La Bebé de Luz Stella Jaramillo nació en Miami

Luz Stella Jaramillo

Tal y como lo había planeado con su esposo antes de quedar embarazada, la primogénita de Luz Stella Jaramillo nació en Miami. Ella piensa que en un futuro se radicarán en esa ciudad.

Cada tres horas le da tetero y aunque Luz Stella está feliz, tuvo que contratar a una enfermera porque se sentía agotada.

Por lo pronto, la modelo no piensa encargar más bebés, aunque advierte que nunca se puede decir «de esta agua no beberé».

Luz Stella Jaramillo está feliz: hace dos meses y medio nació su hija Valeria en Miami, y goza de buena salud. Aunque la cesárea estaba programada para el 15 de julio, los médicos tuvieron que adelantarla porque el 28 de junio, Luz Stella se sintió indispuesta y cuando fue al médico, de inmediato la internaron, pues la bebé iba a desprenderse del lazo maternal y estaba en mala posición.

La niña pesó seis libras y midió 50 centímetros y Luz Stella no pudo amamantarla porque nunca le salió leche y, según la doctora, eso es un problema hereditario. Afortunadamente, la niña aceptó fácilmente la leche de tarro.

Los tres primeros días después de la cesárea, Luz Stella sintió fuertes dolores, pero el entusiasmo que le despertaba el estar en Miami la hizo recuperarse rápido y ya al quinto día estaba recorriendo los centros comerciales. «Realmente no tuve dieta, a los cinco días ya estaba con ella en almacenes comprándole cosas. Debe ser por eso que le gusta tanto la calle».

Luz Stella está tan entusiasmada con la bebé, que ya la tiene en clases de estimulación temprana.

JUICIOSA

Según la modelo, el papá de la niña está que no se cambia por nadie, pues se parece a él y está tan orgulloso de su hija que la consiente más que a Luz Stella.

Y aunque la bebé es tranquila, cuando se despierta en la madrugada, los dos se turnan para levantarse a mirarla, ya que ambos son bastante dormilones. Y aunque el papá está bobo con la niña, le reprocha a Luz Stella por cargarla tanto. «Él me dice que no la acostumbre a tenerla en los brazos porque cuando no se pueda alzar, va a llorar todo el tiempo».

Luz Stella pensó en hacerse la liposucción después del parto porque suponía que iba a quedar muy gorda. Afortunadamente, cuando nació la niña se dio cuenta de que solo había quedado con un kilo de más, y por eso, ahora que ya tiene una enfermera para el cuidado de su hija, ella se dedicará al gimnasio, pues quiere que la vuelvan a llamar para presentar algún programa de televisión

 

Más Archivos Históricos de Farándula AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!