Evitar la Oxidación de las Alcachofas

Alcachofa

La alcachofa es un alimento exquisito que, en virtud de sus propiedades, aporta beneficios para la salud. Es muy saludable y además, aunque no es muy conocido, sí podemos incluir fácilmente en nuestra alimentación.

Las alcachofas ayudan a regenerar las células hepáticas, reduce el colesterol alto y es un excelente depurativo, ayudando a nuestro organismo a expulsar las diferentes toxinas y sustancias que no necesita.

Sin embargo, las alcachofas tienen un problema y es que tienden a oxidarse muy fácilmente cuando las manipulamos en la cocina, perdiendo su color verde claro característico. Para que esto no suceda te vamos a contar algunos tips para evitarlo.

¿Cómo Evitar la Oxidación de las Alcachofas?

Una forma de evitar la oxidación es echar al agua de cocción, además del punto de sal, un poco de harina de trigo y el zumo de un limón. O también puedes ensayar con solo agua y un chorrito de vinagre.

Otra opción que tienes disponible para evitar que las alcachofas se pongan negras es, tan pronto las pelas o cortas, sumergirlas en agua fría con unas ramas de perejil, esto es gracias a la presencia de vitamina C en el perejil que ayuda a frenar el pardeamiento enzimático de las verduras.

¿Cómo Cocinarlas?

La alcachofa es un alimento muy rico, con un sabor intenso y delicado, pero prepararlas bien tiene su truco. Lo primero, antes de cocinarlas, es saberlas escoger. Elige las que veas más densas y apretadas, que no tengan manchas negras, sean de color verde y estén bien cerradas.

Antes de la cocción debes prepararlas primero, quita las hojas exteriores más duras y secas y las puntas si están muy duras. Con una cucharita quita la pelusilla del interior de la alcachofa (solo si se puede).

Si tienes que alistar muchas alcachofas lo ideal es evitar su oxidación con alguna de las opciones que te contamos antes. Mientras que arreglas una por una, se pueden oxidar.

Una vez ya tienes listas las alcachofas puedes cocinarlas de 5 formas deliciosas: al vapor, hervidas, al horno, fritas y en guisos, fricassé o sopas.

Si las vas a cocinar al vapor, necesitarán mínimo 25 minutos para su cocción, añade hierbas aromáticas para complementar su sabor. Si quieres que queden más crujientes te recomendamos hacerlas al horno o fritas; al horno deberás esparcirle un poco de aceite y espolvorear sal, déjalas por 20 a 30 minutos a 200°C, revisa que ya estén doradas y blanditas.

La cocción frita es más rápida pero la alcachofa absorberá más aceite, es una preparación muy sencilla solo debes darle la vuelta cada 5 minutos, verifica que sea la cocción que deseas. Para que se cocinen más rápido te aconsejamos taparla.

Si quieres una cocción más saludable las puedes hacer hervidas, en 15 minutos ya deben estar tiernas. También le puedes agregar hierbas aromáticas para mejorar su sabor como tomillo, laurel, etc.

Y finalmente en sopas, guisos o fricassé, necesitarás cortar las alcachofas, entre más pequeños sean los trozos, más rápida es su cocción.

Receta: Tortellini con Alcachofa

Ingredientes: 1 paquete de tortellini, 5 alcachofas, 2 dientes de ajo, 1 vasito de vino blanco, aceite de oliva y sal.

Preparación: lamina los ajos y corta los corazones de las alcachofas en láminas finitas, luego sofríe los ajos en un chorrito de aceite de oliva y añade los corazones de alcachofas.

Una vez estén doradas, añade el vino. Mientras tanto pon a cocinar la pasta, recuerda que debes agregar una cucharadita de sal por cada litro de agua. Cocina hasta que la pasta esté al dente y apaga,

Revuelve y deja unos minutos mientras que el vino se reduce y se evapora el alcohol. Luego, añade la pasta, mezcla bien y deja que se sofría otro poco. Luego apaga y sirve.

Más Temas de Alimentación AQUÍ

2 COMENTARIOS

  1. esas recetas naturales son muy buenos para nosotros para tener una vida saludable , por fa quisiera alimentos saludables para las personas q padecen epilepsia muchas gracs ia

    • Gracias Antonio por tu comentario. Aunque la epilepsia debe tratarse con una dieta bajo supervisión médica, podemos recomendarte disminuir alimentos estimulantes como el café, el té y los azúcares; y aumentar el consumo de grasas y proteínas. Recuerda siempre consultar con tu médico de cabecera esta información. Esperamos que sigas visitando nuestro portal, feliz día!

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!