Consejos para Cuidar a los Niños en Vacaciones

Consejos para Cuidar a los Niños en Vacaciones

Las vacaciones son el momento ideal para disfrutar con la familia, para los niños es especialmente especial pues es como si llegara la diversión en todas sus formas: parques, piscinas, juegos, descanso. Y para que esos días no se conviertan en un dolor de cabeza, te vamos a compartir algunos consejos muy prácticos para cuidar a los niños en vacaciones.

Es importante explicarle claramente a los más pequeños todos los riesgos a los que se pueden enfrentar, por ejemplo, alejarse mucho de los papas, no estar en la piscina de niños sino en la de adultos, entre otras cosas.

A los niños hay que hablarles claro, pero si definitivamente alguna situación desafortunada se nos presentó, aquí te contamos algunas recomendaciones para hacer en esos casos.

Ver También: Evita Accidentes Infantiles en Vacaciones.

Recomendaciones para Cuidar a los Niños en Vacaciones

Picaduras de Insectos

En los paseos de vacaciones es muy frecuente que tanto niños como adultos sufran a causa de las picaduras de insectos. Esto se debe a que el cuerpo reacciona de manera exagerada por la picadura del insecto.

En casos de picaduras, eleve el brazo o la pierna afectada, y ponga hielo o compresas frías sobre la picadura para reducir el dolor y la inflamación. Si se llegan a formar ampollas, nunca las rompa ya que se puede generar una infección.

En caso de mucha picazón, se recomienda usar cremas o ungüentos con esteroides y componentes naturales que ayuden a refrescar la zona picada.

Insolación

Tenemos que estar muy pendientes del tiempo que pasa nuestro hijo bajo el sol, en ocasiones no podemos notar los síntomas sino cuando ya están muy avanzados. Lo más recomendable es evitar la exposición al sol en horas pico, es decir entre las 11am y las 4pm. La mejor hora para estar al sol es en la mañana.

La hidratación es fundamental para evitar una insolación, además del sol, la actividad física también contribuye a que los niños pierdan sales minerales y se deshidraten más rápido.

Pero si definitivamente ya nuestro hijo tiene síntomas de insolación, lo primero que se debe hacer es retirar al niño de la exposición al sol y buscar el lugar más fresco posible. Debemos volver a regular la temperatura, así que un ventilador es de gran ayuda. También usa compresas frías sobre la frente y la nuca para bajar la temperatura. Dale agua fría pero no helada y en sorbos pequeños.

Quemaduras del Sol

Asegúrate que tengan protector solar y debes re aplicarlo con frecuencia, al menos cada hora, y no importa si el niño está bajo alguna protección como sombrillas o bajo la sombra de algún árbol, también debe tener bloqueador solar en su piel.

Para los casos en los que ya la piel sufrió lesiones como quemaduras, lo primero es terminar con la exposición al sol, podemos hacer que el niño tome un baño con agua fría para que calme la piel. Luego se recomienda aplicar alguna crema hidratante o un gel frío que ayuda a refrescar la piel, mientras que la hidrata. Las lociones con calamina o con aloe vera son súper recomendadas en estos casos.

Botiquín a la Mano

Ante cualquier emergencia lo mejor es estar preparado, así que hay cosas básicas que debes tener en tu botiquín para atender cualquier accidente de los niños durante las vacaciones:

1. Guantes de látex.
2. Curas o vendas hemostásicas para detener hemorragias.
3. Suero fisiológico para limpiar heridas.
4. Gasas.
5. Antiséptico para desinfectar heridas.
6. Termómetro.
7. Tijeras de punta redonda.
8. Esparadrapo.

Más Temas de Niños AQUÍ
loading...

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!