Que es el Cáncer

El cáncer es una enfermedad que se caracteriza por una división y crecimiento descontrolado de las células. Dichas células poseen la capacidad de invadir territorios no ajenos al suyo viajando a través del torrente sanguíneo.

La división celular está controlada por el balance de la actuación de los genes supresores del crecimiento (antioncogenes, reguladores negativos del crecimiento) y los genes inductores del mismo (oncogenes, reguladores positivos). Cuando estos mecanismos de control se alteran en una célula (bien por mutaciones o por iteracción de estos sistemas con proteínas virales) se inicia un proceso de división descontrolada que puede dar lugar a un tumor o nódulo.

Cuando las células que constituyen dicho tumor no poseen la capacidad de invadir y destruir otros órganos, hablamos de tumores benignos. Pero cuando estas células además de crecer sin control sufren nuevas alteraciones y adquieren la facultad de invadir tejidos y órganos de alrededor (infiltración), y de trasladarse y proliferar en otras partes del organismo (metástasis), se denomina tumor maligno, que es a lo que llamamos cáncer.

Las características de las células de un tumor maligno son:

1. Displasia: los mecanismos reguladores que mantienen el equilibrio de las células son incapaces de controlar su división, produciendo un cúmulo de células. Normalmente da lugar a un bulto o tumor.
2. Neoplasia: las células presentan variaciones en su forma, tamaño y función. Estas células dejan de actuar como deben y adquieren nuevas propiedades que configuran el carácter maligno (cáncer).
3. Capacidad de invasión: el cáncer puede extenderse por el organismo, utilizando para ello diferentes vías. Las más comunes son:

• La propagación local. Las células tumorales invaden los tejidos vecinos, infiltrándose en ellos.
• La propagación a distancia. Ocurre cuando algún grupo de células malignas se desprende del tumor original donde se generó para trasladarse a otros lugares del organismo. Fundamentalmente, se propagan por los vasos sanguíneos y linfáticos, para después desarrollar tumores malignos secundarios.

Cáncer y estrés oxidativo

Es ampliamente conocido el hecho de que los radicales libres dañan sobremanera el DNA. Muchos de los daños ocasionados pueden producir mutaciones en genes claves implicados en control del crecimiento celular. Al dañar la funcionalidad de estos genes o de las proteínas que estos codifican se altera el crecimiento celular induciendo a entrar a la célula en un crecimiento descontrolado. El cóctel de antioxidante de VIUSID disminuye los niveles de estrés oxidativo impidiendo la acumulación de daños en las células.

Un nivel alto de estrés oxidatrivo favorece la replicación viral esto es importante si tenemos en cuenta que muchos tumores tienen un origen viral. Un disminución de los niveles de estrés oxidativo mediada por VIUSID controla la replicación de virus que puedan estar implicados en tumorogénesis. Además el incremento de las defensas alerta al sistema inmune de las células que puedan estar infectadas o no, favoreciendo su destrucción.

Curiosamente la expresión de algunos receptores de membrana plasmática implicados en la metástasis depende de los niveles altos de estrés oxidativo. Un disminución en los niveles de estrés oxidativo debe mediado por VIUSID debería ayudar a controlar la metástasis.

Tratamiento para el Cáncer

Las principales modalidades de tratamiento son:

– Cirugía: suele ser el principal tratamiento para determinados tumores.
– Radioterapia: consiste en el empleo de radiaciones ionizantes de alta intensidad para tratar el cáncer. Es un tratamiento local o loco-regional (cuando se incluyen los ganglios próximos al tumor).
– Quimioterapia: Su objetivo es destruir, empleando una gran variedad de fármacos, las células que componen el tumor con el fin de reducir y/o eliminar la enfermedad. A los fármacos empleados en este tipo de tratamiento se les denomina fármacos antineoplásicos o quimioterápicos.

Nutrición en el tratamiento del cáncer

El régimen alimentario es una parte importante del tratamiento del cáncer. El consumo de los tipos adecuados de alimentos antes, durante y después del tratamiento puede ayudar al paciente a sentirse mejor y conservar su fortaleza. A fin de garantizar una nutrición adecuada, el individuo debe comer y beber suficientes alimentos que contienen nutrientes fundamentales (vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos, grasas y agua). No obstante, en el caso de muchos pacientes, algunos efectos secundarios del cáncer y sus tratamientos dificultan la ingestión adecuada de alimentos. De ahí la importancia de un suplemento nutricional como el VIUSID. Se observan repercusiones en el apetito, el gusto y la capacidad de comer los suficientes alimentos o absorber los nutrientes de los alimentos. La malnutrición (falta de nutrientes clave) es una consecuencia probable, con lo cual el paciente se siente débil, cansado e incapaz de resistir las infecciones o tolerar los tratamientos del cáncer (puede producir problemas de astenia). El consumo de cantidades insuficientes de proteínas y calorías es el problema nutricional más común al que se enfrentan muchos pacientes de cáncer. Las proteínas y las calorías son importantes para la curación, la lucha contra la infección y el suministro de energía.

La anorexia (la pérdida del apetito o del deseo de comer) es un síntoma común en las personas con cáncer. Puede ocurrir al comienzo de la enfermedad o más adelante cuando el tumor crece o se disemina. Algunos pacientes podrían padecer anorexia al momento del diagnóstico del cáncer. Casi todos los pacientes que tienen cáncer metastásico padecerán anorexia. Esta afección es la causa más común de malnutrición en los pacientes de cáncer. Nuestros estudios demuestran que VIUSID aumenta considerablemente el apetito en personas que sufren este tipo de alteraciones.

La caquexia es un síndrome de emaciación o desgaste físico que produce debilidad y pérdida del peso, grasa y músculos. La anorexia y la caquexia suelen ocurrir juntas. La caquexia puede ocurrir en personas que ingieren suficientes alimentos, pero que no pueden absorber los nutrientes. La caquexia no se relaciona con el tamaño, el tipo o la metástasis del tumor. La caquexia durante el cáncer no equivale a desfallecimiento por hambre. El cuerpo de una persona sana puede adaptarse a este tipo de desfallecimiento al disminuir el empleo de nutrientes, pero en los pacientes con cáncer, el cuerpo no realiza esta adaptación.

La terapia nutricional puede ayudar a los pacientes con cáncer a obtener los nutrientes que necesitan a fin de mantener el peso corporal y la fortaleza, evitar las lesiones en el tejido corporal, reconstruir tejido y combatir infecciones. Las pautas para el consumo de alimentos para los pacientes con cáncer pueden ser muy diferentes a las sugerencias usuales para el consumo saludable de alimentos. Las recomendaciones sobre nutrición para los pacientes con cáncer están diseñadas a fin de ayudarlos a tolerar los efectos del cáncer y su tratamiento. Algunos tratamientos del cáncer son más eficaces si el paciente está bien alimentado y consume las calorías y las proteínas necesarias en el régimen alimentario. Las personas que comen bien durante el tratamiento de la afección pueden incluso tolerar dosis más altas de ciertos tratamientos. Nuestros estudios clínicos con VIUSID así lo demuestran.

loading...

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!