Mantener el Color Blanco de la Coliflor

Coliflor

La coliflor es una excelente fuente de vitamina K y B6, fósforo, proteína, ácido fólico y muchos más nutrientes, que lo hacen muy saludable y súper recomendado para incluirlo en nuestra alimentación.

El 92.5% de una coliflor es agua, aporta tan 18 calorías, 2,1 gramos de carbohidratos y 2,3 gramos de fibra por cada 100 gramos. Es un alimento ideal para llevar una dieta baja en calorías cuando se quiere bajar de peso de manera saludable.

¿Cómo Hacer para Mantener el Color Blanco de la Coliflor?

Para que la coliflor conserve su color blanco característico podemos añadir medio vaso de leche y dos cucharaditas de sal por cada litro de agua que vayamos a emplear en su cocción.

De esta forma tan sencilla, conseguiremos que la coliflor nos quede más blanca, atractiva a la vista y con una textura mucho más suave para nuestro paladar.

¿Pero sabías que el color blanco no es el color “original” de este alimento? Cuando se cultiva, los agricultores lo tapan mientras crecen para que no les de sol y de esta manera no desarrollen clorofila, que es la sustancia que le da el color verde a las plantas.

De hecho, existe una coliflor verde que tiene más sabor y más contenido de vitamina C, por ejemplo, la variedad de coliflor romanesco. Hay una variedad menos frecuente que es la coliflor morada, que debe su color a la presencia de antocianinas, pigmentos morados con capacidad antioxidante.

¿Cómo Almacenar la Coliflor?

Puedes almacenarla cruda y entera en el cajón especial para las verduras o en la parte baja del refrigerador. También puedes guardarla dentro de una bolsa plástica, pero envolviéndola con papel de cocina que absorba la humedad. Otra opción es envolver la coliflor en papel film.

Si quieres que se conserve por un poco más de tiempo, te recomendamos cocinarlas y luego refrigerarlas en un recipiente de plástico o de vidrio, pero que se pueda tapar.

Pero en definitiva si necesitas conservarlas por al menos 20 días, debes cocinarla y luego congelarla, no las puedes congelar crudas y una vez descongeladas, te recomendamos emplearlas en cremas o salsas porque cambia su textura.

¿Cómo Hacer para Disminuir su Olor?

Para evitar la aparición del olor característico que desprende la coliflor durante su cocinado, puedes añadir al agua de la cocción una papa o manzana, es un buen truco para que su aroma tan fuerte no invada la cocina.

Otro truco que puedes hacer, es añadir al agua de cocción unas nueces enteras, una cucharada de vinagre y otra de azúcar.

Si esto resulta insuficiente, puedes ensayar otro truco casero, poner en la tapadera del recipiente migas o trozos de pan blanco, este absorberá el olor de la coliflor.

Receta: Crema de Coliflor y Almendras

Ingredientes: 500gr de coliflor, 50gr de almendras, 200ml agua, puerro 200, cebolla, aceite de oliva, sal, pimienta y cebollín.

Preparación: poner en remojo las almendras crudas mientras que, en una cazuela con un poco de aceite de oliva, añades la cebolla y el puerro picado. Rehogas unos minutos, sin que llegue a coger color, luego incorpora las ramitas de coliflor y dora ligeramente, durante al menos un minuto (dependiendo de la cantidad). Salpimienta al gusto.

Después, añade el agua, justo la cantidad que cubra la coliflor, tapa y deja cocer durante 5 minutos o hasta que la coliflor esté lo suficientemente blanca para triturar.

Tritura la coliflor con su agua de cocción junto con las almendras, hasta que adquiera textura de crema añadiéndole un poquito más de aceite de oliva mientras la trituramos para que coja textura.

Más Temas de Alimentación AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!