Rinitis: Guía Informativa

Rinitis Alérgica

¿Que es la alergia?

La Alergia se suele definir como: “Sensibilidad anormal a una sustancia” Es una forma exagerada de reacción del organismo cuando entra en contacto con sustancias, ingerimos alimentos, tomamos alguna medicación o se nos inocula alguna sustancia proveniente de algún insecto.

Esto quiere decir que algunos individuos presentan ante ciertas sustancias, inofensivas para la mayoría de las personas, una reacción de defensa del sistema inmunológico contra esas sustancias a la cuales nos hemos expuesto previamente y han sido identificadas como nocivas. Las sustancias contra las cuales se producen reacciones de alergia se llaman alergenos o antígenos, y son combatidos por el organismo con sustancias específicas llamadas anticuerpos.

¿Son frecuentes las alergias?

Las enfermedades alérgicas son muy frecuentes, afectan a 1 de cada 8 individuos, es decir, al 13% de la población. Es lo habitual, aunque no indispensable, que existan otras personas alérgicas en la familia.

Si uno de los padres es alérgico, casi la mitad de los hijos heredarán la predisposición alérgica. Y si ambos padres lo son, el riesgo es de cerca del 70%.

Se observa en todo el mundo que están aumentando las enfermedades alérgicas, posiblemente por ciertas condiciones de la vida moderna. Como disminución de la lactancia materna, casas muy cerradas y poco ventiladas, domicilios pequeños donde habitan muchas personas, hábitos alimenticios y contaminación ambiental, entre otros factores.

¿Porque una sustancia nos produce alergias?

Aún no se sabe con certeza que hace que una sustancia nos produzca alergia y otras no. Sin embargo, es claro que hay una tendencia que se hereda, pero se requiere un contacto repetido con la sustancia para que el organismo la identifique como alergeno y cree los anticuerpos para combatirla.

Futuros contactos con la sustancia nos causarán síntomas de la enfermedad cada vez más severos.

¿Que daño nos causa la Alergia?

Como la alergia es un mecanismo de defensa ante el medio exterior; ésta se presenta en aquellas partes de nuestro cuerpo que se ponen en contacto con el medio ambiente, como son la piel, el aparato respiratorio y el aparato digestivo

Uno de los avances recientes en el conocimiento de estas enfermedades ha sido conocer que son inflamatorias. La reacción alérgica produce inflamación en los tejidos en los cuales se lleva a cabo.

Por ejemplo: si tenemos alergia en la nariz (rinitis), la mucosa nasal presentará inflamación que continuará en ese sitio aunque en ese momento no tengamos ningún síntoma; igualmente pasa en los bronquios con el asma, o en la piel con la urticaria y la dermatitis atópica.

Si no se trata adecuadamente la mucosa en el sitio de la reacción se va alterando, por ejemplo. En la rinitis perderá glándulas, pelos, células; y en asma, los bronquios de irán alterando a medida que la enfermedad avanza.

¿Que sustancias pueden provocar reacciones alérgicas?

El organismo puede sensibilizarse a cualquier sustancia con la que haya estado en contacto.

Entre las principales sustancias que frecuentemente nos causan alergias encontramos:

Polvo casero: Mezcla de partículas de tejido de ropa, sábanas, muñecos de peluche, etc., caspa humana y de animales, papel, insectos. Composiciones similares pueden encontrarse en la oficina, tiendas, etc.

Acaros: Son pequeños insectos que normalmente pueden habitar en la mayoría de las residencias, sobre almohadas, colchones, etc. La alergia se produce no tanto al insecto como a sus excretas.

Hongos: Organismos vegetales microscópicos que crecen en los sitios húmedos de las residencias, lugares de trabajo, hoteles, etc. Cuando crecen se pueden observar como motas blanquecinas o verdosas.

Producen esporas que flotan en el aire y son inhaladas por las personas produciendo en aquellas susceptibles, reacciones alérgicas.

Polen: En especial el polen liviano de la yerba. En nuestro país puede afectar a las personas todo el año debido a que no tenemos estaciones.

En otros países tienden a presentarse fenómenos alérgicos con más frecuencia duradera la florescencia de las flores y árboles.

Alimentos: Pueden producir alergias cuando el organismo se ha sensibilizado. Entre los principales alimentos causantes de alergias se han identificado: fresas, chocolates, mantequilla, quesos, mariscos y huevos.

Medicamentos: Prácticamente cualquier medicamento puede producir reacción alérgica en personas susceptibles; además existen reacciones cruzadas de alergia con sustancias similares. Entre las alergias más frecuentes encontramos la alergia a la penicilina y a la aspirina.

¿Cuáles son las principales alergias?

Estas ocurren en los sitios de contacto con el medio ambiente y son:

Rinitis alérgica: Estornudos, prurito nasal, salida de material mucoso claro, obstrucción nasal, y puede acompañarse de lagrimeo y ardor ocular.

Usted puede ser víctima de la rinitis alérgica…

Preste especial atención a los siguientes síntomas…

  • Rasquiña de la nariz y los ojos
  • Estornudos repetitivos
  • Tos Crónica
  • Permanece con resfriados
  • Congestión y abstracción nasal
  • Irritabilidad
  • Secreciones nasales abundantes y claras
Los costos de la enfermedad pueden ser elevados….

.Los costos de atención de la rinitis llegan 1.2 billones de dólares anuales.

Pero si se agregan los costos indirectos (enfermedades asociadas, ausencia a la escuela y al trabajo) llegan a 2.4 billones de dólares.

La rinitis afecta de manera importante la calidad de vida.
  • Limitación en las actividades físicas y sociales
  • Hay pérdida de la energía, fatiga, cansancio.
  • Alteraciones en el oído, lengua, gusto y olfato
  • Incremento en ausencias laborales reducción de la capacidadpara desarrollo de actividades normales.
Hay una tendencia familiar….

La probabilidad de sufrir rinitis alérgica es:

  • Una de cada 6 personas si no hay historia en la familia
  • Uno de cada 4 si un padre tiene rinitis alérgica
  • La mitad de los niños sufrirán de rinitis alérgica si ambos padres tienen rinitis.
Evite que los síntomas aumenten…

Medida para controlar la rinitis

  •  Suspender el cigarrillo
  • Evitar el contacto con perros y gatos
  • Evitar los pisos alfombrados
  • Contacto con el polvo casero
  • Cubrir tendidos
  • Lavar en agua caliente la ropa de cama

Complicaciones:

Otitis, asma, sinusitis, Pólipos nasales, Tos Crónica

Asma bronquial: (Ver cartilla ASMA). Produce dificultad para la respiración (disnea), tos, sibilancias, respiración jadeante, aumento de la producción de moco en el epitelio bronquial.

Dermatitis por contacto: Ardor y rasquiña al contacto con las sustancias, enrojecimiento de la piel, aparición de fisuras o ampollas. Los síntomas pueden ser tardíos con relación al contacto con la sustancia que la produce.

Dermatitis atópica: produce leciones semejantes al salpullido con mucho prurito (rasquiña o picazón), que pueden llegar a producir ulceración e infección sobreagregada, en especial en niños. Está frecuentemente relacionada con la rinitis alérgica y asma.

Angioedema: Lesión severa de la piel y las mucosas que puede afectar cualquier parte del cuerpo produciendo inflamación de los párpados, labios, lengua. En casos severos puede producir muerte por obstrucción de vía aérea (vía que recorre el aire que respiramos desde la nariz hasta los pulmones)

Urticaria: Se caracteriza por aparición de ronchas rojizas en la piel y son muy pruriginosas (causan picor).

Anafilaxis: Es una reacción severa producida por el ingreso al cuerpo de una mínima cantidad de sustancias que para el organismo es extraña.

Los principales órganos afectados en los seres humanos son: la piel, el sistema digestivo, el aparato respiratorio y el sistema cardiovascular. Un enfermo afectado refiere una sensación de muerte inminente, que coincide con enrojecimiento, taquicardia y con frecuencia rasquiña o picazón en todo el cuerpo.

La anafilaxis provoca asfixia, vómitos, cólicos, arritmias, postración y muerte. La evolución de los síntomas comienza a los pocos minutos de la exposición al factor desencadenante, alcanza su máximo en 15 a 30 minutos y se completa en pocas horas.

¿Que se Debe Hacer?

La anafilaxis es una urgencia médica aguda que requiere atención rápida en un centro hospitalario.

De ser posible se retira al paciente de la causa que le ha ocasionado la anafilaxia. Si el factor causal es una picadura de abeja, el aguijón ha de extraerse con cuidado.

Debe mantenerse a la víctima acostada, cubierta con mantas para mantener la temperatura y con las piernas elevada.

Consejos Prácticos

En lo posible evite exponerse de nuevo al factor causal. Evite los aerosoles para el cabello, perfumes y lociones para después de la afeitada.

¿Como se diagnostican las alergias?

Con frecuencia el paciente observa que el exponerse a ciertas sustancias le desencadena los síntomas molestos.

Por ejemplo: al tender la cama se expone al polvo y ello le desencadena estornudos, picor en la nariz, obstrucción y producción de abundante moco, o al comer ciertos alimentos o al administrarse cierto medicamento le aparecen ronchas en la piel.

Sin embargo, en muchas ocasiones, el paciente no puede observar qué sustancia le desencadena los síntomas. Por ejemplo: una sustancia que esta presente en varias formas o un alimento que se consuma mezclado con otros.

Afortunadamente el médico alergiasta podrá realizar pruebas dérmicas que consisten en aplicarle sobre la piel unas sustancias, generalmente de góticas, y hacer que entren un poco dentro de la piel para observar si en los siguientes treinta minutos se presenta una roncha en el sitio de la aplicación de la sustancia implicada.

Cuando ello ocurre, se ha logrado identificar qué le desencadena la alergia.

¿Cómo se tratan las alergias?

En algunas ocasiones, luego de identificar el alergeno causal, éste puede evitarse, como en el caso de ciertos alimentos, o disminuirse la exposición, por ejemplo, ante el polvo casero. En esas situaciones el principal modo de tratamiento es evitar la exposición.

Cuando esto no es posible en forma satisfactoria, existen medicamentos que ayudan a controlar los síntomas, como los antihistamínicos o los antiinflamatorios.

En ciertas ocasiones se podrán emplear vacunas, que suelen ser inyecciones repetidas del alergeno para que el individuo alérgico se habitúe. Es decir, se vuelva tolerante a dichas sustancias.

Como Convivir con su Alergia Nasal

Estimado paciente:

Su Doctor le ha diagnosticado a Ud. o a su hijo una condición médica conocida como RINITIS ALERGICA.

Esta es una entidad bastante frecuente y molesta en la que están involucrados factores hereditarios (hijos de padres alérgicos son aún más alérgicos y a edades tempranas) y factores ambientales que se comportan como “gallitos” o desencadenantes de los procesos alérgicos.

En la rinitis alérgica estos factores se conocen como INHALANTES, que vienen a ser todas las partículas volátiles que ingresan por las fosas nasales a las vías respiratorias superiores y que en los individuos predispuestos ocasionan una sensibilización y posteriormente el desarrollo de la alergia a dichas partículas; un clásico ejemplo de estos inhalantes son el polvo casero, pólenes de plantas, caspas y pelos de animales.

Existen además unos factores AGRAVANTES de estas alergias como son el frío, los cambios bruscos de temperatura y la contaminación ambiental. Debido a que por esta última lógicamente existirá una mayor cantidad de inhalantes en el medio ambiente.

De lo expuesto anteriormente se deduce que una parte muy importante del tratamiento de las alergias es la EVITACION de las partículas o inhalantes a las que se es alérgico y por consiguiente la HIGIENE AMBIENTAL de los sitios en que vive, labora o estudia el paciente es de crucial importancia para una buena respuesta al tratamiento.

ANTIHISTAMINICOS

Cuando usted lea esta cartilla su médico probablemente habrá determinado, según sea el caso, la necesidad de medicaciones antialérgicas tomadas por vía oral, conocidas como ANTIHISTAMINICOS, ó medicaciones tópicas (inhaladores o Sprays nasales) las cuales usted debe usar en forma juiciosa y puntual, por el tiempo determinado por el médico.

Este aspecto es de gran importancia ya que las condiciones alérgicas son de manejo a largo plazo y no basará tomar las medicaciones por unos pocos días o algunas semanas.

Igualmente las indicaciones sobre higiene ambiental que se expondrán más adelante deben ser mantenidas a lo largo del tiempo, para que sean efectivas, particularmente cuando se trata de niños pequeños y escolares, ya que la máxima expresión de los fenómenos alérgicos es a estas edades.

Higiene Ambiental

El primer principio básico que los padres y/o paciente deben aprender es que la HIGIENE AMBIENTAL se hace primordialmente en LA CASA, y dentro de ella principalmente en la habitación donde se duerme, ya que allí pasamos gran parte de nuestro tiempo diario.

Por esta razón gran parte de los ambientes exteriores, particularmente cuando se han detectado alergias a pólenes de plantas y a pastos, así como a las capas y pelos de algunos animales, elementos que primordialmente se encontrarán por fuera de la casa.

Por otra parte no podemos desconocer que el control ambiental por fuera de la casa, en los sitios de trabajo escuelas, colegios y sitios de recreación es mucho más difícil, con un factor agravante que es la alta polución y contaminación de nuestras grandes ciudades lo cual sin duda esta confirmado como un disparador de la alta tasa de alergias en nuestro medio.

Un aspecto importante para recortar es que las medidas que aquí se recomiendan, las cuales son básicamente para pacientes con Rinitis alérgica, son aplicables a pacientes con otras enfermedades alérgicas de las vías respiratorias como el asma bronquial, hiperreactividad bronquial, bronquitis asmatiforme, etc, ya que estas enfermedades comparten el mismo origen alérgico y con frecuencia se presentan en forma simultánea en el mismo paciente.

ALERGENOS

Esta cartilla le ayudará a identificar cuales son los principales “enemigos” del paciente alérgico, los cuales se conocen como ALERGENOS, su manera de evitarlos y le proveerá algunos recursos prácticos que le ayudarán a hacer más llevadero el día a día.

Los otros sitios son el paciente pasa la mayor parte de su tiempo son el sitio de trabajo o estudio.

Estos sitios son de más difícil control pues implican la convivencia con grupos de personas que no requieren las restricciones del paciente alérgico. Sin embargo se puede conciliar con los compañeros de trabajo, estudio y profesores para reducir la contaminación ambiental.

He aquí algunos consejos útiles:

1. Lidere en su oficina una campaña para mejorar el ambiente y reducir la contaminación.

Sus jefes apreciarán y apoyarán seguramente una campaña para erradicar los fumadores o cuando menos aislarlos a sitios para no fumadores muy específicos. Desde el punto de vista de la Salud Ocupacional contacte en su empresa a las personas encargadas de este aspecto y revise que haya normas de ventilación, aireación y manejo de inhalantes particularmente en empresas que manejen químicos y sustancias polucionantes.

Como ya se había mencionado anteriormente, la habitación del paciente alérgico debe tener unas características especiales de limpieza y mobiliario. Se deben seguir los siguientes principios.

1. En lo posible debe retirarse el tapete o la alfombra de la habitación.

El tapete no solamente dificulta las labores de limpieza diaria debido a que acumula gran cantidad de polvo y detritus, sino que en sus fibras habitan unos pequeños microinsectos conocidos como ACAROS (ver figura) Estos microinsectos que tienen hábitos nocturnos (duermen de día y salen en las noches) se alimentan de los detritus que coleccionan la fibra de los tapetes, alfombras, la ropa de cama, ñas felpas y peluches; en las noches cuando mantienen su más alta actividad invaden las vías respiratorias de los pacientes y son altamente alergizantes y responsables de gran cantidad de los síntomas nocturnos y matinales (al despertar en la mañana) como tos, congestión nocturna y estornudos al levantarse.

Posiblemente la mejor alternativa al tapete o alfombra es algún tipo de piso sintético de los cuales existen en el mercado muchas posibilidades; en general este tipo de pisos es económico y fáciles de instalar sin necesidad de preparación del área y sin necesidad de someterse a una “obra” en la casa.

Estos pisos además de ser sintéticamente agradables son fáciles de limpiar requiriéndose apenas un trapero húmedo que debe pasarse sin levantar polvo; recordar que la habitación del paciente alérgico debe asearse cuando este no este presente.

Aunque la situación ideal es tener todos los pisos de la casa bajo este concepto, si esto no fuera posible como mínimo ésta adecuación debe hacerse en la habitación del paciente que como ya se menciono es el sitio más importante de control ambiental.

Los pisos en MADERA también pueden considerarse una alternativa por su facilidad de limpieza, pero recuerde que son costosos y la mayoría de ellos implican una obra de gran envergadura en la casa de la cual debe estar totalmente alejado el paciente.

2. Deben retirase de la habitación todos los muñecos de felpa, peluches lanosos muñecas con pelo, etc.

Esto es usualmente traumático para los niños quienes usualmente tienen mucho aprecio por estos objetos y aún los adultos, quienes los han regalado, sufren con este aspecto y aveces no lo cumplen.

Sin embargo esto es extremadamente importante por la gran cantidad de alergenos que estos objetos coleccionan y sería muy bueno eliminarlos no sólo del ambiente de la habitación sino de la casa.

Si la situación se torna difícil con el niño, usted como padre negocie con el para adquirir otro tipo de juguetes como muñecos plásticos o similares y eventualmente si existe alguno “sin el cual el niño no pueda vivir”, envuélvalo cuidadosamente en papel celofán, ajústelo con una cinta y déjelo en la habitación SOLO PARA EXHIBICION.

No es buena idea guardar estos objetos en el closets pues allí se formará una convinación de polvo, residuos y eventualmente humedad que será aún más nociva. La anterior restricción también aplica para cobijas, frazadas lanosas y almohadas de plumas o rellenas de tela con las cuales los niños llegan a ser fieles compañeros.

Si la edad del niño lo permite explíquele ampliamente la importancia de retirar el objeto recalcándole que es por su bienestar. Sea gentil pero enérgico o terminará siendo manipulado por el niño.

3. Deben también retirarse de la habitación todos los objetos que puedan retener y acumular polvo. Son de particular importancia repisas, bibliotecas, libros, libreros, cuadros, sillas y sofás, jugueteros, etc.

Aquello de que la habitación de un alérgico escasamente debe estar la cama y si a caso una mesa de noche suena drástico y poco sugestivo desde el punto de vista de la decoración, pero el paciente alérgico lo agradecerá.

Recuerde que a menos que el espacio no lo permita no es buena idea que el sitio de hacer las tareas sea la habitación del niño; esta actividad traerá a la habitación multitud de objetos que favorecerán la acumulación de polvo.

Igualmente es deseable que el niño duerma solo, pero si esto no es posible la limpieza y aseo general de las personas que acompañan al niño, así como de sus ropas y objetos personales debe maximizarse.

4. El aseo de la habitación debe hacerse diariamente y en caso de que haya tapetes o alfombras deben ser cuidadosamente aspirados.

La herramienta ideal para la limpieza es el trapo y el trapero húmedos para no levantar polvo; limpie diariamente pisos, muebles, lámparas, persianas.

Evite todo tipo de limpiadores comerciales para esta labor ya que generalmente son altamente aromatizados y perfumados, siendo muy irritantes y sensibilizantes para la mayoría de los pacientes alérgicos. Evita así mismo ambientadores tanto en la habitación como en los baños (desodorizadores), ceras y blanqueadores de pisos.

Recuerde que la limpieza debe hacerse con el paciente fuera de la habitación o de la casa. Los niños altamente alérgicos deben ser relevados de las labores de limpieza de la casa: asígneles otras funciones y no permita que en el colegio se les obligue a hacer este tipo de tareas.

Pida a su médico una excusa para que no tenga que ejecutar este tipo de labores. Aspire diariamente, prestando particular atención a los rincones y sitios escondidos que además de concentrar polvo pueden guardar humedad.

Las aspiradoras potentes y con múltiples accesorios que permiten aspirar no sólo pisos y tapetes sino cortinas, ropa de cama, muñecos, etc., tipo RAINBOW, son muy útiles pero desafortunadamente muy costosas en nuestro medio.

5. La ropa de cama es extremadamente importante particularmente cuando se ha determinado alergias a los ACAROS, pues ya se mencionó que este es uno de los sitios preferidos por estos animalitos.

Deseche por tanto almohadas de plumas o rellenas; prefiera las almohadas de hule o espuma, se les conoce en los almacenes como “Antiálergicas”.

El colchón debe ser estrictamente aspirado y aireado idealmente una vez a la semana, presentando particular atención a las costuras, bordes y botones. Una buena idea es forrar el colchón con plástico ya que aislará los elementos nocivos.

Evite las cobijas de lana o de plumas y si el uso de estas es difícil de evitar debido a las condiciones de frío donde usted habita, hágales un forro con tela para sábana, dejándole una cremallera para que con frecuencia la pueda sacar, lavar y airear; con este forro protector se evitará el contacto directo con la ara del paciente.

6. Las cortinas de la habitación son elementos altamente retenedores de polvo y diversas partículas y con frecuencia se asean muy esporádicamente.

Prefiera cortinas verticales con telas de fácil limpieza y lavado; las cortinas pesadas y con muchos prenses son dispendiosas y costosas de lavar si se envían a lavandería.

Las persianas son una alternativa intermedia, decorativas en los cuartos de los niños, pero se requiere limpieza diaria con trapo húmedo.

7. La ropa de dormir debe ser sencilla y ligera, evite pijamas de lana o materiales afelpados, los cuales también deben ser evitados en la ropa diaria. Cambie frecuentemente la ropa de dormir.
8. Es posible que su médico una vez determine la alergia de los ACAROS, dictamine el uso de una sustancia ACARICIDA, es decir una sustancia para matar y disminuir la población de ácaros en la habitación, usualmente Acido Tánico.

Consulte su médico el le indicará donde le preparan la sustancia, a qué concentración y como utilizarla.

9. El control de humedad en la casa y particularmente de la habitación es de crucial importancia, pues está favorece el crecimiento de hongos y mohos, otras de las partículas frecuentemente involucradas en las alergias.

Este factor es muy crítico sobre todo en climas húmedos. Ventile diariamente la habitación en forma natural, prefiriendo las horas de la mañana.

Controle la presencia de humedades y filtraciones en techos y paredes. Vigile que no existan corrientes de aire en ventanas y muros y evite que las camas estén contra una ventana ya que el frío estimulará aún más los fenómenos alérgicos.

En algunos casos puede ser aconsejable la calefacción de habitaciones muy frías, como primeros pisos y habitaciones que colindan con jardines y terrazas.

En climas cálidos los aires acondicionados se desaconsejan formalmente ya que dentro de sus ductos se acumulan detritus, hongos y mohos, altamente nocivos para los alérgicos.

10. Son adecuados y bienvenidos los purificadores de aire.

Estos equipos que en nuestro medio son importados, son pequeños compresores eléctricos que absorben el aire por una entrada y lo pasan por una serie de filtros, que lo limpian de impurezas y residuos.

Se conectan en la habitación del paciente 30 a 60 minutos antes de acostarlo y aseguran un ambiente limpio durante la noche.

Son excelentes cuando el paciente presenta asma o algún tipo de alergia de vías respiratorias y son equipos que no son excesivamente costosos para el beneficio que ofrecen.

11. Periódicamente haga un “aseo general” de la habitación, retirando absolutamente todos los muebles de la misma, aspirando todos los rincones y esquinas, limpiando paredes y ventanas.
12. Por ningún motivo FUME dentro de la casa y mucho menos en las habitaciones.

Está absolutamente comprobado el efecto nocivo del tabaco en las vías respiratorias del paciente alérgico que ya de por sí están inflamadas, siendo este efecto igualmente perjudicial tanto en el fumador activo como en el PASIVO.

13. La presencia de MASCOTAS como perros, gatos, pájaros, etc están PROHIBIDOS dentro de la casa y especialmente dentro de la habitación donde suelen descansar en los mismos sitios en que duerme el paciente.

Las alergias a capas y pelos de los animales son muy frecuentes, además de que las mascotas incrementan la presencia de ácaros y otros parásitos.

El aconsejar el retiro de una mascota es una de las cosas más difíciles de manejar con niños que se han encariñado con ellas y debe ser enfrentado con delicadeza pero con energía.

Si su médico determina en las pruebas de alergia sensibilidad específica a alguna caspa o pelo de animales la evitación debe ser máxima.

14. Por ningún motivo permita la presencia del paciente alérgico cuando se ejecuten en la casa obras de albañilería, carpintería, pintura, etc.

Consejos Prácticos

  •  Si desea acostumbre a portar un documento o placa se identificación donde especifique a que sustancias es usted alérgico.
  • En una visita médica o ingreso a un servicio de urgencias, informe las sustancias a las cuales usted y sus hijos son alérgicos.
  • Informe a sus familiares cercanos sobre la existencia de sus alergias. Ellos podrán ser consultados en caso de que usted sufra un accidente.
  • Acostúmbrese a conservar los nombres comerciales y la composición química de los medicamentos a los cuales usted y sus hijos son alérgicos.
  • Nunca consuma medicamentos sin el consentimiento de su médico.
  • Tenga a mano el teléfono de un servicio de consulta en caso de urgencia.

En caso de alergias severas, porte siempre la medicación ordenada por su médico y las indicaciones para su uso.

Comentarios Finales

Espero que al final de la lectura de esta carilla usted como paciente alérgico o padre de un paciente alérgico haya comprendido la importancia del concepto de la HIGIENE AMBIENTAL EN EL TRATAMIENTO DE LA ALERGIA.

Al leer las restricciones, que a veces suenan exageradas, puede ser inicialmente desalentador el enfrentamiento a esta enfermedad; pero lo será aún más si usted no guarda los mínimos cuidados de evitación de los ALERGENOS, pues se perderá en gran parte el efecto benéfico de los medicamentos que su médico le ha prescrito.

Con el tiempo y con perseverancia e involucrando a todos los miembros del grupo familiar empezando por el mismo paciente, estas sencillas pero efectivas medidas se conviertan en parte de la rutina diaria y perderán el concepto de “tortura o martirio” par pasar a ser parte del día a día normal.

Mucha suerte!! Y recuerde: cualquier duda consúltela a su médico.

DR ALVARO PEDRAZA MANTILLA
OTORRINOLARINGOLOGO – JEFE DE LA UNIDAD DE OTORRINOLARINGOLOGIA
UNIVERSIDAD JAVERIANA
HOSPITAL UNIVERSITARIO DE SAN IGNACIO

Más Enfermedades y Guías de Salud, CLICK AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!