Cómo Pelar el Tomate

Cómo Pelar el Tomate

El tomate, es uno de los ingredientes que no puede faltar en una rica y nutritiva ensalada, aunque también es muy versátil, puede servirse como entrada junto con queso, hacerse con huevos, y ni hablar de una deliciosa crema de tomate, entre otras recetas.

Este fruto originario de América, es uno de los alimentos o ingredientes más populares debido a su versatilidad y su facilidad para combinarse bien con pescado, carne, hortalizas y una amplia variedad de hierbas aromáticas.

¿Cómo Pelar el Tomate Fácilmente?

Para algunas preparaciones es necesario retirar la piel del tomate, en esencia es dura y puede resultar desagradable al masticar. Pero si lo hacemos de manera tradicional, podemos perder mucha pulpa y desperdiciar demasiado.

Este procedimiento se puede simplificar haciendo una incisión en forma de cruz en la parte redonda del tomate y sumergirlo dos o tres minutos en agua hirviendo. Al refrescarlo en agua fría la piel se desprenderá con facilidad.

Otra forma de pelar los tomates es ponerlos al fuego, puedes hacer lo siguiente y quitar la piel súper fácil: clava un cuchillo en el tomate que te ayudará a ponerlo sobre el fuego, pero tener tu mano retirada.

Enciende un fogón de la estufa y pon el tomate cerca al fogón, comienza a darle vueltas como si lo estuvieras rostizando, pero nunca debes dejar que se queme. Por el calor, la piel del tomate quedará resquebrajada y así será muy fácil pelarlo.

El microondas es otra herramienta súper útil de la cocina y que nos puede ayudar a pelar los tomates de manera muy sencilla. Solo necesitas hacer una cruz con un cuchillo en la parte redonda del tomate, pon los tomates en un plato con el corte en cruz hacia arriba, calienta los tomates a máxima potencia por 1 minuto, sin son muchos añade más tiempo.

Luego, las esquinas de la cruz estarán sueltas de la pulpa y así podrás tirarlas para pelarlo por completo. Con esta técnica el tomate quedará más cocinado, así que esta opción te la recomendamos si quieres preparar cremas, salsas o sofritos.

Beneficios

El tomate es un alimento nutritivo y muy poco calórico. Contiene grandes cantidades de vitamina C que es un potente antioxidante, tiene además vitamina K, A, ácido fólico, potasio y hierro. De hecho, gracias a su contenido de vitamina A ayuda a proteger a los ojos de enfermedades degenerativas.

El tomate mejora la circulación sanguínea, así como su coagulación, gracias a su contenido de fibra mejora el tránsito intestinal y es un excelente diurético natural.

Además, es la fuente alimentaria más importante de un pigmento rojo llamado licopeno, que tiene propiedades antioxidantes y puede ser anticancerígeno y beneficioso en problemas de próstata.

Receta: Sopa de Tomate

Ingredientes: 3 cucharaditas de azúcar, 1 puerro, 4 cucharadas de leche, 10gr de sal, 250ccs de nata liquida o leche concentrada, 1 kilo de tomate triturado, 1 papa grande, 3 yemas de huevo y un poquito de pimienta blanca.

Preparación: coloca las tres cucharaditas de azúcar, el puerro, la sal, el tomate, la papa grande y la pimienta en una olla y tapa con agua, cocina durante 20 minutos y luego ponlo en la licuadora. Licua muy bien hasta que quede una textura muy fina.

Nuevamente por la mezcla en la olla y añade la nata y las yemas desechas en la leche fría. Deja calentar otro poco para que se incorporen bien todos los ingredientes y sabores y luego si es necesario puedes colar.

Para esta receta lo mejor es pelar los tomates para evitar que queden pedazos pequeños de la cáscara al momento de licuar.

Más Temas de Alimentación AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!