Privación del Sueño: Efectos Adversos

Privación del Sueño

En un mundo que nos obliga a mantenernos en movimiento cada vez más y descansar cada vez menos, es necesario conocer qué tipo de efectos adversos puede llegar a producir la privación del sueño, los cuales van desde problemas de memoria hasta daños en el organismo.

Si te has visto sometido a una disminución de tus horas de sueño y te preocupa lo que eso puede estar haciéndole a tu cuerpo, tal vez sea hora de que conozcas a qué podrías enfrentarte.

¿Cuáles son los efectos de la privación del sueño en el organismo?

La falta de sueño puede desencadenar problemas en el organismo, algunos de los más comunes son los siguientes:

Enfermedades cardiovasculares

La privación del sueño causa que el cuerpo no pueda regular el cortisol, la hormona del estrés, y esto desencadena un aumento de la presión arterial que puede llegar a afectar la salud considerablemente, dando como resultado enfermedades cardiovasculares con consecuencias fatales en algunos casos.

Puede ocasionar diabetes

Se sabe que con la falta de un buen sueño, el cuerpo comienza a liberar menos insulina y por ende los niveles de azúcar en la sangre comienzan a aumentar, lo que se convierte en un ciclo que puede llegar a desencadenar el padecimiento de diabetes, por lo que es necesario que mantengas una dieta saludable y un buen ciclo de sueño.

Afecta las defensas y al sistema inmunológico

Recientes estudios han demostrado que un mal sueño puede afectar el sistema inmunológico directamente, ya que la privación del sueño ocasiona que se produzcan menos citoquinas, las cuales son una proteína que se encarga de luchar contra infecciones e inflamaciones, desencadenando la respuesta inmune natural del organismo para combatirla, esto hace que seamos más vulnerables ante enfermedades. 

Envejecimiento prematuro

Se ha demostrado que dormir mal puede llegar a afectar a la piel, eso se puede ver con las ojeras y la coloración amarillenta de la piel en ciertas ocasiones de falta de sueño, esto se debe a que la privación de sueño libera cortisol y en grandes cantidades puede llegar a descomponer el colágeno en la piel, que en condiciones normales se encarga de mantenerla lozana, a causa de esto se pueden llegar a producir arrugas de forma prematura.

¿La privación del sueño afecta la mente?

La falta de sueño no solo ocasiona daños al organismo, también a la mente, debido que dormir mal te hará menos productivo en el día. De igual forma desencadenará patologías psicológicas como la ansiedad, ataques de pánico o incluso depresión, esto acompañado de irritabilidad y una mala capacidad de tomar decisiones; lo cual será una mala combinación para poder funcionar a la mejor capacidad durante tu vida diaria. (Vea También: Endometriosis: Síntomas y tratamientos)

Hay que tener en cuenta además que estas afecciones en la mente pueden ocurrir en cualquier momento y no solo cuando la privación del sueño es constante.

Aunque esto último, aumenta el riesgo significativamente, por lo cual es recomendable dormir las horas correspondientes en el momento que tu cuerpo lo requiera.

Elementos esenciales para tener un buen sueño y descanso

Existen ciertos elementos fundamentales para poder obtener un sueño profundo y reparador, para así poder evitar las consecuencias de la privación del mismo.

Lo primero a tener en cuenta es la duración; ya que los expertos recomiendan que un buen descanso debe durar alrededor de 8 horas al día para poder recuperar la energía.

Lo segundo a tener en cuenta es la continuidad del sueño, ya que de nada sirve tener un sueño largo pero con intermitencias, lo esencial es poder descansar al menos 8 horas seguidas para tener los efectos reparadores del mismo.

Y finalmente, la profundidad del sueño es el factor final que ayudará que el cuerpo pueda repararse a sí mismo y evitar liberar cortisol; que puede desencadenar todo tipo de enfermedades físicas y mentales.

Protege tus patrones de descanso

Poder proteger tus horas de sueño para evitar los riesgos que la privación del descanso produce en ocasiones no es tarea fácil. Algunos aspectos como el estudio, el trabajo e incluso problemas de pareja o con la familia; pueden ser detonantes para que el descanso se vea completamente entorpecido.

En este sentido la mayor de las recomendaciones es crear horarios de descanso que contribuyan a la regeneración de las energías, dándole al cuerpo la oportunidad de recuperarse luego de un día agotador.

Esto implica además la idea de no dejarse abrumar por los roces con otras personas; y de ser necesario buscar ayuda profesional.

Más Temas de Salud AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!