Posicionamiento de Marca: Qué es, Tipos, Importancia y Cómo Mejorarlo

Posicionamiento de Marca

El posicionamiento de marca es esa ventaja competitiva que te permite estar siempre presente en la mente del consumidor, que te diferencia del resto de marcas o competencia y que hace que el cliente prefiera tu marca.

Adicionalmente, el posicionamiento es una suma de factores que le permiten a la marca llegar hasta este punto de recordación. Al momento de construir tu posicionamiento de marca ten presente: los valores de la marca, una conexión emocional con el cliente, el valor diferencial que te resalta de otras marcas, el beneficio racional para el cliente y la identidad visual de la marca.

Asimismo, los beneficios de tener un buen posicionamiento de marca son claros: mayor visibilidad de la marca y por ende su reconocimiento, ventas constantes porque la marca siempre está en la mente del consumidor. También mejora la imagen y credibilidad de la marca y se constituye como una autoridad en el sector.

Todo esto a su vez conlleva a otros beneficios tanto en la retención de clientes como en la obtención de nuevos. Tener un buen posicionamiento mejora la lealtad de los clientes, lo que favorece su retención; también se considera que esos clientes están satisfechos con la marca y por ende la van a recomendar, aumentando la posibilidad de obtener nuevos clientes.

El posicionamiento de marca se debe trabajar en todos los escenarios posibles. Es decir, no solo se trata de estar en la mente del consumir cuando éste se encuentre en el supermercado; sino también trabajar en el posicionamiento digital. (Ver También: Formas de Calcular el CLV)

Tipos de Posicionamiento de Marca

Aunque para construir un posicionamiento de marca se deben tener en cuenta varios factores, lo cierto es que puedes enfocar ese posicionamiento en diferentes aspectos o tipo; también depende mucho del tipo de marca y lo que quiera reflejar en el mercado.

Posicionamiento de calidad: es aquella marca que busca posicionarse como la de mejor calidad, ya sea en productos o servicios.

Posicionamiento de valor: este tipo de posicionamiento se fundamenta en el valor diferencial o valor de marca. Pueden ser valores como el prestigio, la exclusividad, la reputación, el poder, la calidad, etc.

Posicionamiento por beneficios: en este tipo de posicionamiento se busca resaltar la experiencia de producto o servicio, y no el producto o servicio como tal. Por un lado, puede ser la experiencia que brinda el producto, por ejemplo, no es un celular, es una forma de estar conectados; o, por otro lado, la experiencia alrededor de la compra, la marca ofrece facilidades de pago, comprar el celular a cuotas sin intereses, etc.

Posicionamiento por competencia: aquí la marca se posiciona como la mejor opción, no solo del sector, sino frente a su competencia más directa.

Posicionamiento por precio: en este tipo de posicionamiento la marca se posiciona como la más económica y barata del mercado. Es una opción muy válida, de hecho, tiene un gran impacto en las ventas.

Posicionamiento por soluciones: se enfoca más hacia los servicios y en este caso la marca se posiciona como la mejor opción para solucionar los problemas del cliente. Un ejemplo de esto pueden ser los seguros de viaje, los préstamos sin mucho papeleo, seguros para el hogar, etc.   (Ver También: Experiencia de Usuario)

Recomendaciones para Mejorar el Posicionamiento de Marca

1. No olvides ningún entorno de la marca, tanto el físico como digital deben ser dos escenarios en donde fortalezcas tu posicionamiento.

2. Tu público objetivo es muy importante, no solo se trata de definirlo desde datos demográficos, sino que debes conocer quiénes son tus clientes, cómo es su experiencia de compra, por qué escogen tu marca, etc. Así podrás encontrar ese valor diferencial que posiblemente sea ese valor que te haga posicionar tanto en la mente del cliente como en el sector.

3. La fidelización es una estrategia de marketing muy útil para mejorar el posicionamiento de marca. Es una cadena de favores: entablas una relación estable y duradera con tus clientes, ellos se sentirán satisfechos con la marca, la recomendarán a su entorno, y nuevos clientes llegarán a la marca. De esta manera, no solo consigues nuevos clientes, sino que te comienzas a convertir en autoridad del sector y mejorar tu posicionamiento.

4. Si aún no tienes claro qué tipo de posicionamiento tiene tu marca, es momento de que hagas una pausa y determines, en qué punto estás y hacia dónde quieres llegar. Solo así podrás enfocar todos los esfuerzos de la manera correcta y hacia la misma dirección.

Más Temas de Marketing AQUÍ

Autor: Marcelo Parra

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!