Viene el lobo…

DIEGO MIGUEL SIERRA BOTERO

RECIENTEMENTE A RAÍZ DE NUESTRA INSISTENCIA SOBRE LAS NEGOCIACIONES del Área de Libre Comercio de las Américas, Alca, y sus posibles efectos sobre la avicultura colombiana, hemos sabido de avicultores que han dejado entrever que en la Federación estamos haciendo un énfasis desmedido en el asunto y que quizás, como en el cuento del pastorcito mentiroso, estamos exagerando, estamos “cañando”.

Con sinceridad y firmeza, debemos manifestar que nuestro papel no ha sido, ni es en el presente momento, el de dedicarnos a causar alarma con anuncios falsos en torno a tan delicado asunto. Muy por el contrario, lo que nos asiste es la certeza de que habrá una negociación, presurosa, por cierto, a partir del próximo mes, cuando se cumpla el plazo para el mandato del Arancel Externo Común de la Comunidad Andina, y de febrero del 2003, cuando comiencen los intercambios definitivos de posiciones y de ofertas sobre los productos, conforme a las negociaciones políticas de los distintos gobiernos, en particular el anterior y el presente, tanto de Estados Unidos como de Colombia.

Reiteramos el alcance de nuestro llamado de atención: se trata de una negociación en el hemisferio avícola más importante del mundo, donde actúan cuatro competidores de talla mundial (Estados Unidos, Brasil, México y Chile) y un competidor muy significativo en el escenario andino (Ecuador), con ascendiente sobre el mercado colombiano.

El Alca, en su papel de lobo, ya se encuentra entre nosotros y está dispuesto a tomar todo aquello que se le sirva y, obviamente, a dejar de lado lo que no se le sirva.

Lo que se requiere

Más allá de alarmas, de pastorcitos mentirosos, de casandras, la oportunidad es igualmente única para los productores. Es el momento de tomar aliento para hacer a fondo las modificaciones de las compañías, de tal suerte que se logre dar a las mismas una condición altamente competitiva.

Sin Alca hay que competir; con Alca es indispensable ser competitivos para subsistir.

El Alca, en su papel de lobo, ya se encuentra entre nosotros y esta dispuesto a tomar todo aquello que se le sirva y, obviamente, a dejar de lado lo que no se le sirva

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!