Luly Bossa Insensible a los Besos

Pusimos a Luly Bossa a prueba al hacerle las mismas preguntas que respondió una década atrás. Juzgue usted qué tanto ha cambiado.

Hace diez años, Luly Bossa estaba muy enamorada de un hombre llamado Ramiro y enfrentaba el reto de protagonizar por primera vez una novela llamada Ana de negro, al lado de Danilo Santos. Hoy trabaja en La reina de Queens, es madre y también está muy enamorada, aunque se ha vuelto más reservada para hablar de su vida privada.

LAS PREGUNTAS
1. ¿Qué siente cuando hace escenas de amor en una novela?
2. ¿Cómo se siente con la imagen de actriz sexy?
3. ¿Le gusta que la admiren?
4.¿Cómo es Luly enamorada?

LAS RESPUESTAS HACE DIEZ AÑOS

Luly Bossa1. Para ser franca, soy muy fría y nunca he sentido nada con nadie durante las escenas de amor.

2. Me sorprende porque no me veo con esa imagen, pues yo vivo de blue-jeans, camiseta y tenis. Además, soy muy prevenida porque no quiero que solo me vean como una mujer bella y piensen que llegué a este lugar solo por eso. La capitalización de la belleza únicamente llegó ahora. Solo en este instante permití que me tomaran fotos en vestido de baño. Además, temo que me tomen por una mujer hueca cuando me hablan de la belleza.

3. Claro que me gusta, especialmente cuando me admiran por mi actuación. Me gusta que se fijen en lo que estoy haciendo y acepto las críticas cuando son constructivas.

4. Soy muy fiel y tremendamente consentida. En un principio, Ramiro era muy seco, pero yo le he enseñado a que juguemos como niños. Estamos muy enamorados, queremos tener un hijo y te puedo asegurar que por más romántica que sea la escena, ningún acto me ha hecho olvidar a Ramiro, ni por un momento.

LAS RESPUESTAS DE AHORA
Historia Luly Bossa1. Hay química cuando uno está actuando, pero es parte del trabajo, ya me acostumbré, no hay ningún sentimiento fuera del libreto. Además, me lo tengo completamente prohibido y ya hace tiempo que no hago ese tipo de escenas.

2. Ser sexy es algo involuntario. Creo que es más el misterio que a veces me ven porque no dejo ver todo de mí. Hay una rebeldía en mi actitud que llama la atención y que seguramente me hace algo sexy, pero no me molesta para nada; al contrario, le saco partido. Claro que a veces le toca a uno salir corriendo, pero en general lo trato de manejar.

3. Claro que me gusta, quien diga que no le gusta que lo admiren, es un bobo. En la calle no me doy cuenta porque estoy concentrada en lo que hago, así sea mercando, pero cuando uno está en un evento y nota que llama la atención, es agradable sentirlo. Yo juego con eso, pero sin abusar.

4. Soy una bola, entregada y tranquila. Cuando estoy estable, siento una frescura y una paz muy rica. Generalmente cuando estoy enamorada, estoy de buen humor, pero eso sí, soy hermética y reservada. Menos mal, porque en algunas ocasiones me he equivocado y afortunadamente no se han enterado y no han dicho nada, porque eso es jarto. Ahora estoy así, enamorada, y no es un instructor de aeróbicos, como dijeron por ahí. Lo que ocurre es que a él le encantan las artes marciales, él es joyero.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!