Con Anillo De Diamantes Raúl Corro Pidió La Mano De Helga Díaz

Helga Diaz-actriz

Raúl Corro y Helga Díaz

Los dos actores le contaron a Tv y novelas que se casarán a principios de abril.
Mientras él se muestra feliz y seguro con la idea, ella se ve cautelosa.

En enero pasado, Raúl Corró pidió la mano de Helga Díaz al padre de la actriz, y para sellar el compromiso viajó hasta Bucaramanga, donde ella pasaba vacaciones con su hija, y le regaló un anillo con tres diamantes. «En diciembre tuvimos una crisis -recuerda Raúl-, pero fue ganancia porque gracias a eso nos dimos cuenta de lo mucho que nos queremos. Habíamos decidido separarnos unos días para ver cómo nos iba, y ella se fue adelante para Bucaramanga. Sólo fue una semana, y casi me muero. No aguanté más y me fui como loco en carro. Cómo sería que me gasté cinco horas. Allí le propuse matrimonio y desde entonces no nos hemos separado».

Helga señala: «Allá llegó Raúl y me propuso matrimonio, y le dije que sí, no sin antes aclarar muchas cosas».

MUJER PERFECTA

Durante la entrevista, Raúl se mostró muy entusiasta y seguro con la idea de casarse: «Cuando Helga quedó embarazada no queríamos casarnos porque no nos parecía que era adecuado hacerlo de afán. Ahora, dos años después, estamos más enamorados que nunca, estamos seguros el uno del otro. Definitivamente, es la mejor mujer que he conocido: hogareña, ordenada, no pierde el tiempo, es mi polo a tierra, es seria en sus cosas, estricta y excelente madre».

Ella fue menos elocuente: «Cualquier persona está preparada para el matrimonio. Lo importante es querer, y yo quiero mucho a Raúl». Y es que es consciente de que su futuro marido es un hombre atractivo, muy asediado por las mujeres: «Las viejas, tanto las del medio como en la calle, son irrespetuosas. Si vivimos juntos o casados, les importa cinco. Pero Raúl es muy profesional en eso. Dicen que soy celosa, pero más que celosa defiendo lo mío. En cambio, los hombres son más respetuosos: le tiran a uno los perros, pero de ahí no pasan».

Por fortuna para Helga, Raúl asegura que ni siquiera se fija en sus compañeras de set: «Eso le ocurre a la gente que no está segura de lo que tiene y busca otras cosas fuera de su pareja. Además, uno no puede mezclar el trabajo con lo personal. Eso te quita fuerzas para trabajar bien. Ya no soy coqueto. Cuando uno está solo y le gusta una chica, se aventura. Pero a mí ya no me pasa eso, no me hace falta nada. ¿Para qué buscar lo que no se me ha perdido?»

PLANES DE BODA

En cuanto a la fecha de boda, él tiene planeado que sea a principios de abril. Pero, al parecer, ella no lo sabe: «¡No, no, no! No se sabe todavía. De ese tema no hemos hablado». Sobre cómo será la boda, ella explica: «Nos casaremos por lo civil porque aquí en Bogotá es muy difícil conseguir una iglesia; además, para ver cómo nos va y luego sí nos casamos por la Iglesia». A Raúl lo entusiasma la idea de una boda con toda la familia a bordo: «La idea es que vengan todos: mi familia de Panamá y la de Helga de Bucaramanga y Argentina».

Y es que para él, la boda será una comprobación de su amor y de la nueva vida que empezó desde que llegó su primogénita: «Todo es distinto desde que llegó Antonia. Uno está pendiente todo el tiempo de ella, anhela llegar a la casa, ya uno no rumbea, tiene otro modo de ver la vida, otros sueños. Es algo que realmente me llena por completo. Tengo lo que quiero: una mujer maravillosa y una niña hermosa».

Para Helga es la cristalización de su deseo de vivir siempre acompañada: «Nunca me ha gustado estar sola y el hecho de estar casada no me impide hacer las cosas de soltera.
Por ejemplo, puedo salir a bailar y al cine con él».

Como actores que son, saben que están expuestos a grabar escenas románticas con otros, y están preparados: «Es molesto, pero ambos entendemos y nos respetamos. Así que nosotros no nos vemos ni durante la grabación ni cuando emiten esas escenas. Simplemente, cambiamos el canal», cuenta Raúl.

La historia de amor de Raúl Corró y Helga Díaz data de hace dos años, cuando se conocieron en el set de Padres e hijos, donde encarnan a dos hermanos. Mas, como él mismo lo dice, se conocían desde hacía varios años, pues coincidían en muchos sitios, y de tanto coincidir terminaron por saludarse, y luego, al trabajar juntos, se ennoviaron.

Para nadie es un secreto que Raúl tenía fama de coqueto, y al comenzar el idilio con Helga, sentó cabeza. Luego, el romance se vio empañado cuando se rumoró que él la dejó porque ella estaba en embarazo. Finalmente se fue a vivir con ella hasta hoy y tienen una niña de 9 meses llamada Antonia.

Raúl aseguró que se irán de luna de miel a Jamaica y para esa época enviarán a su hija con los padres de Helga a Argentina, donde la pequeña conocerá a su único primo. Él espera tener cuatro hijos a largo plazo y ella está de acuerdo, pero por ahora quiere realizarse como actriz.

 

Más Archivos Históricos de Farándula AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!