Apnea del Sueño en Bebés

Apnea del Sueño en Bebés

La apnea del sueño es una afección que provoca pausas en la respiración mientras que se duerme.

Se debe a un bloqueo o estrechamiento de una vía respiratoria, en bebés, la pausa en la respiración puede durar durante más de 15 segundos.

En algunos casos la apnea puede empeorar presentándose varias veces durante la noche, afectando el descanso del bebé, por ende, su saludable crecimiento y haciendo que al día siguiente el bebé se encuentre irritable por el mal dormir.

Síntomas de Apnea del Sueño en Bebés

  1. Pausas largas en la respiración.
  2. Resoplidos después de una pausa en la respiración.
  3. Ahogamientos al dormir.
  4. Sueño inquieto del bebé.
  5. Respiración principalmente por la boca.
  6. Sudoración extrema.
  7. Irritabilidad del bebé durante el día sin explicación alguna.

Tipos de Apnea del Sueño en Bebés

Apnea Obstructiva: aunque vemos movimientos respiratorios, no hay flujo de aire.

Apena Central: hay interrupción del flujo de aire en las nariz y boca y por consiguiente no hay movimientos respiratorios en el pecho y abdomen.

Se ha podido determinar, que la apnea central es más frecuente en bebés de hasta 6 meses de edad, mientras que la apnea obstructiva se da con más frecuencia en bebés de más de 12 meses de edad.

(Lea También: Rutinas para que tu Bebé Duerma Mejor)

Causas de Apnea del Sueño en Bebés

1. Mandíbula pequeña
2. Lengua grande
3. Paladar con una forma diferente
4. Tono muscular deficiente, debido principalmente a problemas psicomotores
5. Obesidad

Cómo Prevenir la Apnea del Sueño en Bebés

Lactancia materna

Ayuda a estimular los tejidos blandos y duros de la cara del bebé, al succionar el seno, se esfuerza y estimula al crecimiento del maxilar y la mandíbula; además de por supuesto, todos los nutrientes que le brinda.

Dieta con alimentos sólidos

Cuando aparecen los dientes, es hora de comenzar la dieta sólida, esto ayuda a que se siga estimulando el crecimiento de estos músculos.

Tratamientos de ortopedia maxilar

Ayudan al adecuado crecimiento craneofacial para establecer una vía respiratoria que evite la apnea.

Cómo Afecta a un Bebé la Falta de Sueño

El sueño es muy importante para el desarrollo adecuado de los bebés, de hecho, la falta de sueño de manera continua, puede alterar las capacidades cerebrales y motoras de los niños; así como su estado de ánimo.

Un niño en edad escolar, que pierda entre 3 o 4 horas de sueño al día y de manera continua puede presentar irritabilidad, decaimiento, cansancio, agotamiento, falta de atención, concentración y autocontrol, baja tolerancia a la frustración, disminución del rendimiento escolar, disminución de los reflejos, apatía, cefaleas, entre otros.

La falta de sueño en los pequeños afecta su actividad cerebral, altera la memoria, el lenguaje y hasta los procesos de solución de problemas, por lo que no es extraño que afecte su desempeño escolar.

¿Cuánto Debe Dormir un Bebe?

Las necesidades de sueño dependen de la edad, en promedio los bebés recién nacidos pueden dormir hasta 18 horas al día, pero, lo deberán despertar para alimentarlo si lleva dormido 4 horas seguidas. Luego de las dos primeras semanas de nacido el bebé puede dormir hasta 5 horas seguidas.

A los 3 meses de nacido, un bebé puede dormir 14 horas al día: en la noche entre 8 y 9 horas y en el día el resto del tiempo repartido en dos o tres siestas.

Ya entre el primer y el tercer año de nacidos, los bebés pueden dormir entre 12 y 14 horas al día, en esta edad es importante comenzar a establecer rutinas nocturnas para que el sueño en la noche sea más largo y reparador.

De los 3 años a los 5 años los niños duermen entre 10 a 13 horas en la noche y pueden no necesitar siesta durante el día.

Más Temas de Niños AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!