Mercado de Heliconias en Estados Unidos

Las flores tropicales y específicamente las heliconias y follajes han venido ocupando en los últimos tres años un renglón importante dentro del total de las importaciones de flores cortadas a Estados Unidos, con un 3,2% de participación de acuerdo con la información proporcionada por USDA Path Publishing, Prochile y Datafl owers, entre otros.

Flores tropicales

Muchas variedades tropicales han sido comercializadas como flor de corte durante los últimos 20 años, entre ellas se encuentran:

  1. Flor H. wagneriana
  2. H. bihai
  3. Flor H. stricta
  4. H. orthotricha
  5. Flor H. caribbea
  6. H. psittacorum
  7. Flor H. rostrata
  8. H. chartacea
  9. Flor H. platystachys.

Otras especies comercializadas son platanillos de otras familias tales como: Musa coccinia, Alpinia purpurata, Zingiber spectabilis, Etlingera elatior, Tapeinochilos ananassae, Calathea crotalifera, Calathea lutea, pero las que se encontraron más familiarizadas con la mente de los actores de la cadena fueron: H. Psittacorum y H. Caribbea (PROEXPORT, 2002).
A pesar de la crisis en la economía mundial después del 11 de septiembre de 2001 y después de la guerra de Irak, las fl ores mantuvieron un nivel de ventas con crecimiento.

Sin embargo, en el año 2003 las empresas importadoras en Miami experimentaron un descenso en las ventas del 8% durante el primer trimestre (PROEXPORT, 2002).

Estados Unidos tiene un consumo per cápita de US$ 30 por año en flores. A nivel de consumo en Estados Unidos, las flores tienen unas características específicas, pues son un bien imprescindible, con una demanda elástica, y con una alta estacionalidad según las principales fiestas: San Valentín, madres y navidad.

Sin embargo, hay algunos floristas que afirman que las flores tropicales se venden mejor en primavera y verano mientras otros afirman que se venden mejor en invierno (Florvertical, 2004).

Los principales consumidores de las especies tropicales en Estados Unidos forman parte de los sectores hoteleros, quienes compran semanalmente arreglos de flores tropicales que oscilan entre los US $150 y los US $ 1000, dependiendo del tamaño y la sencillez.

Las heliconias tienen alto costo por lo que son menos apetecidas, puesto que una flor equivale a comprar media docena de rosas o un ramillete de claveles (Florvertical, 2004).

Más del 80% de floristerías estadounidenses no compran flores tropicales colombianas por sus altos costos en fletes y por esta razón compran productos costarricenses. Las características del empaque y las variedades son muy similares entre ambos países, pero el precio varía por los costos de transporte (PROEXPORT, 2002).

El mercado de heliconias es sumamente competitivo y está relacionado con la calidad del producto, disponibilidad y precio del mismo, los precios de los productos importados por Estados Unidos, de Costa Rica, son al menos un 25 a 50% más económicos que los productos de Colombia y entre un 40-60% inferior a los de Ecuador (PROEXPORT, 2002).

Es importante invertir en publicidad para dar a conocer las diferentes variedades de heliconias y su uso. Costa Rica tiene algún tipo de publicidad ya que ha podido entrar a comercializar en la cadena de supermercados Publix (PROEXPORT, 2002).

Dentro de los principales limitantes de distribución de flor colombiana se encuentran el peso de la flor, el tamaño, el costo de los fletes y el transporte inadecuado (PROEXPORT, 2002).

Las diferencias en los fl etes difi cultan la comercialización para países como Colombia ya que el costo desde Colombia es de US$ 1,1 y US$ 0,9 desde Costa Rica (PROEXPORT, 2002).

La cadena de frío para el transporte no es la adecuada para el manejo de flores tropicales por lo que la comercialización es difícil y el costo se incrementa por los procesos que se deben hacer a la flor, como insolación para que esta no se dañe (PROEXPORT, 2002).

Para que las heliconias tengan oportunidad en el mercado externo se deben hacer proyectos de difusión de las heliconias para que sean reconocidas en el mercado objetivo. Adicionalmente, se deben buscar subsidios para el desplazamiento de la flor desde Colombia hacia el país de destino con el fin de disminuir los costos de fletes. Internamente hay que fomentar el cultivo de ciertas variedades de heliconias dependiendo del nicho o mercado a donde se quiera llegar.

VISITE MÁS DE: FLORICULTURA

Bibliografía

Abalo, J. y Morales, L.. Veinticinco heliconias nuevas de Colombia Phytología 1982; 51(1):1-61 .
Aimone, T. Culture notes: heliconia. Grower Talks. 1986; 3: 22.
Allen, C. y Farning, K. How to grow heliconias. Fairchild tropical garden bull. 1986; pp. 26.
American Business List. Septiembre 1998. Estados Unidos.
Ammirato, P. The regulation of somatic embryo development in plant cell cultures: suspension culture techniques and hormones requirements. Bio/Technology. 1983; 1: 68-74.
Anónimo. Flores y follajes tropicales Marketing and flowers. Revista Ecuatoriana de fl oricultura. Bibliografía incompleta. 1997; 24-25.

Atehortúa, L. y Valencia, C. Induction of somatic embryogenesis in heliconia stricta HSI. Bull. 1999; 9(4): 14.
Atehortúa, L. Aves del paraíso, strelitzia, gingers Alpinia y heliconias. Ediciones Hortitecnia. 1998; 50 p.
Atehortúa, L.; Urrea, A. y Maza, V. Advances in the introduction into cultivation of two species of the genus Heliconia: H. marginata and H. platystachys. HSI. Bull. 1995; (3): 7-9.
Atehortúa, L.; Urrea, A..; Gil, U.; Valencia, C.; Corrales, M.; Carmona, A. y Vallejo, A. Heliconia tissue culture. HSI.Bull. 1999; 9(4): 16-17.

Bakcs-Husemann, D. y Reinert, J. Embryo formation by isolated single cells from tissue cultures of daucus carota. Protoplasma 1970; 70: 49-60.

Ball, D. Culture for heliconia “Golden Torch” (H. psittacorum x H. spathocircinata). Nurserymen’s Digest March: 1986; 30.
Barnes, S. Heliconia (heliconiaceae): a bibliography. HSI Bull. 1992; (5) 3-4: 1-64.
Berg, L. y Butamante, M. Heat treatment and meristem culture for the production of virus-free bananas. Phytopathology. 1973; 64: 320-322.
Berry, F. y Kress, W. Heliconia: an identifi cation guide. Smithsonian institution, washington. 1991; 337p.
Betancur, J. y Crees, W. Distribución natural de las heliconias de Colombia. 50 p. En memorias del primer seminario seminario nacional de heliconias y plantas afi nes. Manizales. 1993.

Bittencourt, L. y Oliveira, S. Estudo de doses de NPK nas variáveis de crescimento e productividade de infl orescencias de Heliconia sp. En. Revista Brasileira de Horticultura Ornamental. Sao Paulo. 1995; 9 (2): 121-127.
Broschat, T. Nutrition of heliconias and related plants. HSI bulletin, fertilization rate afeccts producción and postharvest quality of tapeinochilus ananassae fl owers. HortScience 1995; 1992; 30(5): 1013–1014.
Broschat, T. Heliconia: Botany and horticulture of a new floral crop hort. Rev. 1992; 14: 1 – 55.
Centre For the promotion of developing countries “cut flowers and foliage, 2002. En: www. Intracen.org .2002.

CIAT. Cultivo de tejidos vegetales: fundamentos y aplicaciones. Roca W. M. y Mroginski L.A. Cali, 1991; 970 p.

Cronauer, S. y Krikorian, D. Rapid multiplication of bananas and platains by in vitro shoot tip culture. Hortscience. 1984; 19 (2): 234-235. Donselman, H. production and postharvest culture of heliconia psittacorum fl owers in south Florida. Proc. Fla. State Hort. Soc. 1983; 96: 272- 273. Echeverri, B. Heliconia: un recurso promisorio. cuadernos académicos Quirama 1990; (10): 61-67.
Escalona, F.; Maciel, N. y Renaud, J. Un manchado de las inflorescencias de heliconias. Trabajo de grado. Escuela de Agronomía, Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado. Barquisimeto. 1992; 182 p.
Evans, D.; Sharo, W.; Ammirato, P. y Yamada, Y. Handbook of plant cell culture. Techniques and applications. MacMillan Publ. Co. New York. 1983; 85 p.
Gloeckner. F, Care and handing guide for tropical cut fl owers. New York. 1990; 96 p.
Gray, D. y Purohit, A. Somatic embryogenesis and development of synthetic seed technology. Critical reviews in Plant Sciences 1991; 10: 33-61.

Hoyos, J. Plantas tropicales ornamentales de tallo herbáceo. Sociedad de Ciencias naturales. La Salle Monografía N° 46. Caracas. 1999; 46: 592 pp.

Hurtado, D. y Merino, M. Cultivo de tejidos vegetales. de Trillas. 1987.
INIAP. Biotechnology applications for banana and plantain improvement. Reunión. San José, Costa Rica. Proceeding. Montpellier, Francia. Pp.183-191.
Kelly, J. Field production of cut fl owers. Hort Science. 1991; 26(9): 1136-1138.

Kress, W. An introduction to the taxonomy and clasifi cation of heliconia bull Heliconia SOC Int. 1985; 1(1):2.
Kress, W.; Betancur, J. y Echeverri, B. Heliconias llamaradas de la selva Colombiana. Ed. Cristina Uribe. Bogotá 1999.
Madriz, R. Musaceas Ornamentales. Seminario de grado, Universidad Central de Venezuela. 1989.
Madriz, R.; Noguera, R. y Smits, G. Patógenos foliares en heliconia psittacorum L. Fitopatol. Venez. 1989; 2:61(Resumen).
Maza, V. y Builes, J. Heliconias de Antioquia guía de identificación y cultivo. Ed. Gráfi cas Ltda. Medellín. 2000.

Montgomery, R. Propagation of heliconia from seed. HSI. 1(2): 6-7.
Mora. B. Regeneración de helicionia wagneriana mediante el cultivo in vitro de ápices terminales de la infl orescencia. esis de grado (Biólogo).Universidad de Antioquia. 1995.
Munevar, M. Exportamos bosque tropical. Carta ganadera 1989; 26 (12):13-17.

Murashige, T. y Skoog, F. A revised medium for rapid growth and biossays tobaco tissue cultures. Phy Plantarum. 1962; 15: 473-497.

Murillo, G. Memorias del primer simposio internacional de cultivo y comercialización de heliconias EXPOFLORA. Armenia, Quindío. 1997.
Nathan, M.; Kumar, P. y Goh, C. High frecuency plant in Heliconia psittacorum L. F. Plant Science. 1993; 90: 63-71.
Nathan, M.; Goh, C. y Kumar, P. In vitro propagation of Heliconia psittacorum by bud culture. Hort Science. 1992: 450-4
Osorio, J. Propagación clonal de heliconias a través de meristemos. En memorias del Congreso de Heliconias y Afi nes. Manizales. Pp.1-3.

PATHFASTPUBLISHING.COM from customs and exice AIPH-Yearbook of the international Horticultural Statistic 2001.
Parrot, W.; Dryden, G.; Vogt, S.; Hildebrand, D.; Collins, G. y Williams, E. 1993.
Perik. R. 1990. Cultivo in vitro de las plantas superiores. Ediciones Mundi-Prensa. Madrid. 1990; 326 p.
PROEXPORT. Exportaciones de Colombia. 2002.
Prochile 1999.

Ramírez, B. Generalidades en el manejo horticultural de las heliconias. En: Memorias del primer seminario nacional de heliconias y plantas afi nes. Manizales. 1993; pp. 58-87.
Reinert, J. Morphogenese und ihre kontrolle and Gewebekultaren aus karotten. Naturwiss enhaftan 1958; 45: 344-345.
Reinert, J. Backs-Husemann, D. y Zerban, H. Determination of embryo and root formation in tissue culture of Daucus carota. Coll. Natl. C.N.R.S. (Paris).Pp. 1997:261-268.
Revista ecuatoriana de floricultura. 1998. Flores y follajes tropicales Marketing and fl owers. 1998; Pp 24-25.
Schenk, R. y Hildebrant, C. Medium and techniques forinduction and growth of monocotyledonous and dicotyledonous lant cell cultures. Canadian journal of botany. 1972; 50: 199-204.

Steward, F.; Mapes, M.; y Mears, K. Growth and organized development of cultured cells. II. Organization in cultures grown from freely suspended cells. Am.J. Bot. 45: 705-708.

Urrea, A. Propagación In vitro de dos especies de heliconia: H. latispatha y H. wagneriana para la conservación de germoplasma. Tesis de grado. (biología) Universidad de Antioquia. 1992.
United States Trade Comittion. 2004 (USITC).
Vasil, I. Automation in plant propagation. Plant Cell, Tissue and Organ Culture, 1994; 39(2): 105-108.
Zoneten 2004. En: www.zoneten.com. Dierbergertropicais 2004. En: www.dierbergertropicais. com.br. Datafl owers 2004. En: www.datafl owers.com/enghish/ statistics.htm#usa. Florvertical 2004. En: www.florvertical.com. 1800fl owers 2004. En: www.1800fl owers.com.2004 Aphis.usda 2004. En:www.aphis.usda.gov.2004

Más Temas de Agroindustria AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!