Ana María Orozco Viajó a Miami para Hablar de su Nuevo Amor

Reproducción revista Vanidades

En Colombia siempre se escondió de las cámaras y nunca dijo una sola palabra sobre Pedro Franco, su nuevo novio, desde que se separó de Julián Arango. Para ella, hablar de su vida privada significó un abuso de los periodistas y hasta un irrespeto. Pero así como ella misma lo dice en el artículo que le concedió a la revista Vanidades, el propio Pedro la hizo cambiar de opinión y ver las cosas de otra manera.

Allí se dejó fotografiar con él y habló de sus sentimientos como nunca lo había hecho. «De Julián (Arango) estuve muy enamorada, él es una gran persona, un hombre muy noble, generoso, gran profesional y que me ayudó muchísimo en mi carrera. Por incompatibilidades se acabó nuestra relación, pero somos buenos compañeros de trabajo, nos respetamos mucho. Algunos medios especularon mucho, pero nadie sabe cómo son las cosas, la incomprensión de la prensa… pero esa etapa se superó».

De Pedro dijo: «Desde el principio hubo una química increíble, un amor que floreció inmediatamente. Fue una cosa inevitable. Pero todo el mundo estaba encima porque estaba recién separada. Pero yo pienso que me puedo morir mañana y para mí es importante lo que siento. Yo no traiciono mis sentimientos y sabía que no era algo pasajero. Vi en él a un hombre especial, una persona que me habían mandado del cielo. Nunca pienso cuánto puede durar, sino que vivo el día. Es un hombre que me ha llenado totalmente, que está pendiente de mí… Pedro es un hombre maduro, sabe manejar todo. Hay momentos en que puede ser de pronto más papá conmigo. Me cuida mucho, me aconseja, me entiende cuando estoy muy estresada… Él ha sido una inyección en mi vida, me ha dado el hogar que no tuve… Mi meta es llegar a tener mi hogar con Pedro».

Pedro también participó en la entrevista y expresó, entre otras cosas: «Ana María es muy segura de lo que quiere. En cuanto a la relación de los dos, lo que queremos es que haya mucho amor, mucha comprensión y felicidad, que es lo básico. Si hay plata o no, es lo de menos. Encontrar a alguien que uno ama y que lo amen a uno, es una tranquilidad absoluta.

Para los medios, Pedro y Ana fueron el ojo del huracán al comienzo de su relación. Hoy en día viven más tranquilos.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!