales.

En su tiempo libre se dedicaba a leer los libros o escritos que le llegaran a sus manos, de esta forma comenzó a desarrollar el interés y la habilidad por la literatura. Empezó a tener herramientas para desarrollar críticas a las lecturas, libros y poemas; su afán por relacionarse con sus compañeros de estudio, mayores que él, lo llevaron a relacionarse con los hijos de los fundadores del Heraldo de Barranquilla. Aunque el estudio no fue su fuerte, siempre se interesó por las actividades académicas, las cuales lo estimularon a tener largas pláticas con sus profesores en las horas de recreo. Con el tiempo, se fue enriqueciendo con cada experiencia adquirida y vivida, las cuales ha plasmado en sus escritos.

Casa donde nació Gabriel García Márquez

Casa de Aracataca restaurada, donde Nació y vivió sus primeros años.
En l940 viajó a Zipaquira donde finalizó becado sus estudios de Bachillerato. En 1947 se matriculó en la facultad de ciencias políticas de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá. Aunque siempre se inclinó por las artes literarias. En 1946 fue redactor de El Universal, periódico de Cartagena de Indias, de El Heraldo en Barranquilla entre 1948 y 1952. Este último año publicó el capítulo inicial de La hojarasca; en 1955, fue redactor del periódico El Espectador de Bogotá. En 1952 editó su primer cuento llamado “La Primera Designación”. En 1955 viajó a Ginebra como corresponsal de El Espectador. Se establece en Italia y recorre Alemania Oriental, Checoslovaquia y la antigüa Unión Soviética. Entre 1959 y 1961, trabajó para la agencia cubana de noticias, La Prensa, aquí en Colombia, en La Habana y en Nueva York.

En el año de 1959 contrajo matrimonio con Mercedes Barcha, de cuya unión nacieron dos hijos, Rodrigo y Gonzalo.

Gabo ha sido declarado narrador con la más alta imaginación y fantasía, maestro del diálogo y del relato, creador de leyendas, fábulas y mitos, y desde su juventud siempre ha tenido presente los caminos de la poesía.

En sus relatos siempre aparece nuestro país, sus pueblos, sus costumbres, ciudades, su cultura y la realidad política del país. De los episodios narrados por “Gabo”, el más importante es el del 9 de abril de 1948, en el cual el escritor describe su vivencia por haber estado a pocos metros de donde mataron al líder del pueblo Jorge Eliécer Gaitán, describiendo dramáticamente cada momento de lo vivido por el país. El compromiso político de García Márquez está plasmado en su obra y se originó en el marco histórico de la Colombia del Bogotazo y todo el período de violencia.

García Márquez ha sido un pensador liberal, cuyo pensamiento de izquierda ha llegado a indignar a lideres políticos, de diferentes corrientes entre los cuales figuraron el expresidente Laureano Gómez y el General Gustavo Rojas Pinilla. Debido a sus ideas políticas izquierdistas, pasó varias décadas de 1960 y 1970 en un exilio voluntario en México y España. A esto se le añade que en 1960 declaró su admiración por el gobierno cubano, lo cual fue suficiente para que Estados Unidos le negara la entrada al país, no tuvo otra alternativa que vivir en el exilio político por muchos años en los países Europeos, Venezuela, y México. Fue en esta última ciudad, mientras se encontraba en el exilio donde pudo ver el fruto de todos sus esfuerzos literarios, mediante la publicación de la obra Cien años de soledad que llegaría a convertirse en su logro más extraordinario, Premio Nobel.

Fue formalmente invitado por el gobierno Colombiano a regresar a su país, en el año de 1980 cuando ejerció de intermediario entre el gobierno y la guerrilla.

Son muchas las personas que han tenido que ver con Gabriel García Márquez para hacer análisis y comentarios, a sus obras, escritos y narrativas. Dasso Saldívar, es quien describe con más certeza la naturaleza y la razón de los escritos de Gabo.

Sus primeras novelas, relatos y cuentos reflejan el ambiente de violencia e intolerancia que Colombia vivía en el momento en que las escribió, cuentos como:

  • Alguien desordena estas rosas
  • La tercera resignación
  • Un señor muy viejo con unas alas enormes
  • Diálogo del espejo
  • Ojos de perro azul
  • El ahogado más hermoso del mundo
  • Eva está dentro de su gato
  • El negro que hizo esperar a los ángeles
  • Un día después del sábado. Laureado en l954
  • El rastro de tu sangre en la nieve.[spacer size=”10"]

Libros de cuentos

  • Los funerales de la Mamá grande
  • La noche de los alcaravanes
  • Isabel viendo llover en Macondo
  • Relato de un náufrago
  • Rosas artificiales
  • El cachorro
  • La increíble y triste historia de la Cándida Eréndira y su abuela desalmada (1972)
  • Doce cuentos peregrinos. (1992)[s[spacer size=”10"]li>

Novela

  • La hojarasca (1955)
  • El coronel no tiene quien le escriba (1961)
  • Los funerales de la Mamá Grande (1962)
  • Crónica de una muerte anunciada (1981)
  • Cien años de soledad (1967)
  • La mala hora (1968)
  • El otoño del patriarca (1975)
  • El amor en los tiempos del cólera (1988)
  • El general en su laberinto (1989)
  • Del amor y otros demonios (1994)
  • Noticia de un secuestro (1996)
  • El último viaje del buque fantasma
  • Vivir para contarla (2002)

 

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!