5 Trucos para Identificar y Evitar los Gastos Hormiga

gastos hormiga

Muchas personas tienen el mismo problema cuando llegan a final de mes: el dinero con el que cuentan para afrontar los gastos habituales se ha acabado o está próximo a acabarse.

Hay una serie de recibos (la luz, el agua, la vivienda, las letras, los gastos escolares) que son inevitables y que sólo podremos reducir, pero junto a estos gastos necesarios, existen otros perfectamente evitables que a final de mes pueden suponer una buena cantidad. Son los denominados gastos hormiga.

En este post vamos a explicarte cómo identificar y evitar los gastos hormiga para así llegar con más holgura a fin de mes y aprovechar de la mejor forma posible soluciones a la carencia de efectivo, como los préstamos en línea. Si eres estudiante te interesa especialmente, porque los estudiantes son especialmente propensos a este tipo de gastos. También son uno de los sectores de población que más necesitan los préstamos urgentes como los que ofrece Credy Colombia.

Los gastos hormiga, contrariamente a lo que sugiere su nombre, pueden suponer un verdadero problema, hasta el punto de generar impagos e incumplimiento de obligaciones financieras. Son aquellos que tenemos en varias ocasiones cada día, todos los días, y que sumados nos impiden ahorrar o llegar a fin de mes con desahogo.

El problema no es darse un capricho un día, almorzando en un restaurante o tomando un café. Es el gasto recurrente lo que genera el problema, tomar cada día un café en una cafetería cuando puede hacerse en casa.

El primer método para poner coto a los gastos hormiga es disponer de un presupuesto. Con un presupuesto, tendrás una herramienta muy útil para guiarte en tus gastos semanales. Arma un presupuesto semana a semana, porque la planificación es esencial para saber de qué dinero dispones y cuánto puedes gastar. Además, el presupuesto te va a permitir priorizar los gastos, y dejar de lado aquellos que son superfluos e innecesarios.

Una vez que dispongas de un presupuesto que te sirva de referencia, podrás eliminar el consumo innecesario o que puede ser incluso perjudicial para tu salud. Por ejemplo, ¿sabes lo que puedes ahorrar si dejas de fumar? ¿Sabes de cuánto podrías disponer a final de mes si te ahorras consumir alcohol?

Las cantidades son sorprendentes, y si no reparamos más frecuentemente en ello es precisamente porque estos gastos constituyen el ejemplo perfecto de los gastos hormiga: se realizan poco a poco, así que no calibramos correctamente lo que nos suponen al término del mes.

De la misma forma, muchos de los snacks que consumimos a deshoras son poco saludables. Si reduces su consumo ahorrarás una buena cantidad y tu salud te lo agradecerá. Si aun así sigues consumiéndolos, conviene evitar su compra compulsiva en el momento en que llegue el hambre. Pueden adquirirse al por mayor en supermercados, lo que reducirá notablemente la factura.

Otro de los métodos que funciona nos retrotrae a nuestra infancia. La hucha, como aquellas tan típicas del cerdito, es un método infalible para ahorrar. La clave está en la constancia: guarda cada día una moneda o un billete, a ser posible el de mayor valor, y cumple con tu propósito.

Al final del periodo que te hayas marcado como objetivo, rompe la hucha. Es sorprendente comprobar la cantidad que se puede ahorrar con este sencillo método que nos enseñaron nuestros padres y abuelos.

Entre los gastos habituales que suponen una importante suma de dinero a final de mes está comer en restaurantes. Esto es un placer que no es malo disfrutar de vez en cuando. Sin embargo, puedes plantearte qué te reporta hacerlo como norma los días laborables, y quizá llegues a la conclusión de que es un gasto importante del que puedes prescindir. Comer en un restaurante cuesta el doble que comer en casa y muchos llegan a acostumbrarse al almuerzo diario en restaurante. ¿Realmente es necesario?

Por último, y para cerrar el círculo de los consejos, un complemento al presupuesto mensual consiste en apuntar los ingresos que tienes y tus gastos diarios. El formato no importa: puedes optar por una libreta, por ingresar los datos en un Excel o por apuntar en tu móvil, lo importante es que lleves un control de tus ingresos y gastos. De esta forma, visualizarás de forma rápida y efectiva en qué gastas más de lo necesario.

Si sigues estos consejos te resultará más sencillo llegar a fin de mes o aprovechar de manera más efectiva los préstamos en línea que puedes solicitar de forma rápida y directa por Internet. Estos préstamos están creciendo de forma exponencial porque el acceso a la red cada vez es mayor. Internet permite realizar actividades o acceder a servicios que antes eran posibles sólo presencialmente.

Una de esas actividades es la solicitud de un préstamo, con la ventaja de que Internet ofrece inmediatez y sencillez para la solicitud y la concesión. Se trata de un producto financiero, con lo que deberás organizar tus finanzas de acuerdo a tus capacidades, y no asumir obligaciones superiores a tus ingresos.

Una vez valorada esta cuestión, podrás obtener un préstamo online de forma rápida y segura, y en cualquier momento, de forma que podrás disponer de un dinero que necesites con urgencia de forma casi inmediata, y devolverlo en el plazo y las cuotas deseadas.

evitar gastos hormiga

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!