Medicamentos Prohibidos para las Mascotas

medicamentos prohibidos

Es importante aclarar que el sistema digestivo de los humanos y los animales son diferentes, por eso no todos los medicamentos que son aptos para humanos lo son también para las mascotas.

Ten mucho cuidado porque algunos medicamentos pueden resultar tóxicos, provocando incluso hasta la muerte, no en vano, la recomendación siempre es consultar con el veterinario para tratar cualquier enfermedad o condición.

¿Pero por qué resulta tóxico? Porque su sistema digestivo no es capaz de expulsar los químicos de los medicamentos, esos componentes tóxicos quedan acumulados en órganos como riñones e hígado, provocando hemorragias, intoxicación, úlceras, falla hepática, falla renal y la muerte de las mascotas.

Sin embargo, aquí te contamos los medicamentos prohibidos que JAMÁS debes darle a tu mascota:

• Ibuprofeno
• Paracetamol o acetaminofén: se puede usar en perros pero en dosis muy mínimas indicadas por el veterinario y no se debe usar en gatos.
• Naproxeno
• Aspirinas
• Penicilina
• Piroxicam
• Ketorolaco
• Diclofenaco
• Benzodiacepina o somníferos
• Pseudoefedrina
• Relajantes musculares
• Bloqueadores Beta.
• Antidepresivos
• Antihistamínicos
• Medicamentos derivados de la vitamina D como calcitriol y calcipotriol
• Medicamentos para la diabetes como glipizida y gliburida
• Medicamentos para el Trastorno por Déficit de Atención como ritalin, adderall y concerta

¿Qué Hacer en Caso de que mi Mascota Consuma Algún Medicamento?

Recurre de inmediato al veterinario, si lograste identificar cuál medicamento fue, llévalo también. Aunque tu mascota no presente ningún síntoma como vómito o diarrea, de todas formas, debes llevarlo para que le hagan un chequeo, recuerda que los medicamentos afectan principalmente a sus riñones e hígado.

Consejos para Evitar estos Accidentes

1. Fundamental es mantener los medicamentos fuera del alcance de las mascotas, así como también se hace con los niños. Recuerda que los perros son curiosos, no debes dejar la caja o una bolsa con las pastillas a su alcance como en la mesa de noche o en el mesón de la cocina. Las cajas o bolsas son muy fáciles de comer para ellos, así que no son garantía para evitar que las coman.

2. Si medicas a tu mascota por alguna patología, evita tener cerca esos medicamentos con los medicamentos de consumo humano, aunque no lo creas, se presentan muchos casos en los que por error su dueño le dio el medicamento equivocado.

3. Guarda siempre los medicamentos en cajones, donde no sea fácil el acceso para tus mascotas, incluso cuando hayan invitados en casa, asegúrate de que, si lleva medicamentos en el bolso, lo dejen colgado.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!