Hojas de Ruta para Productos

Hojas de Ruta para Productos

Una hoja de ruta para producto es una representación visual o plan de acción que determina la forma en la que un producto va a crecer en un tiempo determinado.

En esta hoja de ruta se determinan aspectos claves en los que la empresa o marca va a trabajar en el producto para madurarlo; de esta manera se logra establecer fechas y todos aquellos involucrados en el crecimiento del producto, así se logra tener un equipo de trabajo alineado y enfocando esfuerzos hacia el mismo objetivo.

Las hojas de rutas de productos son muy utilizadas por marcas que se centran en hacer mejoras a sus productos ya existentes, por ejemplo, mejores en funcionalidades, en diseño, en tecnología, etc.

Un ejemplo muy claro son los productos de tecnología como los celulares, las marcas normalmente trabajan para mejorar funcionalidades y aspectos como tamaño, mejorar rendimiento, mayor capacidad de almacenamiento, cámaras con mejor resolución, etc. (Ver También: Gestión de Productos)

Pasos para Crear una Hoja de Ruta para Producto

1. Objetivos: las hojas de ruta para productos no se crean por crear, deben tener un objetivo claro, qué se busca con este plan de acción, qué mejora se quiere alcanzar, qué problema se busca resolver, etc.

2. Objetivos específicos o categorías de producto: esto te permitirá dividir el flujo de trabajo en áreas más específicos o en categorías que permitan desglosar las tareas.

3. Elementos accionables: el siguiente paso para crear una hoja de ruta es definir cuáles son las acciones a seguir. Es decir, por dónde se comienza, qué sigue después de eso, cómo continua el proceso de mejora, etc. Eso se debe hacer por cada categoría especificada en el punto anterior.

4. Línea de tiempo: en este paso se debe estimar de manera muy razonable sobre el tiempo que le tomará cada tarea y el plan general. Se recomienda que sea una línea de tiempo muy realista, al final se tendrá la posibilidad de ajustar el tiempo para reducirlo, o de incluir más accionables si es necesario.

En términos generales, ten muy en cuenta los siguientes elementos a la hora de crear una hoja de ruta para producto: calendario para asignar fechas, due dates y alertas. Asimismo, es muy importante que al momento de especificar los accionables les asignes una prioridad, de esta manera el equipo de trabajo también tiene una ruta para comenzar.

Y finalmente, como consejo general, cualquier proyecto o plan de acción que generes para mejorar o madurar un producto debe tener en su foco al cliente; siempre debes generar valor al cliente a través de tu producto.

Recomendaciones

1. Asegúrate que todos los implicados tengan acceso a la hoja de ruta de producto.

2. Revísala y actualízala con frecuencia, no olvides agregar los posibles ajustes por cambios de planes o diferentes circunstancias.

3. Procura de ir lo más general a lo más específico, pero incluye solo los detalles más esenciales.

4. Conecta la hoja de ruta a todos los niveles de la organización, de esta manera se logra una mejor coordinación.

¿Por Qué es Importante Crear una Hoja de Ruta o Roadmap?

Por una parte, la hoja de ruta para productos nos ayuda a estar alineados hacia el mismo objetivo, es decir, nos recuerda por qué estamos trabajando y hacia dónde vamos. Y, por otra parte, nos traza el camino que facilita llegar hasta el objetivo grande.

Por medio de las hojas de ruta logramos identificar con mayor facilidad lo que se está creando, pone a todo el equipo de trabajo, que puede ser de diferentes departamentos o áreas, en sintonía para hacer trabajos más coordinados y acorde con los objetivos.

Gracias a que, a través de los roadmap, no solo podemos especificar las tareas, sino darles prioridad, esto permite tomar decisiones más acertadas y a tiempo.

Más Temas de Innovación Empresarial AQUÍ

Autor: Marcelo Parra

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!