Turismo en el Estado de Yucatán – México

Chichen-itza-Yucatan

Yucatán, el maya yucateco u-yuk-a-tan que significa no conozco tu lengua.

Conocer a Yucatán es una experiencia única, fusiona de una manera perfecta lo histórico y místico donde las huellas de nuestros antepasados están presentes en su cultura, sus monumentos y palacios.La Tierra del Mayab, es una Tierra de Maravillas Universales. Un ejemplo de ellas la pirámide Kukulcàn que en el año 2007 fue nombrada como una de la 10 maravillas del mundo.

SITIOS PARA VISITAR

El Castillo o Pirámide de Kukulcán, donde todos los años, durante el equinoccio de primavera, ocurre un fenómeno natural de luces y sombras que se proyectan sobre las escalinatas de la gran pirámide, haciendo descender la imagen de la “serpiente emplumada”, una experiencia única y que atrae a cientos de turistas de todas partes del mundo; el Juego de Pelota, el más grande que se haya descubierto en la región conocida como Mesoamérica, y el Observatorio o “Caracol”, llamado así por su curiosa forma circular que, en su interior recrea la espiral que identifica a la concha de ese molusco.

En Chichén Itzá también podrá admirar el bello Cenote Sagrado, un gran espejo de agua, allí se ha encontrados fantásticos tesoros: anillos, collares y objetos de oro y jade, así como osamentas de jóvenes mujeres que fueron arrojadas a las aguas de este Cenote como parte de ofrendas a Chaac, dios Maya de la lluvia.Es un destino ideal para quienes gustan de la arqueología ,la historia y el encuentro con las grandes civilizaciones.

Dzibilchaltún. Localizada a 17 km al norte de Mérida y considerada una de las ciudades mayas más antiguas, su nombre significa “donde hay escrituras sobre piedras planas”. En esta ciudad podemos observar en primavera, el equinoccio. Además se encuentra un museo en el que se aprecian numerosas piezas halladas en este sitio, las que narran la forma de vida de una de las culturas más sobresalientes de la región. Con el cenote de Xcalah , que fue utilizado como lugar de culto.

Ek Balam. La antigua cuidad de Ek Balam, dormida durante siglos en medio de la selva, va despertando poco a poco, permitiendo admirar su grandeza y majestuosidad. Era un sitio del que se sabía poco hasta fechas recientes pero las investigaciones no solo han permitido establecer que se trata de una gran ciudad, sino que es un sitio importante, ya que además de poseer varios de los rasgos comunes a la cultura maya, muestra otros que le son distintivos.

Ek’ Balam, es un nombre en lengua maya yucateca al parecer tomado de ese gobernante que puede ser traducido al español como “Jaguar Negro” o como “lucero-jaguar”. Llaman particularmente la atención las enormes dimensiones de sus edificios; igualmente, el que su parte central este rodeada por 2 murallas, lo que es poco común. Fue capital del imperio de Tah, al que rendían tributo los pueblos de la zona oriente del Estado, incluyendo parte de la costa, como lo prueban ofrendas de conchas que han sido encontradas.

Uxmal, Pucc y Oxkintok. (Tres sacerdotes de pedernal, tres días de quema, o también, muchas fiestas de sangre).

Zona Arqueológica de Uxmal. La antigua ciudad maya de Uxmal (palabra maya que significa “tres veces edificado” ). Existen algunas ideas sobre su fundación, aunque una de las más difundidas es aquella que afirma que sus primeros pobladores mayas se establecieron aproximadamente en el año 800 a. de N.E. El crecimiento y desarrollo de Uxmal se dio en el lapso al que han llamado periodo clásico temprano, que abarca del año 200 al 600 de N.E.; entonces se construyeron algunos de los edificios que aún se conservan. Lo más sobresaliente fue el culto a Kukulcán o Quetzalcóatl, la serpiente emplumada.

Zona Arqueológica de Oxkintok se ubica en la región más occidental del Puuc, se caracteriza por la antigüedad de sus inscripciones calendáricas, por sus columnas de piedra antropomorfas.Sus guardianes, y sobre todo, por la particularidad de sus edificios más tempranos, como el Satunsat, conocido también como “el laberinto”.

La región escasa en cenotes y lejos de la costa yucateca; tiene un sistema recolector de agua de lluvia llamado “Chultún”; la Ruta Puuc cobija pueblos que han sabido enriquecer la filigrana arquitectónica de sus ancestros: Ticul y Muna con la artesanía fina del barro, el trabajo del urdido de la hamaca y del vestido colorido que producen sus pobladores; Santa Elena y sus momias. Iglesias y plazoletas, haciendas, grutas-fortalezas y reservas naturales, realzan esta ofrenda universal e inmortal de Yucatán para la Humanidad.

Ruta Puuc. Cuatro bellas zonas arqueológicas ubicadas cerca de Uxmal. Están próximas unas de otras. Lo interesante es que puedes empezar o terminar ese recorrido en las grutas de Lol-Tún, lo cual aumenta los atractivos del paseo. La Ruta Puuc está formada por las ciudades mayas de Kabah, Sayil, Xlapac y Labná, cada una con diferentes atractivos.

a) Kabah. El nombre significa “Señor de la mano poderosa”. Tiene impresionantes palacios y edificios con fachadas esplendorosamente decoradas con mascarones, grecas y molduras y representaciones del dios de la lluvia (Chaac).
b) Sayil. Su construcción más sobresaliente es El Palacio, un edificio precolombino de 70 habitaciones y cuya fachada es una de las más bellas de la zona y su frente está decorado con piedras labradas y figuras del dios Chaac.
c) Xlapax. En esta ciudad maya se destaca un gran edificio de nueve aposentos considerado una joya arquitectónica por su extraordinaria fachada decorada y mosaicos así como mascarones del dios de la lluvia.
d) Labna. Un pequeño valle es cuna de esta urbe precolombina conocida por El Arco, una de las construcciones que todavía siguen en pié. Ese arco falso maya es uno de los edificios más representativos de la Ruta Puuc, En ese sitio abundan los chultunes, construcciones parecidas a los aljibes y que servían para almacenar agua lluvia porque no hay cenotes en esta zona.

Reserva Ecológica Celestún. Puerto lleno de misterio, donde conviven las especies más exóticas de la geografía yucateca, como el flamenco rosa que ofrece un espectáculo en sus peculiares vuelos rasantes y que se reproduce naturalmente en el estero, después de largos viajes por la Costa del oriente. Celestún ofrece la oportunidad de mitigar el calor en las dulces y frescas aguas que emanan de los “ojos de agua”, escondidos en los túneles naturales que se forman con las ramas del mangle, y a donde se llega en botes manejados por los lugareños, que ofrecen recorridos amenizados por historias.

Reserva Ecológica Río Lagartos. Ubicado al final del litoral encantado, abarca también los puertos de El Cuyo y las Coloradas. Lugar exótico a conocer donde se unen las aguas dulces de las lluvias con el agua salina del mar para crear el hábitat de animales y plantas propios de la región como el venado cola blanca, el lagarto, el faisán, y cientos de especies de aves que son el deleite de los que practican su observación.

Reserva ecológica del Cuyo. Es un fantástico y escondido sitio se puede considerar una verdadera joya para los amantes de la tranquilidad y de la naturaleza. Rodeado de Palmeras, de cocales y de majestuosos árboles de Ceiba, el cual es considerado el árbol representativo de Yucatán y cuya antigüedad puede remontarse a los tiempos tan antiguos como la misma cultura Maya.

Mayapán o “Bandera de los Mayas” la ciudad amurallada de Mayapán es considerada como la última gran capital maya. Construida y planeada para defenderse contra ataques bélicos. En el siglo XV esa ciudad fue saqueada y abandonada. Parte de sus edificios guardan semejanza con los monumentos de El Castillo (en Chichén Itzá) y El Observatorio (en Uxmal).

GRUTAS DE YUCATÁN

Bajo la superficie de Yucatán se extiende un laberinto entramado de túneles que son obra de una antigua civilización ansiosa por compartir su espacio con los dioses del inframundo. Las grutas subterráneas fueron lugares sagrados para los mayas y son bastante impresionantes. Sus abundantes formaciones naturales de roca hacen sentir a sus visitantes un nuevo mundo, de la aventura, de la belleza pétrea y el misterio. Hay cuevas de acceso fácil con grandes bóvedas y las hay de estrechos conductos y misteriosos rincones que aumentan las emociones.

Grutas de Loltún o “flor de piedra”. Nombre adecuado para describir las maravillas de este mundo subterráneo. A 60 metros de profundidad y en una extensión de unos 1,000 metros verás formaciones que han sido denominadas como El Cuarto de las Estalactitas, Columnas Musicales, La Mazorca, La Catedral y Galería del Cañón. En el interior también hay alfarería precolombina y pinturas en las paredes. Este lugar es uno de los más visitados debido a que está iluminado.

Grutas de Calcehtok o x-pukil. Tiene un sistema muy complicado de túneles en su interior. Se han encontrado cerámicas mayas, huesos humanos y de venado, platos rojos, ollas rayadas, molcajetes, puntas de flecha y haltunes, que son estructuras construidas por los mayas para contener agua. Al intentar construir un pozo cerca de estas grutas, en encontró una piedra labrada en forma de cabeza de venado y en recuerdo le pusieron a este lugar Calcehtok, que significa “Garganta de Venado de pedernal”.

Grutas de balankanche. Es una caverna que sirvió como centro ceremonial de los antiguos pobladores mayas. En su entrada esta el trono de Balam. Al centro de la bóveda se encontró una imponente estalactita unida al piso, semejando una gran Ceiba, llamada ,”la Ceiba Sagrada que crece en el interior de la tierra” y en cuya base se puede admirar piezas ceremoniales que los sacerdotes mayas dejaron allí hace mas de 1000 años.

Cenotes de Yucatán. Debajo de la superficie del estado de Yucatán corren ríos subterráneos que durante siglos perforaron la roca calcárea dejándola como un queso gruyere. Esos flujos de agua se llaman cenotes (nombre que proviene de la palabra maya dzonot) y son junto con las zonas arqueológicas y su riqueza colonial la carta de presentación de esta tierra, asiento de la cultura maya que se desarrolló precisamente gracias a esas fuentes de abastecimiento del vital líquido. Se calcula que Yucatán tiene de 2,500 a 3,000 cenotes, de los que sólo 15% han sido explorados por buzos.

Estas cavidades con agua, formaciones únicas en el mundo, lugar de provisión de agua donde no hay ríos. En la península de Yucatán abundan. Son lugares sagrados para los mayas.

CENOTES FAMOSOS

a) Cenote Cuzamá. Este poblado está a 50 kilómetros de Mérida y tiene tres cenotes a lo largo de siete kilómetros. El recorrido se hace en “Truk” (antigua plataforma que corre sobre rieles y es tirada por caballos). Hacen su parada en cada cenote para que los turistas los vean o se bañen en ellos. El primer cenote se llama Chelentún, que tiene partes bajas ideal para los niños. El segundo se denomina Chansinic’ Ché, donde los bañistas intrépidos saltan desde la boca del cenote para caer en sus aguas, y el tercero se conoce como Bolonchojol, cuya cueva tiene agujeros en el techo por donde se filtran los rayos solares.

b) Cenote Dzitnup y Samulá. Están uno junto al otro y son parte de los más visitados del estado debido a su belleza, dimensiones y la facilidad para nadar en ellos.

c) Cenote Zací. Este imponente, bello cenote está casi en el centro de Valladolid. Es una visita obligada cuando llegas a esa ciudad. Se localiza a cuatro esquinas del Palacio Municipal.

d) Cenote dZibichaltún. Las familias de los poblados vecinos y de Mérida acuden a bañarse en ese cenote, de modo que hay ocasiones en que está lleno de gente.

e) Cenote Ik kil. A 2.5 kilómetros de la zona arqueológica de Chichén Itzá, después de pasar las grutas de Balancanché. Fue convertido en balneario por una empresa privada.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!